Compartir
Publicidad

Los accionistas de MásMóvil, a la espera de un cambio de Comisaria de Competencia para hacer caja

Los accionistas de MásMóvil, a la espera de un cambio de Comisaria de Competencia para hacer caja
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El crecimiento de MásMóvil en los últimos años es espectacular a todas luces. Fue precisamente otro movimiento corporativo, la compra de Jazztel por parte de Orange, la que le dio alas para crecer y acabar convirtiéndose en el cuarto operador del país como es ahora. El mayor salto vino con la compra de Yoigo, que le obligó a ampliar su capital, dando a entrada a fondos de inversión que ya estarían pensando en hacer caja.

Los fondos de inversión tienen un objetivo muy claro a la hora de entrar en una empresa: hacerla crecer para en un plazo medio vender su participación y obtener rentabilidad. Ese beneficio ya lo tienen asegurado los numerosos fondos que entraron cuando la empresa valía menos de 1.000 millones de euros, ahora está valorada en más de 2.300 millones, pero el problema es encontrar un comprador. Desde Expansión sitúan a Orange y Vodafone entre los candidatos, pero el problema pasa por la actual Comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.

Vestager es un hueso duro de roer. Bajo su lupa pasan todos los grandes movimientos corporativos y ya tiene varias paralizaciones de compras de operadores a sus espaldas. Tras autorizar con muchas condiciones, principalmente para fortalecer a otros operadores, la compra de O2 (de Telefónica) por parte de Three en Irlanda, la misma operación no se pudo repetir en Reino Unido por las exigencias de Bruselas. Incluso TeliaSonera y Telenor desistieron en su intento de fusionar su negocio en Dinamarca, ante las demandas que llegaban desde la capital europea.

La venta de MásMóvil sería misión imposible

MásMóvil

La principal objeción de Bruselas siempre ha sido la misma: reducir cualquier mercado de cuatro a tres operadores con red reduciría a su vez la competencia. Así, las operaciones que han salido adelante, como la compra de Jazztel por parte de Orange, han sido condicionadas a la venta o cesión de activos para que un tercer operador tomase el relevo del comprado. Es por ello que la compra de MásMóvil por parte de un competidor sería muy complicada.

Bruselas no permite que ningún mercado reduzca de cuatro a tres el número de operadores con red móvil propia

Expansión señala a Orange o Vodafone como posibles compradores de MásMóvil, pero siempre a partir de 2019, cuando Vestager tiene que dar el relevo en su puesto. A día de hoy ese movimiento sería posible pero el comprador se quedaría prácticamente solo con los clientes del comprado, ya que seguramente todos sus activos (red fija y móvil) e incluso acuerdos de acceso a redes de terceros, tendrían que ser liberados para la creación de un nuevo cuarto operador.

¿Vale la cartera de clientes del Grupo MásMóvil, cinco millones de líneas móviles y el medio millón de líneas de banda ancha fija, su actual valor en bolsa? Normalmente el precio de compra de un operador se aproxima a 10 veces su EBITDA anual, de 238 millones de euros en 2017, por lo que estaría dentro de esos cálculos, aunque los vendedores siempre solicitarán un plus sobre el valor en bolsa. Pero como hemos dicho, mientras Vestager siga en su puesto la compra sería muy complicada. Los accionistas de MásMóvil tendrán que esperar.

Vía | Expansión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio