Acusan a Meta de comprar Instagram y WhatsApp con fines monopolísticos y de lucrarse con los datos personales de sus usuarios

Acusan a Meta de comprar Instagram y WhatsApp con fines monopolísticos y de lucrarse con los datos personales de sus usuarios
4 comentarios

Facebook ha podido cambiar su nombre a Meta pero continúa arrastrando los mismos problemas que antes de alterar su nomenclatura. Uno de los temas que persigue a la compañía dirigida por Mark Zuckerberg es la sempiterna amenaza de las demandas por monopolio, una de los cuales ya fue desestimada hace algunos meses.

Sin embargo, la misma demanda parece haber prosperado a ojos de un nuevo juez y su intento de bloqueo de la misma ha fracasado. Ahora, la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, conocida habitualmente por sus siglas FTC, ha recibido el visto bueno necesario para hacer prosperar dicha demanda. Lo que se exige a Facebook, ahora ya Meta, es que venda tanto Instagram como WhatsApp.

Objetivo: eliminar la competencia

Ésa fue la intención de Facebook cuando afrontó la compra de WhatsApp (en primer lugar) y de Instagram a tenor de lo que indica la demanda presentada y que ahora prospera a ojos de la FTC estadounidense. El proceso fue inicialmente desestimado pero ahora recibe el apoyo del juez James Boasberg, lo que implica que la demanda prospera y llegará finalmente a los tribunales.

En un primer momento, dicha demanda fue subestimada alegando Facebook a unas declaraciones realizadas por la presidenta de la FTC, Lisa Khan, antes de acceder al citado cargo, pero ahora se giran las tornas y el proceso llegará a la sala para que el juicio dé comienzo. En el movimiento que da paso a la demanda se indica que en esta ocasión la demanda se ha presentado de una forma "más robusta y detallada" y en ella se explica que el movimiento de Facebook comprando Instagram y WhatsApp tenía fines monopolísticos.

Días después de producirse este hecho, Facebook se enfrenta a otro serio problema desde el otro lado del océano Atlántico. En Reino Unido se ha presentado otra demanda similar que solicita una multa para el gigante de las redes sociales de 3.200 millones de dólares, unos 2.800 millones de euros al cambio actual.

Dicha demanda habla de que Facebook explotó la información personal de 44 millones de usuarios en las islas británicas, abusando así de su posición dominante en el mercado. La demanda habla específicamente del uso de datos de los citados usuarios entre los años 2015 y 2019, como indica Liza Lovdahl Gormsen, asesora principal del organismo de control de la FCA británica, la autoridad de conducta financiera del país.

"En los 17 años desde su creación, Facebook se convirtió en la única red social en el Reino Unido donde se podía seguro de conectarse con amigos y familiares [...] Sin embargo, había un lado oscuro en Facebook; abusó de su dominio del mercado para imponer términos y condiciones injustos a los británicos corrientes, dándole el poder de explotar sus datos personales" - Liza Lovdahl Gormsen, FCA

Así pues, Meta se enfrenta a dos grandes juicios a ambos lados "del charco", uno por la compra de Instagram y WhatsApp en los Estados Unidos y el otro por lucrarse con el uso de datos personales de usuarios en Reino Unido. Veremos qué ocurre finalmente con ambos en los próximos meses pues aún no hay fecha para que se celebren ambas vistas.

Vía | Dircomfidencial | Reuters

Temas
Inicio