Compartir
Publicidad

HTC abandona la puja por Palm

HTC abandona la puja por Palm
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La nada despreciable cifra de 1.199 millones de dólares (poco más de 900 millones de euros) es el precio que, según apuntan ciertos rumores, pide la actual junta ejecutiva de Palm como pago a aquellas empresas que deseen hacerse con la compañía de Sunnyvale. Sin embargo, el valor de venta de la compañía estadounidense podría sufrir algunos recortes a la vista de la retirada de varios de sus pretendientes. Primero fue ZTE seguido de Huawei para finalmente, tal y como ha saltado a la luz pública esta mañana, HTC retirase su oferta tras echar un vistazo a los libros de contabilidad de Palm.

Con la compañía taiwanesa ya son tres las compañías que se retiran de la pugna con hacerse con la legendaria marca de dispositivos de bolsillo, quedando únicamente Lenovo como principal candidata a hacerse con el título de propietadad en exclusiva.

De este modo, la compañía china puede aprovechar la oportunidad para sacar provecho de su rápido crecimiento de mercado y expandirse en los Estados Unidos donde aún tiene una mínima presencia en comparación con otros mercados.

jon-rubinstein.jpg

La política de adquisiciones llevada a cabo por Lenovo en los últimos años le ha llevado a situarse como la cuarta mayor empresa fabricante de ordenadores a nivel mundial, alcanzando los 2.400 millones de dólares de reservas en efectivo a finales del pasado año. Lo que la lleva a convertirse en la opción más probable como futura propietaria de Palm.

Por otro lado, la retirada de HTC no ha hecho otra cosa más que reavivar la idea de que el fabricante taiwanes haya optado finalmente por la vía de desarrollar su propio sistema operativo.

Mientras Jon Rubinstein insiste en su política de venta de licencias del sistema operativo webOS a otros fabricantes como medida de urgencia para alcanzar ciertas cotas de rentabilidad en un plan de viabilidad diseñado por él mismo y que por el momento no ha obtenido resultados favorables visibles. Por si acaso, el propio Rubisntein dice “no descartar tener en cuenta cualquier oferta razonable de compra que surja”.

Vía | Reuters | Financial Times.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio