Publicidad

Quiero ser el MacGyver de los teléfonos móviles, ¿qué debo saber?
Móvil y sociedad

Quiero ser el MacGyver de los teléfonos móviles, ¿qué debo saber?

Publicidad

Publicidad

Si lo tuyo es cacharrear y desmontar, bienvenido porque hoy trataremos un tema que seguro te interesará. Hoy vamos a convertirnos en el MacGyver de los teléfonos móviles.

Todos tenemos uno encima y todos hemos pensado alguna vez en desmontarlo, quizá para arreglar algún problema o tal vez por el mero hecho de disfrutar de la tecnología. Hoy vamos a conocer todo lo que hay que saber para ser un 'manitas' de los smartphones. ¿Te atreves a desmontar un teléfono con un destornillador? ¿Qué más hay que saber? Bienvenido: siéntate y disfruta.

Desmontando (y dile adiós a la garantía)

Un momento, porque no iba a ser todo tan bonito. La garantía, amada por las soluciones que nos da y odiada por los muchos quebraderos de cabeza, es muy importante para un dispositivo como un teléfono móvil. Y es necesario empezar hablando de ella.

Si abrimos nuestro teléfono lo más probable es que la garantía se vaya al traste. Adiós a la posibilidad de enviarlo a la tienda donde lo compramos o al fabricante para que nos lo arregle gratis.

Existen excepciones, claro: no todas las operaciones que impliquen abrir y toquetear un smartphone nos anularán la garantía; las más sencillas como abrir la tapa trasera para extraer la batería o, en algunos modelos, cambiar la carcasa, nos permitirán mantener la garantía.

Aunque es necesario leer la documentación de un teléfono móvil y, más concretamente, el panfleto de letra pequeña de las condiciones de la garantía, los fabricantes suelen dibujar una línea muy clara que divide lo que podemos y no podemos tocar: lo que implique quitar algún tornillo suele anular la garantía.

Imagínate ahora que estás dispuesto a 'romper' ese contrato que tienes con el fabricante, bien porque la garantía - recuerdo, de dos años por ley para todos los productos de tecnología comprados en distribuidores españoles - aunque con muchas batallas de por medio - ya está obsoleta, bien porque prefieres toquetear tú mismo y así aprender. ¿Cuál es el siguiente paso?

Necesitarás herramientas poco comunes

Prepara un buen juego de herramientas de precisión, poco comunes. No hablamos sólo de los típicos destornilladores planos o philips en versión miniaturizada - los típicos destornilladores de precisión - si no también de algunas otras herramientas diferentes y mucho más concretas.

Lo que vayamos a necesitar varía enormemente del dispositivo a desmontar, y es que cada fabricante utiliza sus propios sistemas o métodos. Llegados a este punto será importante cerciorarse bien sobre qué herramientas vamos a necesitar, antes de ponernos manos a la obra. Una búsqueda en Internet puede ser suficiente en la mayoría de ocasiones.

Ifixit Kit Basico Este es el kit básico de herramientas de iFixit, a la venta por 24,95 dólares

En líneas generales, además de los destornilladores planos y philips de precisión en varios tamaños también necesitaremos destornilladores Torx (estrella de seis puntas), unas pequeñas herramientas para hacer palanca (preferiblemente de plástico, como una púa de guitarra, para no rayar el dispositivo) y unas pinzas no nos vendrán nada mal. A mayores, según lo que vayamos a hacer, también podemos necesitar otro tipo de herramientas como soldador o pasta térmica.

¿Dónde comprar todo esto? Muchas de estas herramientas no se venden en cualquier ferretería, si no en establecimientos especializados en electrónica. Por supuesto también podemos comprar este material a través de Internet, ya sea en sitios transversales como eBay o en tiendas online más focalizadas como iFixit, que tiene un enorme catálogo de herramientas disponibles. Sobre esta última web hablaremos con mayor profundidad más adelante.

Cada teléfono es diferente (aunque parecido)

Hay que tener cuidado, y mucho, porque cada teléfono es diferente por dentro. Cada fabricante tiene su librillo y no existe un método común para desmontar cualquier teléfono.

Es evidente que existe un gran parecido entre modelos diferentes: todos tienen casi los mismos componentes, y su estructuración y construcción en el interior es más o menos la misma. Sin embargo utilizan mecanismos de anclaje diferentes, que nos impiden universalizar el método.

Según el modelo que tengamos será necesario documentarse para conocer el proceso que nos interese realizar. Los teléfonos son todos parecidos, pero nunca iguales.

¿Qué hacer? Sencillo: buscar, buscar y buscar más aún. Es necesaria - imprescindible, diría yo - una fase previa de documentación en la que reconozcamos el proceso que deberemos seguir de forma iterativa, paso por paso.

Llegados a este punto es necesario lanzar un aviso importante sobre la miniaturización, muchas veces peligrosa. Los fabricantes siempre procuran ahorrar, de forma que todos los componentes están integrados ocupando el menor espacio posible. Esto implica que, por ejemplo, nos encontraremos con cables que cruzan de un lado a otro, o que el conector de la batería es tan minúsculo que sin unas pinzas (antes decíamos que unas pinzas no nos vendrán nada mal; pues eso) será difícil extraerlo.

Sgs6 Edge Teardown Ifixit Un Samsung Galaxy S6 Edge y su placa base principal, desmontado por iFixit

El problema de la miniaturización no es tanto desmontar, si no el inverso: montar un teléfono teniendo los componentes por separado no es imposible, aunque tampoco fácil. Será esencial seguir esa guía acompañados de una dosis de tranquilidad y paciencia, colocando cada elemento donde debe ir. Si no lo veis seguro, podéis grabar el proceso de desmontado en vídeo para luego, en la fase de montaje, seguirlo a la inversa.

En Internet está (casi) todo

Internet, nuestro amado y adorado Internet. En Internet está prácticamente todo. Si dicen que si no está en la web no existe será por algo, ¿verdad?

La realidad es que, efectivamente, Internet es una fuente básica para documentarse sobre estos temas. Si nuestro dispositivo es popular no tendremos mayor problema en encontrar recursos, tales como manuales oficiales o guías paso a paso.

Decimos que está (casi) todo porque, evidentemente, no podemos universalizar la afirmación. Si nuestro dispositivo es una rareza en el mercado lo más probable es que encontremos poco o nada de él en la Web, y entonces tendremos que fiarnos de nuestro instinto y nuestros conocimientos previos para destriparlo con soltura.

Apple Watch Teardown Chipworks Para los amantes de lo técnico Chipworks es un recurso fundamental. Aquí arriba, parte del desmontaje de un Apple Watch, al que incluso le pasan los rayos-x para conocer sus detalles en profundidad

¿Dónde encontrar esta información? Una búsqueda en Google con nuestro modelo más el término inglés teardown nos devolverá múltiples resultados con mayor o menor calidad. Si queremos ir a algo más directo iFixit es una referencia en este mundillo, incluyendo no sólo guías de desmontaje si no también apartados específicos sobre como sustituir los componentes más habituales, como por ejemplo la pantalla de un iPhone. De obligada visita, además de guías también disponen de una sección de preguntas/respuestas y la tienda, a la que ya nos referimos anteriormente.

Otro recurso fundamental es Youtube, y es que un vídeo vale más que un millón de imágenes. Una vez más tendremos que acudir al buscador y utilizar términos en inglés como el propio teardown, o la operación que queramos (p.ej., screen replacement) junto con el modelo en el que estemos interesados, y nos devolverá los resultados. Un trío de ejemplos:

¿Existen canales en Youtube especializados en esta temática? Por supuesto. iFixit tiene uno, pero también podemos seguir a How2Tech, DirectFix o Jerry Rig Everything. De todas formas siempre es mucho más recomendable utilizar el buscador, lo cual nos permitirá ampliar nuestras miras para llegar a ese vídeo tan concreto y específico que estamos buscando.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir