Compartir
Publicidad
La consolidación del mercado de banda ancha fija empieza a dejar sin oxígeno a los operadores pequeños
Mercado

La consolidación del mercado de banda ancha fija empieza a dejar sin oxígeno a los operadores pequeños

Publicidad
Publicidad

El mercado de banda ancha fija gira en torno a tres grandes proveedores (Movistar, Vodafone y Orange), uno en crecimiento (el grupo MásMóvil) y varias opciones de tamaño limitado, como las cableras del norte y numerosos operadores locales. Y esa concentración alrededor de tres o cuatro grandes marcas está llevando a una consecuencia previsible, que los más pequeños se quedan sin hueco.

A principios de 2016 ese grupo de operadores fuera de los grandes, que incluye entre otros a Euskaltel, R y telecable, apenas ganaban más de 1.000 líneas al mes pero el primer mes de 2017 ha sido realmente complicado. El buen rendimiento de los grandes operadores y el auge de MásMóvil han provocado que los pequeños operadores perdiesen 2.300 líneas en enero, siendo un presagio de lo que pueden tener por delante.

Enero fue un buen mes para todos los grandes operadores en el mercado de las conexiones a internet fijas. Vodafone acompañó sus números positivos en móvil manteniendo el liderazgo de ganancia de clientes de banda ancha, 30.350 concretamente, aunque la distancia frente al siguiente operador, MásMóvil, fue de apenas 4.000 líneas.

Tras ellos el tercer operador que más clientes de internet fijo ganó en enero fue Movistar, que mejora ligeramente los datos de diciembre, cerrando el ranking Orange, que también supera su resultado anterior pero se queda muy lejos de sus mejores cifras de los últimos 12 meses.

Pero sin duda alguna, el dato más llamativo es el del "resto". Ese saco en el que la CNMC mete a todos esos operadores de menor tamaño, desde los Euskaltel, telecable y R, que podrían acabar siendo una misma compañía, hasta las decenas de compañías locales repartidas por todo el país, ha perdido 2.356 líneas. Se trata de la primera pérdida de clientes de este grupo desde noviembre de 2015 y la mayor que podemos ver en todos los registros de la CNMC Data, que comienzan en enero de 2014.

Cuando tengamos los datos de febrero veremos si enero solo ha sido un mal mes o si es el inicio de una tendencia a la baja

La cuestión ahora será ver en posteriores datos si enero será solo un mes para olvidar o el inicio de una tendencia a la baja de los rivales de los grandes operadores. Porque de la supervivencia de pequeñas alternativas puede depender la competencia y como vemos en el siguiente gráfico, la porción del mercado que queda fuera de Movistar, Vodafone y Orange ha disminuido drásticamente en los últimos años.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos