Compartir
Publicidad

Corning ya trabaja en cristales Gorilla Glass para los móviles plegables

Corning ya trabaja en cristales Gorilla Glass para los móviles plegables
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de años hablando de ellos, los móviles plegables ya son una realidad tras la presentación del Samsung Galaxy Fold o el Huawei Mate X. Sin embargo, eso no significa que el resto de elementos que lo complementan también lo estén. Es el caso del famoso cristal Gorilla Glass, que recubre y protege la mayoría de los móviles, pero que aún no está listo para los plegables.

Sin embargo, solo es cuestión de tiempo. Corning, la empresa que está detrás de él ya ha anunciado que está trabajando en crear unos cristales específicos para los móviles plegables, pero que no estarán, al menos, hasta dentro de dos años.

Desafiando las leyes de la física

Samsung Galaxy Fold

El cristal Gorilla Glass de Corning es un elemento presente en la mayoría de los smartphones, de ahí que su presencia en los móviles plegables sea solo una cuestión de tiempo. Así lo ha anunciado el director general de Corning, John Bayne, a la revista WIRED, asegurando que esperan tenerlo listo en dos años.

Así, esperan conseguir un cristal de 0,1 milímetros de grosor que sea capaz de soportar un radio de curvatura de entre tres y cinco milímetros. El cristal no solo será delgado, sino que también debe ser plegable, para cumplir con las exigencias del móvil, y sobre todo, resistente para evitar posibles arañazos y rayaduras.

Para Bayne, el reto al que se enfrenta Corning con estos nuevos vidrios "desafía las leyes de la física ya que necesitamos un radio de curvatura muy ajustado y a la vez se debe ir adelgazando cada vez más sin perder resistencia". Solo así, asegura, el móvil podría sobrevivir a una caída y, por tanto, a cualquier daño eventual.

Y si este daño "duele" en cualquier smartphone convencional, podemos imaginar lo que supondría en uno plegable, teniendo en cuenta que el Galaxy Fold tiene un precio que asciende hasta los 1.770 euros, mientras que el Huawei Mate X sube hasta los 2.299 euros.

Corning espera conseguir un cristal de 0,1 milímetros de grosor que sea capaz de soportar un radio de curvatura de entre tres y cinco milímetros

Como decimos, Corning espera tener listo el cristal Gorilla Glass en unos dos años. ¿Qué ocurrirá hasta entonces? De momento, tanto Samsung como Huawei han solucionado el "problema" usando recubrimientos de plástico de polímero que, de momento, permiten doblarse repetidamente. De hecho, según Samsung la pantalla Infinity Flex del Galaxy Fold soporta cientos de miles de aperturas y cierres.

Eso sí, el plástico no garantiza la resistencia, por lo que los teléfonos son más vulnerables a posibles daños, a lo que se suma la aparición de posibles arrugas. Algo que, según la compañía no ocurrirá con el vidrio al contar con una estructura más rígida. Lo veremos, según las previsiones, en 2021.

Vía | WIRED

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio