Compartir
Publicidad

Ajustar la tarifa a nuestro consumo real o cambiar de operador, alternativas a las subidas de precios

Ajustar la tarifa a nuestro consumo real o cambiar de operador, alternativas a las subidas de precios
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El primer trimestre del año es el que suelen elegir los grandes operadores para hacer cambios en sus tarifas, básicamente para subirlas con la excusa de ciertas mejoras, y 2018 no va a ser menos. Movistar y Orange ya han comunicado a sus clientes que van a subir ciertas tarifas (sobre todo las convergentes) hasta en cinco euros y es de esperar que Vodafone siga los pasos en marzo o abril.

Como siempre, los operadores están obligados a avisar a sus clientes con al menos un mes de antelación y durante ese tiempo son desprendidos de las permanencias (no de las asociadas a la compra de dispositivos) que pudiesen tener para cambiar de operador sin penalizaciones. Ahora, las mejores alternativas pasan por salir de la rueda de los grandes operadores y si no es posible revisar nuestros consumos para intentar ajustar la tarifa contratada.

Salir de la rueda para huir de subidas periódicas

Cuando Movistar, Orange y Vodafone empezaron a subir precios fueron muchos los usuarios que cambiaron de uno a otro en busca de refugio, hasta que se dieron cuenta de que de refugio no tenían nada, porque todos acababan subiendo sus tarifas y el ahorro inicial se podía desvanecer en cuestión de un mes. Y cambiar de operador móvil (o móviles) y fijo es una tarea en ocasiones pesada, como para hacer dos cambios casi seguidos.

Si las tres grandes marcas suben sus tarifas casi coordinadamente, lo mejor es huir hacia segundas marcas u operadores low cost

Por tanto, ahora ese refugio más seguro parecen los operadores low cost y las segundas marcas de los grandes operadores. Los Amena, Tuenti, Lowi, Pepephone o MásMóvil ofrecen servicios más sencillos que los de sus hermanos mayores o prestadores de la cobertura, pero la diferencia de precio es notable. Por ejemplo, nos podemos encontrar con conexiones de fibra sin fijo (que para muchos ya es un estorbo) por unos 30 euros.

Lo mismo ocurre con las ofertas que incluyen internet y móvil. Mientras las de los grandes operadores empiezan entre 45 y 50 euros, si recurrimos a las de las segundas marcas o del grupo MásMóvil podemos bajar la factura por debajo de los 40 euros, siempre dependiendo de las necesidades de cada usuario. Puedes buscar la oferta que mejor se adapte a ti en nuestra comparativa.

Si no tienes escapatoria, revisa tu consumo

Ajustar la tarifa a nuestro consumo real o cambiar de operador, alternativas a las subidas de precios

El problema para muchos usuarios es que tienen difícil escapar de su operador actual, ya sea porque en su lugar de residencia la cobertura es escasa o porque quieren disponer de servicios o canales de televisión que solo ofrece su operador actual. Hablábamos antes de pasarse a un low cost como solución, pero por ejemplo Lowi y Tuenti solo ofrecen fibra, nada de ADSL, así que los usuarios que solo tengan a mano el par de cobre no pueden contratar con ellos la conexión.

Para quienes no puedan, por una razón u otra, cambiar de operador y no se quieran quedar de brazos cruzados ante una nueva subida de precios obligatoria hay una posible solución: revisar el consumo de los últimos meses. Desde nuestro área de usuario de la web del operador o desde la aplicación móvil podemos mirar fácilmente los minutos en llamadas y megas consumidos, para compararlos los que nos ofrece la tarifa contratada.

¿Necesitas una tarifa con tantas llamadas, megas o velocidad de conexión? Revisa tus facturas o hábitos de consumo, bajar a una tarifa inferior te puede llevar a ahorrar más de 100 euros al año

¿Nos sobran demasiados megas? Podemos echar un vistazo al resto de tarifas del operador, para ver si nos son suficientes y ahorrar unos euros. Teniendo en cuenta que junto con las subidas de precio lo más habitual es que también suban los datos incluidos en las tarifas, puede que una tarifa inferior a la que tenemos contratada albergue con el cambio suficientes datos.

Con las llamadas no es tan habitual que haya cambios, pero por ejemplo el Love Esencial de Orange que antes tenía 200 minutos en llamadas ofrecerá a partir de febrero llamadas ilimitadas, por lo que los que tuviesen Love Sin Límites solo porque los 200 minutos se les quedaban cortos pueden pasar a la tarifa más baja, que es 11 euros más barata.

Otra manera de devolverle la jugada de la subida a Movistar es bajar la velocidad de la conexión de la fibra. Los que tuviesen 50 Mbps van a pasar a contar con 100 Mbps, y los que tuviesen 300 Mbps pasan a 600 Mbps. Quizás 50 Mbps eran pocos, pero seguramente habrá muchos usuarios con 300 Mbps ahora mismo que con los futuros 100 Mbps tendrían suficiente, y la diferencia son 12 o 15 euros al mes.

A pesar de todos estos consejos, todavía habrá usuarios cautivos que no tengan manera de rebajar su factura ante las próximas subidas de los operadores, pero como hemos visto hay distintas vías que sí pueden ayudar a que esos hasta cinco euros que nos van a subir alguna tarifas se acaben convirtiendo en menos ingresos para las compañías.

Fotos | Pixabay
En Xataka Móvil | Todo lo que necesitas saber para elegir la mejor tarifa: comparativas y ranking con la tarifa más barata

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio