Compartir
Publicidad

California aprueba la ley que obligará a los fabricantes a introducir el kill switch por defecto

California aprueba la ley que obligará a los fabricantes a introducir el kill switch por defecto
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde comienzos de años en varias estados de Estados Unidos se estaba debatiendo la posibilidad de obligar por ley a los fabricantes de teléfonos a que estos se puedan dejar inservibles por completo remotamente, sin ser necesario tener el dispositivo. De esta manera se evitaría el uso de teléfonos robados y se daria una razón más para que los amigos de lo ajeno se lo piensen dos veces antes de robar un teléfono.

Y esa medida, que por los Estados Unidos conocer como kill switch, finalmente ha sido aprobada este mismo lunes por el gobernador de California. No es que el estado del oeste haya sido el primero el aprobar dicha ley, antes lo hizo Minessota, pero si que son los primeros que obligarán a que el kill switch venga habilitado por defecto en todos los terminales.

La mayoría de nosotros conocemos los pasos a dar en caso de que suframos el robo de un teléfono: lo primero siempre sería llamar a nuestro operador para deshabilitar la tarjeta SIM, además de bloquear el IMEI del teléfono, para posteriormente intentar localizar o formatear la memoria del mismo con las distintas opciones que nos ofrecen los fabricantes.

Ahora el problema es que actualmente no tenemos una manera definitiva de hacer que nuestro teléfono robado no se pueda volver a usar jamás, un bloqueo de IMEI por ejemplo solo deshabilita las conexiones móviles, y si somos incapaces de borrar la memoria del teléfono vía remota nuestros datos personales quedarán expuestos.

Hacer inservible el teléfono remotamente

La solución a estos problemas, no poder deshabilitar por completo el teléfono una vez robado y/o la exposición de nuestros datos personales, pasa por una medida impulsada en EEUU. Simplemente se trata de que todos los fabricantes introduzcan la opción de dejar inservible un teléfono remotamente, para que en caso de robo el dispositivo sustraído pase a tener menos utilidad que una piedra. Además ya no se trata de "matar" un teléfono robado, ya que la medida también será útil para reducir el número de robos de smartphones, al ser estos inservibles.

Aprobada la ley en California los fabricantes tienen ahora de plazo hasta julio de 2015 para habilitar el kill switch en los teléfonos que vendan en dicho estado. Es probable por tanto, ya que los fabricantes no van a hacer una versión de sus teléfonos solo para California, que la misma opción llegue a los dispositivos vendidos en cualquier lugar del mundo, por lo que todos nos beneficiaríamos de la ley aprobada en California. Bienvenida sea.

Vía | Gizmodo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio