Compartir
Publicidad

El MWC se queda en Barcelona hasta el 2023 siempre que garantice el «entorno estable y seguro» que exige la GSMA

El MWC se queda en Barcelona hasta el 2023 siempre que garantice el «entorno estable y seguro» que exige la GSMA
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quedan pocas semanas para que se celebre una nueva edición del evento de telefonía más importante del mundo. El Mobile World Congress lleva celebrándose en Barcelona desde el año 2006, nada menos que trece ediciones que han generado un total de 4.400 millones en ingresos y han creado 115.000 puestos de empleo eventuales.

Pero la permanencia del evento en la ciudad condal se puso en duda el pasado mes de octubre, cuando John Hoffman, Consejero Delegado de la GSMA, transmitió un mensaje de preocupación generado por la situación política que se vivía en Cataluña. Sin embargo, ha sido el propio Hoffman quien ayer mismo hizo público el compromiso con Barcelona como sede del evento hasta el próximo 2023, aunque eso sí, bajo la exigencia de un entorno «entorno estable y seguro».

Todo el apoyo al MWC

El Ayuntamiento de Barcelona, representado por la alcaldesa Ada Colau, ha querido mostrar su apoyo y apaciguar las aguas con un multitudinario evento que ha tenido lugar en el Saló de Cent del propio Ayuntamiento. Este evento, que ha sido bautizado como Always Connected, ha contado con la presencia de un centenar de representantes del mundo de la innovación, la cultura y el entorno empresarial, entre los que se encontraba José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Precisamente Álvarez-Pallete, ha anunciado que la compañía se unirá al proyecto 'Barcelona 5G', proyecto con el que el Ayuntamiento quiere que la ciudad sea un estandarte de la revolución que representará la tecnología 5G en Europa.

Se espera la asistencia de 108.000 participantes, lo que se traducirá en impacto económico estimado de 500 millones de euros y unos 13.000 empleos a tiempo parcial

El Ayuntamiento también ha insistido durante el evento en dejar claro que se está trabajando para garantizar que la feria se celebre en el entorno de seguridad y estabilidad que Hoffman exige para su continuidad, y ha defendido que la «ciudad está más que preparada» para liderar el evento y ha añadido que «no estamos aquí para mirar hacia atrás, ni mucho menos para lamentarnos sino para avanzar y mirar hacia delante y construir juntos el futuro».

Un evento muy importante para Barcelona

Es lógico que el Ayuntamiento ponga toda la carne en el asador para proteger la permanencia del Mobile World Congress en la ciudad condal. Y es que se espera la asistencia de 108.000 participantes, lo que se traducirá en impacto económico estimado de 500 millones de euros y unos 13.000 empleos a tiempo parcial, cifras ligeramente superiores a las de la anterior edición.

Fotografía de portada | Agencia EFE

En Xataka Móvil | El MWC se vuelve a hacer grande: marcas como Samsung y Xiaomi apuestan por él como escenario para presentar sus flagships

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio