Compartir
Publicidad

Los mercados emergentes, la próxima gran conquista de los smartphones

Los mercados emergentes, la próxima gran conquista de los smartphones
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El lanzamiento de los nuevos Nokia Asha 501 ha vuelto a demostrar el interés de las grandes por los mercados emergentes, donde hasta ahora los 'feature phones' eran los reyes del mambo y donde de un tiempo a esta parte diversos desarrollos están llevando el concepto de smartphones de bajo coste.

De hecho, Nokia ya planteaba ese tipo de soluciones con su familia Asha, pero su anterior plataforma software no podía competir con los cada vez más potentes proyectos de Google --Android también está disponible en smartphones de gama baja-- o con plataformas que están pensadas específicamente para este tipo de segmento, como Firefox OS.

Los smartphone ya no son un producto para ricos

HTC One

Hasta no hace mucho, el concepto de smartphone estaba asociado a la gama alta de dispositivos móviles: las soluciones de la primera generación tenían unos precios elevados que hacían sus prestaciones inaccesibles para la mayoría de los usuarios.

Las operadoras aliviaron ese tema --al menos, en apariencia-- y facilitaron el acceso a los terminales de última hornada con los subsidios de los fabricantes y los contratos que incluían en sus cuotas el pago financiado de dichos terminales, pero estos planes solo estaban presentes en países desarrollados.

Pero afortunadamente la evolución del mercado fue la esperada: la popularidad de este segmento hizo que los precios se redujeran gradualmente, y hoy en día solo los buques insignia de las grandes siguen manteniendo esos elevados precios. Por debajo han aparecido toda una nueva hornada de smartphones de gamas media y baja que, eso sí, son igual de 'smart' que sus hermanos mayores.

Los nuevos Asha aparecen en el momento justo

Nokia Asha 501

Ya hemos visto como la nueva Plataforma Software Asha ofrece todo lo que un usuario medio podría esperar en un smartphone actual, y hereda las virtudes de MeeGo que tanto se alabaron en el Nokia N9.

Esa nueva plataforma llega además en el mejor momento posible: cuando varios proyectos parecen haber levantado la liebre de los mercados emergentes al mismo tiempo. Los países que hasta ahora no habían sido favorecidos por la llegada de estas tecnologías tendrán ahora probablemente demasiadas opciones.

A estos Asha 501 --que a buen seguro pronto tendrán acompañamiento con otros modelos de la familia-- les acompañarán algunos modelos Android de bajo coste, pero sobre todo hay plataformas que como la de Nokia están íntegramente pensadas para esos mercados.

Una competencia pensada por y para los nuevos mercados

Firefox OS

Firefox OS es la más interesante a priori. Los acuerdos con operadoras y fabricantes parece garantizar el futuro de esta propuesta de Mozilla que es especialmente atractiva por su apuesta total por estándares abiertos.

No será la única, desde luego: el proyecto Tizen defendido por Samsung también tiene visos de llegar con fuerza al mercado de los smartphones de bajo coste, y teniendo en cuenta el momento dulce que vive Samsung, esa propuesta también tiene sus opciones.

Otros proyectos como el de Canonical con Ubuntu parecen algo más ambiciosos, pero la versatilidad de esta distribución podría llevar también esta plataforma --aunque no antes de 2014-- a terminales con costes muy comedidos.

¿Qué hay de Android?

Android en mercados emergentes

Tendemos a pensar en Android como el protagonista del mercado de los smartphones de las gamas media y alta, pero en realidad la plataforma móvil de Google es igualmente capaz de acometer la conquista de los mercados emergentes.

Los smartphones fabricados en China son un buen ejemplo. O malo, según se mire: sus prestaciones son a menudo equiparables a los de los buques insignia de HTC, Samsung o Sony, y sin embargo, sus precios suelen ser un 50% más reducidos (e incluso más) que los de sus "homólogos" en mercados desarrollados.

De hecho, optar por componentes algo más económicos también está convirtiéndose en una interesante propuesta para esos fabricantes. Los nuevos procesadores dual-core de MediaTek son un buen ejemplo, y dejan claro que Android puede entrar con fuerza en este mercado.

Marc Andreessen, el legendario co-creador de Netscape que es célebre por acertar con sus vaticinios en el mundo de la tecnología también lo dejó claro en una reciente entrevista en Bloomberg, en la que declaró que "el smartphone Android de 50 dólares está a punto de llegar al mercado de forma global". Desde luego todo apunta a ello.

Así que yo iría quitándome de la cabeza esa idea de que Android está solo en lo mejor de lo mejor, porque dudo mucho que Google y sus partners (incluida Samsung) dejen escapar la oportunidad de ofrecer todas las virtudes de Android a un mercado ávido de dar el salto al mundo de los smartphones.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos