Publicidad

Ellos son los que arreglan tus móviles rotos, estas son sus historias
Móvil y sociedad

Ellos son los que arreglan tus móviles rotos, estas son sus historias

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Son muy pocos los que nunca han tenido que recurrir a ellos. Hablamos de los técnicos de reparaciones de móviles, los que arreglan (o al menos lo intentan) nuestro apreciado smartphone, ya sea porque lo hemos maltratado o porque de por sí ha querido dejar de funcionar correctamente.

A veces los adoramos, cuando nos reviven un teléfono muerto o herido, y en otras ocasiones los odiamos, cuando no logran dar con la solución para nuestra avería, por lo que se trata de un trabajo con sus lados buenos y malos. Pero para conocer más a fondo cómo es el trabajo de un técnico de reparaciones, contamos con cinco de ellos. Qué conocimientos hay que tener para optar a su puesto, cómo de gratificante es su trabajo o sus historias más curiosas son los temas que hemos querido tratar con ellos.

¿Qué estudios o conocimientos hay que tener?

Si alguna vez habéis acudido a un centro de reparaciones in-situ y si la "operación" ha salido bien seguramente os habréis preguntado, ¿qué habrá estudiado este hombre/mujer? Por eso hemos preguntado a nuestros protagonistas sus recomendaciones para quien se quiera dedicar a este oficio y la verdad, coinciden bastante. Estudios específicos tampoco hacen falta, pero sí conocimientos de electrónica y cierta habilidad.

Raul, de Movilconsulting en Bilbao, lo tiene claro:

Es importante tener ciertos conocimientos de electrónica pero sobre todo hay que tener habilidad y muchas ganas. Tiene que gustarte mucho este trabajo.

Juan Carlos y Javier, del servicio de reparaciones express de Phone House, nos hablan de lo mismo:

Yo considero este trabajo mas como un oficio mas que como una profesión ya que no esta regularizada por ningún estudio, pero si es verdad que esta un poco orientado a la informática y electrónica siendo de gran ayuda si ya cuentas con estos conocimientos, se necesita mucha tranquilidad para dar con algunos fallos y si es necesario tenes algunas habilidades pero se pueden ir adquiriendo con el trabajo.

No hay una formación especifica para acceder a este trabajo, aunque sí importantes recomendaciones a tener en cuenta

Dani, compañero de empresa de Juan Carlos, también nos da su opinión sobre como puede uno llegar al puesto de técnico de reparación de móviles:

Realmente, para realizar una reparación básica no es necesaria ninguna formación concreta, pero si que es útil y muy recomendable tener formación en electrónica, para comprender que estamos tocando. Hoy en día cualquier manitas puede coger un móvil y cambiarle un par de piezas. Lo importante es saber que tocar, y porque se ha de tocar.

Juanma, de Garaje Móvil en Madrid, nos da también sus ideas, que extiende más allá de la electrónica los conocimientos recomendados para este trabajo:

Aparte de el cuidado especial que se debe tener con los equipos móviles, la formación principal que se debe de tener debe de ser del ramo de la electrónica, puesto que estamos trabajando con placas base, lcd, cristales digitalizadores y una cantidad inimaginable de piezas ensambladas en un espacio muy reducido, donde los fallos de voltaje y la estática son fulminantes para el equipo. A nivel de software también existen muchos problemas así que es bueno ser entendido en el ramo de la informática.

¿Es gratificante su trabajo?

Pero antes de que nadie se ponga a estudiar iFixIt y demás recursos que se pueden encontrar en la red para empezar a trabajar en este sector, también nos interesa saber si los técnicos sienten si su trabajo es gratificante.

Muchas veces hay días que solo hay quejas pero luego otras veces cuando ayudas a un cliente y le solucionas el problema, te sientes realizado y el cliente se va contento porque se lo has reparado en el momento, rápido y eficaz y encima le has dado algún consejo para que no le vuelva a pasar.

Nos comenta Javier, opinión que comparte en gran parte Daniel:

Yo creo que en general si es gratificante. Aunque es evidente que vamos a escuchar mil quejas (ya que el cliente que se acerca al servicio tecnico no es por amor al arte, sino porque tiene un problema), es muy gratificante cuando te dan las gracias por ayudarles y solucionarles el problema y te enseñan una sonrisa sincera. Te vas a casa con la sensación de haber aprovechado el día.

Pero no todo es bonito desde luego. Y es que como nos comenta Juan Carlos, a veces los técnicos se llevan el cabreo del cliente, aunque no sea debido a ellos:

Tiene su lado bueno y su lado malo, hay clientes que le salvas la vida o su trabajo mejor dicho con una buena reparación y te son agradecidos toda su vida, hay otros que no quieren hacerte responsables de sus fallos o imprudencias cuando nosotros somos simples técnicos que nos tenemos que regir a unas normas que nos obligan la empresa a la que trabajemos, incluso al punto de intentar agredirme en alguna ocasión, gracias a dios nunca me ha llegado a pegar.

Gratificante sí, pero hay clientes que casi se merecerían no ser atendidos

Raul se siente satisfecho con su trabajo, aunque como otros compañeros nos menciona la parte no tan buena de este trabajo:

Para mi personalmente, es muy gratificante. Quejas las hay, por supuesto, como en todos los negocios, pero si te gusta y eres una persona con ganas de aprender continuamente es muy gratificante, aunque siempre haya algún “marrón”.

Juanma comparte la opinión de todos sus compañeros, "marrones" sí, pero los clientes contentos los compensan:

Al ser un servicio técnico por supuesto que todo son quejas, puesto que el móvil es algo que en la mayoría de los casos necesitamos a diario para ser más productivos (dependiendo de tu trabajo). Pero por supuesto que es gratificante ver la cara de alegría de los clientes cuando reciben sus equipos reparados como nuevos.

¿Cuidamos los móviles los usuarios, tanto físicamente como en el aspecto software?

Está claro que en muchas ocasiones los móviles que llegan a manos de los técnicos llegan por averías que han surgido solas, pero también son muchas veces las que viajan por imprudencia de nosotros, los usuarios. Por eso les preguntamos a nuestros entrevistados si realmente cuidamos de nuestros móviles, y la respuesta parece unánime.

Raul nos habla de las averías físicas más habituales con las que suelen encontrar:

Normalmente no se le presta mucha atención a ninguno de los dos aspectos. De hecho, las reparaciones más habituales son cambios de pantalla y conectores de carga en el aspecto del hardware, en el software suele haber problemas de estabilidad del sistema o bien contraseñas o patrones que se olvidan. Eso si, también hay gente a la que le gusta la tecnología y cuida mucho sus aparatos (los protege y mantiene el software actualizado).

Javier también nos habla de lo poco protegidos que llevamos los teléfonos y de los "expertos" amantes de los tutoriales:

La gran mayoría de usuarios no los cuidan, vienen teléfonos golpeados arañados y sin una buena protección tanto por fuera (funda) como por la pantalla (protector de vidrio) Y luego en el aspecto de software la gente empieza a investigar con los tutoriales de YouTube y la lían que no veas (desde rootearlo de mala manera hasta dejarlos sin el IMEI del terminal).

También está quien lo cuida y luego instala cosas que no debería, como nos comenta Daniel:

En lineas generales, solemos cuidar el terminal mas "fisicamente" que en temas de software. Queremos llevar el movil "bonito bonito", pero le instalamos mil programas basura que solo lo ralentizan y dan problemas.

A tenor de las respuestas, instalamos mucha "basura" en nuestros móviles

Juan Carlos también indice en el tema del software, y es que el 80% de las averías que atiende están relacionados con ello:

Si es verdad que cada vez se cuida mas el terminal a la hora del físico pero en aspecto de software cada vez lo tenemos mas descuidado o cometemos mas imprudencias por guiarnos del "amigo entendido". Instalamos muchas aplicaciones no recomendadas por los fabricantes y desconocemos los daños que esto puede ocasionar, el 80% de las averías que hoy en día nos encontramos en nuestro trabajo es por software

Juanma por su parte nos da un par de consejos que todos deberíamos tener en cuenta:

Ni físicamente ni a nivel de software cuidamos de los móviles. Con los móviles pasa el mismo tema de los ordenadores, debes entender que a tu móvil no le vendría nada mal hacerle un hard reset cada cierto tiempo, o al menos tener siempre un backup de tus datos importantes en caso de bajarte alguna aplicación maliciosa o de publicidad molesta. Nuestra recomendación al 100% es no descargar nada en tu móvil fuera de Google Play o de la App Store.

¿Describimos correctamente las averías?

Otro punto, aparte de cómo los usuarios cuidamos nuestros móviles, es la descripción de las averías que hacemos cuando llegamos a un servicio técnico. Nos quejamos de cuando el técnico no da con la solución, pero por lo visto gran parte de la culpa no es de los técnicos, es de como les describimos nosotros las averías, como nos cuentan a continuación.

Daniel y Juan Carlos coinciden en una de las descripciones erróneas más típicas a la que se enfrentan:

Pocas veces llegan clientes con una descripción concreta de su problema. Uno de los casos más habituales es que lleguen indicando "no va el altavoz", cuando en realidad te quieren decir que el micrófono no funciona y lo le escuchan cuando hace una llamada.

Javier incluso nos cuenta que a veces tiene que sacar a sus clientes la información con sacacorchos de lo parcos en palabras que son algunos:

Un porcentaje bastante alto vienen y nos dicen su avería con sus propias palabras y luego estamos nosotros para interpretarlos la avería y a lo que se refieren. Ejemplo, un cliente llega y te dice que le falla el teléfono y ya esta y le tienes que hacer varias preguntas hasta llegar a la avería concreta porque no se explican bien, a lo investigador privado.

Raul nos habla de lo problemático que son las descripciones imprecisas o incompletas, pero a veces es que ni el usuario sabe qué pasa:

Esto suele dar muchos quebraderos de cabeza. Intentamos que el cliente de la mayor información a la hora de dejar el móvil a reparar para evitar problemas posteriores y que haya más averías de las descritas por el usuario. No siempre es posible ya que muchas veces ni el cliente sabe lo que les ocurre.

A veces es más rápida la reparación que la detección del problema

Juanma, rotundo como ninguno, nos comenta que muchas veces es que el usuario no conoce la maquina que tiene entre sus manos:

NO, efectivamente en mayúsculas NO. pero luego de un tiempo logras comprender que no es culpa del usuario, puesto que el 99% de los usuarios, no tienen ni idea de la máquina que tienen en las manos. Como cualquier otro servicio técnico, debes preguntar detenidamente al cliente qué síntomas tiene su terminal y no confiarte del "vengo a cambiar la batería de mi iPhone" cuando el problema puede ser el dock de carga y no la batería.

¿Cuál es el problema más curioso por el que os ha llegado un móvil?

Y tras conocer un poco más en profundidad cómo es el trabajo de nuestros invitados en estas líneas, vayamos a los aspectos más curiosos o divertidos de su trabajo. Podría parecer que tienen un trabajo aburrido, pero a veces les llegan móviles con averías tan "curiosas" que seguro que les hacen pasar un buen rato.

Javier nos asegura que alguna vez ya ha pillado infraganti a algún que otro cliente "despistado":

El cliente viene sobre todo en verano y no enciende el teléfono porque se le ha mojado, le preguntas si se le ha mojado o caído al agua y te indican que nunca. Luego lo miras mejor y ves como en el conector de audio de los cascos tiene hasta granos de arroz de que lo ha metido porque se le ha mojado y le dices "¡aquí tiene el arroz de la paella!".

Daniel se ha encontrado con algún problemilla también curioso:

Tuve un caso en que el móvil le hacia llamadas de forma automática todas las noches, a las 2 AM. Despues de revisar el terminal y las apps instaladas, me percaté de que el menú de aplicaciones tenia "huecos" donde deberia salir el icono de alguna app. Revisando la lista de apps instaladas, resultó que se había metido en paginas de contenido adulto y había aceptado la instalación de varios programas que activan servicios premium, y le realizaba las llamadas a media noche.

Y parece que lo del contenido adulto es algo habitual, ya que también nos lo menciona Raul:

La verdad es que ha habido varios pero uno fue por un cliente que llego todo avergonzado por que su móvil se metía continuamente en web pornográficas. En otra ocasión vino uno que tenía vida propia y abría las aplicaciones el solo por su cuenta.

Las consecuencias de webs o aplicaciones de contenido adulto son habituales

Juan Carlos también se ha encontrado con alguno de esos "virus" que hacen que el móvil haga cosas solo:

Ya hoy en día no me sorprende nada, pero si puedo decir de virus que te hacen locuras en los teléfonos como llamadas a números 800 a altas hora de la madrugada.

A Juanma no sabemos si le habrán llegado también móviles con estragos causados por webs o aplicaciones de contenido para adultos, pero su historia es muy curiosa desde luego:

"Es que yo trabajo en el aeropuerto y se me ha caído el iPhone en un recipiente donde quedaba algo de gasolina de avión". Por suerte después de un baño químico y pantalla fundida el equipo sobrevivió. Otro muy curioso fue que en el zoo se le cayó donde los monos y el mono lo cogió y comenzó a darle contra una roca. Lamentablemente ese Samsung pasó a mejor vida.

¿Cuál es la anécdota más curiosa que os ha ocurrido a la hora de poneros a reparar un móvil?

Y no queríamos cerrar nuestra entrevista con Juan Carlos, Javier, Raul, Daniel y Juanma sin hablar de sus anécdotas más curiosas. Y desde luego, hay historias que son para echar a llorar de la risa.

Vamos primero con los espías de un cliente de Javier:

Un cliente me decía que le habían pinchado el teléfono y le estaban espiando gente de la NASA (tienes que mantener la postura y no reírte) y me dijo que le quitase el modo espía que le habían puesto. Encima, lo llevaba metido en una bolsa envuelto para que no la localicen, era para partirse. Lo más difícil es aguantar el tipo cuando te cuentan este tipo de películas.

De los espías pasamos a lo que le ha pasado en más de una ocasión a Daniel:

La más curiosa, resulta que me ha sucedido en varias ocasiones y con clientas diferentes. Me han llegado a SAT y, cuando he encendido la pantalla de sus terminales para realizar una revision de software, lo primero que he visto es una foto de la clienta de fondo de pantalla, con poca ropa y pose muy sugerente. La cara de las clientas al yo levantar mi vista, mirarlas a los ojos, y darse cuenta de lo que estaba viendo, es para enmarcar.

A Juan Carlos le ha pasado algo parecido, aunque subiendo un grado más:

Hombre lo mas raro que me ha sucedido es una clienta insinuarse, llegando al punto de enseñarme fotos de ella con poca ropa o ninguna. Yo ingenuamente caí, ya que la clienta decía que las fotos que hacia con su cámara al cabo del tiempo se veían borrosas, se me quedó la cara un poco a cuadro y sin saber donde meterme. Un poco mas y se me cae el teléfono de las manos.

Espías de la NASA, plumas en el interior de un teléfono... los técnicos ya están curados de espanto

A Raul le llegó en su día un teléfono con un regalo dentro:

Un móvil nos llego con la incidencia de que no encendía y tenía tres plumas dentro del terminal estando este precintado.

Juanma nos trae una sarta interesante de historias, alguna un poco desagradable:

Me he encontrado hasta bichos vivos dentro de un móvil e incluso equipos mojados que aún huelen a desechos humanos. También he tenido muchos equipos que me llegan después de haber pasado por otros talleres y la calidad del servicio es un poco deprimente. El caso mas grave que me ocurrió fue una clienta que logramos revivir su ipPhone reparando su placa base. Cuando la mujer volvió a la tienda para ver el equipo y vio la pantalla encendida me confirmó que ese no es su móvil, así que me pagó la reparación y se fue a armarle un pollo al servicio que se lo devolvió irreparable. Lo importante de un buen servicio técnico es ser sincero con los clientes y explicarles lo que realmente le sucede a su equipo.

Tras todas estas preguntas y respuestas de cinco técnicos de reparaciones de distintas empresas, a los que estamos agradecidos por el tiempo que han dedicado a respondernos, quizás cambie algo nuestra visión sobre ellos. Como nos han contado, su trabajo es gratificante por mucho cliente enfadado al que se tengan que enfrentar. Además, somos muchas veces los usuarios los culpables de las averías o de averías no resueltas, por una mala descripción. Quizás, después de leerlos nos tengamos que sentir más agradecidos con ellos.

Foto de portada | Flickr de Jason Tester Guerrilla Futures

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir