Compartir
Publicidad
¿Cómo es la telefonía en países con un solo operador?
Móvil y sociedad

¿Cómo es la telefonía en países con un solo operador?

Publicidad
Publicidad

Para suerte de todos, hace 21 años que la telefonía móvil dejó de ser un monopolio en España. 1995 fue el año en el que Telefónica, que contaba tanto con Movistar como con Moviline, se tuvo que empezar a enfrentar a un nuevo rival, Airtel, que fue posteriormente adquirida por Vodafone. Ya en 1998 llegó Amena, comprado años después por Orange, y 2006 los primeros virtuales y Yoigo.

Con todos estos años de por medio, ya sería difícil imaginarnos un país con un solo operador móvil, pero aunque parezca mentira, todavía hay países en los que por distintas razones solo se puede contratar la telefonía móvil o fija con un operador. Por eso, hoy vamos a echar un vistazo a unos de esos países en los que la telefonía sigue estando en manos de un monopolio.

Andorra, un país muy peculiar

Fibra óptica

Los países más pequeños, tanto por extensión como por población, son terreno abonado para los monopolios. Así ocurre con el país transpirenáico, en el que el único operador que ofrece servicio tanto de fijo como de móvil es Andorra Telecom. Como ocurría con Telefónica antes de ser privatizada a finales de los 90, el operador andorrano está en manos públicas.

Andorra está cerca de apagar el cobre tras el despliegue total de fibra y su TV de pago es la de Movistar+

Los precios de la telefonía móvil son superiores a los de España, con por ejemplo una tarifa 100 minutos y 100 megas por 15 euros al mes o llamadas ilimitadas y 1 GB por 29 euros al mes. Ahora, lo llamativo en los servicios de Andorra Telecom no está en el móvil, está en la parte fija y de televisión de pago.

El Principado prepara ya el apagado de la red de par de cobre para este año, está totalmente cubierto por fibra, aunque curiosamente se ofrecen dos conexiones con límite de tráfico: dos gigas para la que ofrece 0,5 Mbps y 200 gigas para la que ofrece 100 megas simétricos. Y la televisión de pago corre a cargo de Movistar+, con quien Andorra Telecom mantiene un acuerdo para poder ofrecer a sus clientes toda su parrilla de canales.

Cuba, los efectos del bloqueo

Cuba, los efectos del bloqueo

Y de un país de apenas 77.000 habitantes pasamos a uno que tiene algo más de 11 millones, por lo que parece que raro que la telefonía esté en manos de un único operador. Etecsa es el operador único en Cuba, aunque las razones para tener un único operador parecen bien distintas a las de Andorra. En la isla cubana el acceso a Internet, ya sea vía móvil o línea fija sigue siendo muy limitado, además de caro para sus habitantes.

La navegación por Internet vía GPRS, además de estar censurada, tiene un coste de un dólar por cada mega consumido, cuando el sueldo medio es de 20 dólares mensuales y las conexiones fijas en los hogares todavía están limitadas a ciertos sectores o profesionales (médicos por ejemplo), que aun así también tienen acceso a un Internet censurado.

El acceso a Internet en Cuba sigue censurado y es prácticamente inaccesible por precio para sus habitantes

En la actualidad, la empresa estatal tiene repartidos a lo largo del país 118 salas de navegación y más de 30 puntos de acceso inalámbricos en espacios públicos, aunque de nuevo el acceso está censurado y tiene un coste demasiado alto para los habitantes de la isla, un dólar por media hora de navegación.

Igualmente, las conexiones han mejorado en los últimos años, ya que de depender del satélite para conectar el país entero, no estaban conectados a otros países dado el bloqueo de los Estados Unidos, han pasado a contar con un cable submarino que los une a Jamaica y Venezuela. Además, parece que Cuba se podrá modernizar en este aspecto a grandes pasos ahora que sus relaciones con EEUU han mejorado, lo que permitirá que empresas de telefonía extranjeras pongan pie en la isla.

Groenlandia, una población muy dispersa

Groenlandia

Nos vamos ahora hasta una región autónoma (que no país) mucho más extensa pero aun así con una población incluso menor a la de Andorra, Groenlandia. El gélido país de más de dos millones de kilómetros cuadrados y apenas 56.000 habitantes depende para todo lo relacionado con las telecomunicaciones, servicios postal, radio y televisión de TELE-POST, una empresa estatal surgida de la unión de la empresa de telecomunicaciones y postal en 1997.

Con una población tan dispersa, la principal estructura de telecomunicaciones de Groenlandia es un enlace de radio digital entre Nanortalik, en el sur, y Uummannaq en el norte, además de los satélites que dan servicio a la parte norte y este y el cable submarino que les conecta con el resto del mundo mediante Canadá e Islandia. Con ello se asegura que cualquier habitante tengo acceso a la televisión, radio y teléfono fijo, sumándose en asentamientos con al menos 70 habitantes conexión a Internet y cobertura móvil GSM, aunque las principales ciudades ya cuentan con 4G.

Las telecomunicaciones en Groenlandia dependen del satélite, lo que hace del móvil o Internet productos nada baratos

El problema es que debido a esas dificultades para establecer conexiones con otros lugares, ni el móvil ni las conexiones a Internet para el hogar son nada baratas. Una tarifa de 120 minutos y 1 GB para el móvil tiene una cuota mensual de 275 coronas suecas (37 euros) y la de 180 minutos con 3 GB 350 coronas (47 euros). Las conexiones para casa no tienen grandes velocidades (10 megas de bajada como máximo) y además se paga por el tráfico generado.

En Xataka Móvil | ¿Tienen límite de tráfico los ADSL o fibra de otros países?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio