Compartir
Publicidad
Todas las posturas en torno a la apertura de la fibra de Movistar: a favor y en contra
Mercado

Todas las posturas en torno a la apertura de la fibra de Movistar: a favor y en contra

Publicidad
Publicidad

El pasado miércoles saltó la noticia. La CNMC, a falta de escuchar a distintos actores, ha decidido que Movistar tendrá que abrir su red de fibra a sus rivales sin límites de velocidad en toda ciudad donde no haya al menos tres redes fijas de nueva generación, lo que deja fuera solo a 34 ciudades, que representan al 28% de la población española.

Obviamente, la primera reacción fue la del principal afectado, Movistar, compañía desde la que se apresuraron a mostrar su inquietud frente a la decisión del regulador, además asegurando que ponían en revisión el futuro de su despliegue. Y aunque puede parecer que todas las posturas han ido en contra de la CNMC, no ha sido así. Por eso vamos a recopilar todas ellas en un solo artículo.

A favor de la CNMC: los rivales de Movistar

De momento, entre los que aplauden la propuesta definitiva del regulador solo encontramos a los rivales de Movistar. Concretamente, sus dos grandes oponentes han transmitido posiciones muy similares, aunque se mantienen expectantes a falta de conocer todos los detalles y letra pequeña de la decisión de la CNMC.

Los primeros en transmitir su postura fueron Orange. Mientras nos aseguraban que sus planes de despliegue de fibra se mantenían (14 millones de hogares alcanzados para 2020), señalaban que la decisión del regulador iba en la buena dirección, "ya que la nueva regulación reconoce el esfuerzo inversor de los operados que apostamos por el despliegue de fibra", añadiendo además que "es un paso crítico y necesario tras muchos meses de consultas para establecer medidas más acordes que las que todavía estaban en vigor desde 2009".

Desde Vodafone nos señalaron que a su parecer la propuesta definitiva de la CNMC "encuentra el punto de equilibrio entre la fomentación de la competencia y de las inversiones", añadiendo también que la reacción de Movistar fue la propia de un incumbente, con la amenaza directa de la paralización de su despliegue. Aun así, desde el operador británico esperan conocer detalles como los precios de acceso mayorista o los tiempos de provisión para hacer una valoración más completa.

En contra de la CNMC: UGT y asociaciones

Y mientras los principales rivales de Movistar se posicionaban a favor de la decisión tomada por el regulador, parece que todo el resto aquel que tiene que decir algo sobre el tema se ha posicionado en el bando de Movistar, ya sean sindicatos como la UGT o diversas asociaciones de consumidores.

Movistar ya lo dejó claro:

Telefónica manifiesta su profunda preocupación por la mencionada regulación en la medida en que la misma va a tener como consecuencia el posible freno de la inversión en nuestro país y que se pueda poner punto y final al modelo de éxito que ha supuesto el despliegue de fibra óptica al hogar en España, que ha superado en cuanto a número de hogares pasados, a cualquier país europeo. Telefónica anuncia que pone en revisión sus planes de despliegue a la espera de una lectura en profundidad de la referida resolución.

Pero tras ellos llegó la opinión de la UGT. El sindicato ve un avance en la nueva propuesta de la CNMC, pero cree que el regulador se despreocupa del efecto en el empleo que pueda tener. Así, desde el sindicato consideran que teniendo los operadores alternativos a su disposición las canalizaciones de Movistar, no entienden las razones por las que se obliga al operador a abrir una red pagada de su bolsillo.

Por último, ayer el elEconomista recogía la opinión de seis asociaciones, que consideraban que "(la regulación propuesta) puede ocasionar el descenso en inversión en nuevas redes que son imprescindibles para el desarrollo de la economía digital y para proporcionar cohesión social y territorial, reduciendo la brecha digital".

Sin los detalles, la discusión es en vano

Como vemos cada contendiente tiene sus razones, más o menos discutibles. Los rivales de Movistar no ven un riesgo en el futuro de las inversiones, las cuales han asegurado que mantendrán, mientras que en el otro bando solo ven aspectos negativos, tanto en el empleo como en la competencia entre compañías.

Ahora la CNMC está pendiente de la opinión del Ministerio de Industria (que perfectamente se podría posicionar en contra si acudimos a la hemeroteca) y la Comisión Europea (incógnita), pero todas estas discusiones son en vano a falta del detalle más importante: el precio de acceso mayorista a la fibra de Movistar.

Ya pasa con la regulación actual (permite a los rivales de Movistar hacer uso de su fibra pero ofreciendo velocidades máximas de 30 megas) que debido al precio mayorista casi ningún alternativo ha visto rentable hacer uso de esa opción, lo que podría volver a pasar en esta ocasión. Por eso, hasta que conozcamos ese detalle, toda discusión es en vano.

En Xataka Móvil | Fibra vs cobre: el riesgo de una mayor brecha digital sobrevuela España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio