Compartir
Publicidad
¿Qué fue del Microsoft Kin?
Móvil y sociedad

¿Qué fue del Microsoft Kin?

Publicidad
Publicidad

Probablemente muchos de vosotros no recordéis nada sobre el protagonista de nuestra sección nostálgica de hoy. Pero no os sentáis mal por ello, es normal que la gran mayoría no recordéis nada sobre un teléfono que, además de no salir nunca de Estados Unidos, duró en el mercado la triste cifra de 48 días.

Microsoft presentó el Kin One y el Kin Two (sí, además fueron dos versiones) el 12 de abril de un ya lejano 2010, coincidiendo con la época de mayor auge de las redes sociales, pues ése era su principal cometido. Para aquellos que no llegasteis a conocer a uno de los mayores fiascos de la telefonía móvil, vamos a hacer un repaso por él con el fin de encontrar el motivo de su corta y triste existencia.

Microsoft Kin One 3

Nacido para sociabilizar

A Microsoft se le ocurrió la idea de lanzar un teléfono cuya principal función fuera el acceso a las redes sociales. En un año en el que Facebook y Twitter estaban despegando y otras plataformas sociales como MySpace o Second Life se mantenían vivas, Gates y compañía decidieron sacar al mercados estos dos teléfonos tan específicos.

Las características técnicas de ambos no destacaban ni para bien ni para mal sobre las de otros teléfonos de la época: una pantalla 2,6 pulgadas en el caso del Kin 1 y de 3,4 en el Kin 2 acompañadas de un teclado QWERTY, además de 4 u 8 GB de memoria interna y cámaras de 5 u 8 megapíxeles.

Microsoft Kin One 1

Quizás uno de sus primeros problemas fue que se suponía iban a operar con Windows Phone 7 pero lo hicieron bajo un sistema operativo "exclusivo" llamado Kin OS. Este sistema operativo recuerda a otros que duraron casi tan poco como él, como el extinto y fugaz MeeGoo OS. El problema con los Kin y su Kin OS es que no se podía instalar aplicaciones ni juegos, por lo que la funcionalidad del teléfono se quedaba en un simple navegador con los widgets de las principales redes sociales.

La peor campaña publicitaria (casi) de la historia

Pero si hubo algo peor que la poca funcionalidad de este teléfono fue su campaña de lanzamiento. El teléfono se presentaba como una herramienta de "sexting", con la que se incitaba a su público objetivo, el adolescente, a compartir fotos de sus intimidades.

El anunció generó tal polémica que la compañía se vio obligada a recortar la escena en la que su protagonista se hacía una foto de su pezón para compartirla a través de su Microsoft Kin y a disculparse por las molestias causadas a un público que aún no estaba acostumbrado a ese tipo acciones en las redes.

49 días con su 49 noches después...

Pues como ya habíamos adelantado al comienzo del artículo, seis semanas después de su lanzamiento, la compañía retiró del mercado los dos modelos. Presa de la polémica y de un atroz desastre en ventas (se habla de 500 unidades vendidas en total) los hermanos Kin pasaron a la historia.

Ahora, pese a lo poco queridos que fueron en su momento, ambos se han convertido en teléfonos raros que cualquier buen coleccionista que se precie querría tener en su colección. ¿Recordáis más teléfonos raros que como los Kin no tuvieron nada de éxito? Si es así, contádnoslo en los comentarios.

En Xataka Móvil | ¿Qué fue de Ericsson?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio