Detienen a una banda que se dedicaba a estafar por SMS haciéndose pasar por un banco

Detienen a una banda que se dedicaba a estafar por SMS haciéndose pasar por un banco
1 comentario

Si hace unos días os contamos que las operadoras habían recibido una multa millonaria a causa del SIM Swapping, hoy esta técnica vuelve a ser noticia porque la Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal dedicada al fraude bancario con el método de duplicar tarjetas SIM.

Los detenidos (ocho en total) obtenían información personal y los datos bancarios de las víctimas a través de SMS maliciosos; después, usurpaban su identidad para conseguir el duplicado de las tarjetas SIM, y por último, recibían los mensajes de confirmación de seguridad de los bancos en esos duplicados para vaciar las cuentas de sus víctimas.

Fraude bancario mediante SIM Swapping

Tarjeta Sim

La Policía Nacional ha confirmado la desarticulación de una banda dedicada a defraudar a personas de toda España mediante la técnica del SIM Swapping. La operación se ha saldado con ocho personas arrestadas –siete en Barcelona y una en Sevilla- y doce cuentas bancarias bloqueadas.

Según cuenta la Policía, la organización recurría, en primer lugar, al phishing, es decir, mediante mensajes maliciosos (SMS o correos electrónicos), se hacían pasar por un banco para obtenter los datos personales y bancarios de las víctimas. Recordemos que, recientemente, vimos un caso similar con SMS falsos de La Caixa, pero también ha habido estafas con SMS de BBVA y el Santander.

Con ello, conseguían información confidencial como contraseñas bancarias, números de tarjetas de crédito o incluso copias del DNI. Como no disponían del documento físico, pero sí una fotocopia, trataban de simular una apariencia física similar al propietario del DNI que aparecía en la fotografía y, de esa forma, engañar a los empleados de las tiendas de telefonía para solicitar un duplicado de la tarjeta SIM.

Tras la obtención de la tarjeta SIM, las víctimas perdían la señal de cobertura en sus teléfonos y la línea quedaba en poder de los estafadores. A partir de ahí, éstos recibían los mensajes del banco con las claves necesarias para acceder a las cuentas bancarias, autorizar transacciones y vaciarlas.

La investigación comenzó en marzo del año pasado, cuando los agentes recibieron dos denuncias por transferencias bancarias sin consentimiento en distintos puntos geográficos de España. Las pesquisas condujeron a los investigadores a la provincia de Barcelona, donde los detenidos blanqueaban el dinero defraudado.

Y lo hacían operando a través de transferencias bancarias y plataformas digitales de pago instantáneo en bancos online de diversos países de Europa para dificultar la trazabilidad y localización del dinero.

Temas
Inicio