Compartir
Publicidad
Nokia 6 2018 en cinco claves: más potencia y carga rápida para el Nokia 6 que tuvo que ser
Nokia

Nokia 6 2018 en cinco claves: más potencia y carga rápida para el Nokia 6 que tuvo que ser

Publicidad
Publicidad

Después de semanas de rumores y filtraciones, sabíamos que Nokia nos tenía preparada una renovación de su modelo de gama media, Nokia 6. Pues ya es oficial, la compañía finlandesa estrena el año con un nuevo terminal que mejora lo ofrecido en su predecesor, y se acerca más al Nokia 7.

¿Hay muchos cambios entre los dos modelos de Nokia 6? En realidad no demasiados, pues no deja de ser una versión y no un modelo nuevo, aunque sí bastante sustanciales, ya que la versión renovada es también una versión vitaminada que aumenta la potencia y además, se sube también al carro de la carga rápida. Para verlo mejor, vamos a descubrir qué esconde el Nokia 6 en cinco puntos clave.

Nokia 6 2018, especificaciones técnicas

Nokia 6 2018
Pantalla
5,5 pulgadas FullHD
400 ppp
Cristal 2.5D con Gorilla Glass 2
Dimensiones
148.8 x 75.8 x 8.15 mm
Procesador
Qualcomm Snapdragon 630
Núcleos
4 núcleos a 2,2 GHz y 4 a 1,9 GHz
GPU
Adreno 508
RAM
4GB LPRDDR4
Memoria
32/64GB
OS
Android 7.1.1 (actualizable a Android 8.0 Oreo)
Cámara trasera
16 megapíxeles, flash Dual LED
Cámara frontal
8 megapíxeles
Batería
3.000 mAh, carga rápida
Otros
Lector de huellas trasero

El sensor de huellas cambia de posición

Si comenzamos por el físico del Nokia 6 2018, veremos que conserva mucho parecido con su predecesor. Cuerpo de aluminio unibody, en el que encaja una pantalla a de 5,5 pulgadas y resolución FullHD, que llega sin excederse en marcos, aunque éstos siguen siendo ligeramente más grandes en la parte inferior.

Nokia 6 2

Y precisamente en esta parte es donde llegan los cambios. Y es que el Nokia 6 2018 traslada el sensor de huellas a la parte trasera, justo debajo de la cámara, decisión que sin embargo no ha tenido que ver con una disminución de los marcos frontales sino que solamente afecta en la altura del terminal que disminuye levemente, pasando de 155 mm de alto a 148,8 mm.

El Nokia 6 2018 cambia de posición el sensor llevándolo a la parte trasera, sin embargo esta decisión no ha supuesto una reducción de los marcos frontales

Sumando potencia

Como adelantábamos al comienzo, algo de lo que puede presumir este gama media renovado es de su potencia, la cual se eleva considerablemente al dar el salto desde un Snapdragon 430 a un 630, procesador que encontramos también en el Nokia 7 o en otros gamas medias potentes como el Motorola Moto X4.

Nokia 6

Más RAM y dos opciones almacenamiento

Si hablamos de potencia, tenemos que mencionar irremediablemente a las configuraciones de memoria que acompañan al chipset. El Nokia 6 primigenio, llegaba en una única versión formada por la pareja de memorias con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, ampliables hasta 128 GB con tarjeta micro-SD.

Nokia 6 4

En el caso de la versión de 2018, la memoria RAM aumenta hasta 4 GB, algo que como ya mencionamos en nuestro análisis, echamos en falta en la versión anterior, y además, nos encontramos con dos modelos a elegir. La RAM se mantiene aumentada en las dos configuraciones, pero en el caso de la memoria interna, tendremos dos opciones para elegir: 4 GB con 32 de almacenamiento o 4 GB con 64 de almacenamiento.

Carga rápida sí, quiero

Otro de los puntos clave que distancian al nuevo Nokia 6 de su versión anterior es la autonomía. Y no precisamente se distinguen por el amperaje de la batería, pues nos volvemos a encontrar nuevamente con una batería de 3.000 mAh, aunque en esta ocasión ostenta de carga rápida.

Dicho sistema de carga rápida es el Quick Charge 4, el propio del procesador Snapdragon 630. Según la compañía este sistema nos ofrece un 50% de carga en 15 minutos, pero como siempre, son datos sobre el papel a falta de pruebas. Mencionar también que con este cambio llega el conector USB-Type a sustituir al micro-USB.

Nokia 6 3

Android puro y Oreo a punto de llegar

Si una cosa nos gusta de la nueva andadura de Nokia es que nos deje un software limpio. Y es como en el resto de teléfonos de la familia, el Nokia 6 2018 llega también con Android stock, lo que sumado a un procesador más competente y esa "pizca" más de RAM, mejorará notablemente la experiencia respecto al modelo anterior.

La versión de Android con la que llega el teléfono es Android 7.1.1, pero actualizable a Android Oreo muy pronto, tal y como vemos que está sucediendo con el resto de terminales pertenecientes a esta última hora de de la compañía.

En Xataka Android | Nokia 6 (2018), una renovación sin sorpresas con más potencia y lector de huellas en la parte trasera

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio