Compartir
Publicidad

Devolver el coste del teléfono en saldo, ¿nueva estrategia?

Devolver el coste del teléfono en saldo, ¿nueva estrategia?
1 Comentarios
Publicidad

Una de las primeras cosas que supimos de Simyo es que no subvencionaría móviles y que además los vendería libres, sin contratos de permanencia. Pero esto no significa que, aunque no pague parte del precio del teléfono, no pueda devolver esa cantidad en saldo.

Y eso es lo que han hecho con la nueva incorporación a su catálogo. Se trata de un Nokia 1650 libre que se vende a 50 euros (por lo tanto, sin subvencionar), pero que incluye 50 euros de saldo, o 60 si hacemos una portabilidad.

Este puede ser un nuevo método de atraer clientes sin recurrir a la subvención de móvil en un país en el que la mayoría de la gente cambia de operador por un terminal mejor: un mercado saturado, que no maduro, donde importa más el precio del teléfono que el de las llamadas, aunque acabemos pagando el terminal con creces.

Yoigo afirmó en su nacimiento que no entraría en competiciones por móviles baratos, aunque lo ha acabado haciendo (y con la promoción de San Valentín, incluso acabó regalándolos vendiéndolos a 0 euros). ¿Puede ser esta una nueva manera de tener ofertas atractivas sin tener que regalar los teléfonos? La operadora recibe clientes, y la inversión en regalar saldo es menor que en rebajar el precio, ya que es un dinero cautivo, que sólo puede usarse en sus servicios.

Las grandes operadoras, por su parte, también ofrecen grandes cantidades de saldo (hasta 100 euros), pero se trata de promociones condicionadas a que efectuemos varias recargas en un tiempo determinado, no superior a los dos meses, y en el caso de Movistar no se trata de saldo sino de un bono.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio