Trabajo a jornada completa y 250 euros diarios: así es la estafa por SMS que ojalá fuera cierta pero no

Trabajo a jornada completa y 250 euros diarios: así es la estafa por SMS que ojalá fuera cierta pero no
1 comentario

Es tremendamente raro encontrar hoy en día a alguien que no lleve un teléfono móvil en el bolsillo, y es por eso que los SMS han sido tradicionalmente el método preferido para los intentos de estafa. Es cierto que WhatsApp está reemplazando progresivamente a éstos como método predilecto de contacto, pero la mensajería corta sigue por delante. Y si bien está casi dedicada hoy en día a los códigos de autentificación y a las notificaciones de nuestro banco, las estafas tratan de alcanzarnos también por ahí.

Una de las últimas que circula por los teléfonos de España no tiene que ver con phishing, aunque ciertamente el método sea parecido. Tampoco tiene que ver con inyectar un malware en nuestro teléfono. No, en esta ocasión tiene que ver con tentarnos para ofrecernos un buen puesto de trabajo y grandes beneficios a cambio de un par de concesiones: o bien obtener información nuestra para futuras estafas, o bien ofrecernos actividades ilegales.

Ojalá fuera cierto

De entrada, el mensaje nos llega firmado por una extraña dirección que trata de convencernos de que es perfectamente legítima, aunque con poco éxito para quien esté un poco acostumbrado a moverse en estos entornos. Suele contener alguna mención a un país extranjero, como Estados Unidos, o bien a diferentes marcas. No resulta extraño, pues, que algunos usuarios lleguen a picar.

Capturas

En dicho mensaje, que esta misma mañana ha sido recibido por dos de nuestros compañeros en Webedia, se nos ofrece empleo. Pero no un empleo cualquiera. El mensaje en cuestión nos habla de un "empleo regular en medio tiempo / tiempo completo" (la expresión ya debería hacernos sospechar) y de un salario diario que oscila entre los 20 y los 150 euros. Justo al final de este mensaje se incluye una dirección de WhatsApp web para que pinchemos y se abra automáticamente una conversación. Y por si tenemos dudas, un número de teléfono para abrir la conversación manualmente. No sea que no nos fiemos del link o que nuestra app de SMS bloquee las URLs sospechosas.

Como indica la propia Guardia Civil, "el objetivo es obtener información con el fin de utilizarla para realizar nuevos fraudes o involucrar a los usuarios en actividades ilegales, como muleros". Es decir, a través de la conversación que se nos pide abrir, y con la excusa de tratarse de una selección laboral, se nos piden datos personales para así completar "nuestra ficha". Dicha información podrá usarse más adelante, por ejemplo, para escribirnos a nuestro número y directamente hablándonos de tú.

Solemos recomendar que nunca se debe aportar información personal a extraños salvo que estemos, en efecto, en una cita presencial y podamos atestiguar que se trata de un proceso real. Y lo recomendamos de nuevo. La Guardia Civil hace hincapié en el ofrecimiento de actividades ilegales pues si desde el otro lado detectan que tenemos problemas económicos de relevancia, o bien que llevamos mucho tiempo desempleados, pueden llegar a ofrecernos todo tipo de tratos muy ventajosos económicamente, pero con mucho riesgo e ilegales.

En caso de recibir un mensaje así, os recomendamos borrarlo automáticamente y bloquear el remitente. Es probable que una vez lo recibamos, volvamos a recibirlo en el futuro, porque significará que nuestro teléfono aparece en alguna base de datos robada o comprada, así que seguirán acosándonos con ello. Lo dicho, borrar, bloquear, y a ser posible denunciar a través de la Agencia Española de Protección de Datos. O incluso acudir a delitos informáticos de la Policía para que puedan iniciar (o completar) una investigación.

Recordad. Nadie escribe mensajes SMS a extraños de forma aleatoria para ofrecerles buenos trabajos con sueldos estratosféricos. Ojalá fuera cierto.

Temas
Inicio