Compartir
Publicidad
Ahora que Nokia puede resucitar la marca PureView, ¿cuáles han sido sus mejores teléfonos?
Nokia

Ahora que Nokia puede resucitar la marca PureView, ¿cuáles han sido sus mejores teléfonos?

Publicidad
Publicidad

Llevamos varios meses escuchando hablar sobre el próximo terminal insignia de HDM Global, el Nokia 9, y ahora parece ser que se apellidará PureView. Para quienes no lo recuerden, la tecnología PureView de Nokia consistía en una combinación de hardware y software que buscaba ofrecer una mejora en la calidad fotográfica como elemento diferenciador.

¿Será el Nokia 9 con sus cinco cámaras el modelo que rescate la serie PureView de la antigua Nokia? Mientras llega (y parece que va para largo), vamos a hacer un repaso por los modelos más emblemáticos de esta familia.

Con la fotografía móvil por bandera

Nokia 9

Desde la aparición de Symbian para sus smartphones, Nokia puso el foco en el hardware como su principal factor de venta, con buenos procesadores, materiales, diseño y, sobre todo, cámaras muy capaces (con la tecnología PureView como máximo exponente). Sin embargo, descuidó el software y eso le llevó a un declive con las nefastas consecuencias conocidas por todos.

Hace poco más de un año, HMD anunció una nueva alianza con Carl Zeiss, y hace apenas un mes, adquirió la marca comercial 'PureView', que estaba en manos de Microsoft. Todo esto ha provocado un aluvión de rumores en torno al interés de HMD por retomar ese enfoque en la fotografía de calidad que caracterizó durante varios años a la vieja Nokia y que podría comenzar con el Nokia 9.

Pero retrocedamos de nuevo en el tiempo porque antes de que Nokia empezara con sus penurias, la familia PureView nos dejó unos cuantos terminales que merecen ser recordados (si es que alguna vez fueron olvidados:

Nokia 808 PureView

Nokia 808 Pureview

El Nokia 808 PureView llegó en 2012 con un procesador de un solo núcleo a 1.3GHz y una pantalla de 4 pulgadas con tecnología CBD y resolución nHD (640x360 píxeles). Incluía también 512MB de memoria RAM y 16GB de almacenamiento interno (ampliable vía micro SD), además del sistema operativo Nokia Belle, es decir, Symbian.

Pero su característica más importante residía en la cámara, que venía equipada con una lente firmada por Carl Zeiss (24 mm f2.4) y un sensor de 41 megapíxeles (38 megapíxeles efectivos a 4/3 y 34 en formato panorámico 16:9). Incorporaba un flash de Xenon y flash LED para vídeo, y presumía de un zoom digital sin pérdida de calidad hasta 3X en imágenes y hasta 4X en vídeo 1.080p.

Nokia Lumia 1020

Lumia 1020

El Lumia 1020 nació en 2013 con unas especificaciones normalitas para la época (procesador de doble núcleo, pantalla AMOLED de 4,5 pulgadas y 2 GB de RAM, entre ellas), pero con una cámara que se acercaba más a la calidad de una compacta que a la de un móvil de entonces.

El principal culpable de su poco éxito fue el sistema operativo (Windows Phone) y su falta de oferta de aplicaciones. Sin embargo, eso no desmereció para nada aquella cámara PureView, que venía equipada con un sensor retroiluminado de 41 megapíxeles y 1/1,5 pulgadas, una lente con apertura de f/2.2, un zoom digital 3x sin pérdida de calidad y los mismos flashes del 808: Xenon para fotos y LED para vídeos.

Destacaban también sus amplios controles manuales y una empuñadura opcional que mejoraba la ergonomía, añadía otro botón de disparo, permitía colocarlo en un trípode y actúaba como una batería extra de 1.000 mAh.

Nokia Lumia 930

Lumia 930

Pese a que se quedó bastante lejos del 1020, la gran baza del Lumia 930 era su cámara, que presumía de 20 megapíxeles, estabilización óptica y tecnología PureView. Su sensor tenía un tamaño en la media de los gama alta de la época (1/2,5 pulgadas), pero la apertura era menor que la mayoría de ellos (f/2.4).

Por lo demás, el sucesor del Lumia 920 incluía una pantalla AMOLED de 5 pulgadas (1.920x1.080 píxeles), un procesador de cuatro núcleos a 2,2 GHz, 2GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno. Como sistema operativo, Windows Phone 8.1, y ese detalle en 2014 ya le restaba muchos puntos.

Nokia Lumia 1520

Lumia 1520

El sucesor del Lumia 1020 llegaba en 2014 con un sensor de tamaño inferior (1/2,5 pulgadas), se quedaba en los 20 megapíxeles, perdía el flash Xenon y reducía su luminosidad pasando a una apertura máxima de f/2.4. Sin embargo, incluía un flash LED dual, óptica de ZEISS, una buena estabilización óptica y varios aspectos clave de la tecnología Pureview.

Además, el Lumia 1520 contaba con el procesador Qualcomm Snapdragon 800 a 2,2 GHz, 2GB de RAM, una pantalla LCD FullHD de 6 pulgadas y, por primera vez en un Nokia, ranura para tarjetas nanoSIM.

Nokia Lumia 830

Lumia 830

Apareció a finales de 2014 para sustituir al Lumia 820 y para poner la tecnología PureView al alcance de más bolsillos. Eso sí, a costa de reducir la resolución de la cámara a 10 megapíxeles (aunque mantenía la tecnología de estabilización óptica y el flash LED).

Bajo un diseño muy colorido (disponible en verde, naranja, gris y blanco), el Lumia 830 incluía una pantalla ClearBlack IPS de 5 pulgadas, un chipset Qualcomm Snapdragon 400, 1GB de RAM, 16GB de memoria interna y, una vez más, Windows Phone 8.1.

Microsoft Lumia 950

Lumia 950

Ya bajo el paraguas de Microsoft, este modelo llegó en 2016 de la mano de un hermano gemelo algo mayor (Lumia 950 XL) y apostó por un panel AMOLED de 5,2 pulgadas (1.440x2.560 píxeles), el procesador Snapdragon 808 de seis núcleos, 3GB de RAM y un puerto USB-C para la carga.

El Lumia 950 disponía también de una cámara con sensor de 20 megapíxeles, óptica Carl Zeiss y un buen rendimiento en escenas nocturnas, pero ya no marcaba tanto la diferencia con los terminales de la época como lo hicieron sus antecesores. Y por supuesto, no compensaba las deficiencias de sus sistema operativo (Windows 10).

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio