Compartir
Publicidad

Samsung revela en privado nuevos detalles sobre su smartphone plegable: no se doblará por completo y no será barato

Samsung revela en privado nuevos detalles sobre su smartphone plegable: no se doblará por completo y no será barato
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya seis años que Samsung publicó aquel vídeo en el que veíamos las primeras ideas de un smartphone plegable. Ahora, en 2019, parece que esta tecnología será una realidad. La firma coreana dejó ver poco antes de acabar 2018 su prototipo de móvil flexible (cuyo objetivo era mostrar que poseían dicha tecnología a potenciales clientes más que enseñar el terminal), y ahora lo ha vuelto a hacer en el CES 2019, solo que en una reunión privada.

Algunos "ejecutivos de alto nivel" que han asistido a la reunión han hablado con el Korea Herald, revelando algunos detalles sobre el dispositivo. Aparentemente, el móvil se dobla pero no del todo, y deja marca, un fallo que se habrá solucionado en el modelo comercial.

Se dobla, aunque deja marcas

De acuerdo al ejecutivo, "cuando se despliega, el teléfono plegable de Samsung no muestra ningún pliegue que indique que se haya doblado", es decir, que cuando lo usamos en 'modo tablet', no parece que haya marcas que indiquen que ha sido desplegado. De hecho, la fuente dice que el despliegue se sentía muy suave.

Sin embargo, "el prototipo visto hoy deja una marca de pliegue cuando se dobla", es decir, cuando pasa de 'modo tablet' a 'modo móvil'. Es lo mismo que ocurre cuando doblas una hoja de papel por la mitad y se queda una arruga en el pliegue. Esto, apunta la fuente, "se solucionará en la versión final".

Por otro lado, el dispositivo parece que no se podrá doblar completamente puesto que "daría lugar a roturas". Por esta razón, Samsung está probando un sistema para que los bordes queden ligeramente levantados cuando se plieguen. Motorola, por ejemplo, mostró en una patente un pequeño radio de giro en la bisagra para evitar precisamente esta rotura.

El dispositivo se lanzará a mediados de 2019, no será barato y sus unidades serán muy limitadas

Aparentemente, la compañía pretende tener listo el terminal para la primera mitad del año y producir "alrededor de un millón de unidades". No será barato, ni mucho menos. Se venderá por 1,5 millones de wones, que vienen a ser unos 1.170 euros. Por ese motivo, "la compañía parece haber elegido a hombres de 40 años de edad con alto poder adquisitivo como base de clientes", esto es, como público objetivo.

El motivo, apunta el ejecutivo, es que los hombres de 40 años están familiarizados con los teléfonos de tapa de los años 90 y prefieren los móviles con pantallas grandes. De hecho, un representante de otra de las compañías asistentes a la reunión afirma que "el encuentro con el móvil plegable de Samsung fue muy similar a cuando Nokia lanzó su móvil de tapa".

Por otro lado, Royole, creadora del FlexPai, el primer móvil plegable del mundo de índole comercial, ha mostrado su dispositivo en la feria sin mostrar fallos en los pliegues. Asimismo, afirman que se puede plegar más de 200.000 veces antes de que surjan problemas de rotura. ¿Es una cantidad suficiente? Tocará esperar para salir de dudas, puesto que al ser una tecnología nueva no podemos saber cómo la emplearán los usuarios y cuántas veces doblarán y desdoblarán el terminal al cabo del día.

Vía | The Investor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio