Compartir
Publicidad

¿Por qué Nokia ha comprado Symbian?

¿Por qué Nokia ha comprado Symbian?
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entre las numerosas noticias que ayer generaba la compañía finlandesa, ayer se anunciaba la adquisición completa por parte de Nokia de la empresa creadora del sistema operativo Symbian, actualmente, el más extendido entre los “smartphones” a nivel mundial. Mediante esta compra, Nokia puede seguir adelante con la creación de la Fundación Symbian y la publicación de este sistema bajo licencias “open source”.

La compra de Symbian y el paso a open source ha sido interpretada por algunos como una respuesta a Google y Android. Otros analistas la sitúan como un paso más en la larga transformación de Nokia hacia una empresa de servicios. Un Symbian más extendido que en la actualidad favorecería la venta de los servicios de Nokia. Puede que ambos análisis sean bastante acertados, pero veamos otros posibles motivos.

Reducir los costes de desarrollo de Symbian

La Fundación Symbian se encargará de coordinar el código y la evolución del sistema operativo. Si estimamos que la fundación puede contar con unos 200 empleados, esto supone unos costes operativos anuales de unos 20 millones de dólares, a repartir entre los fabricantes miembros. Con la compra de Symbian, Nokia hereda unos 500 empleados lo que implica unos costes de unos 50 millones de dólares anuales. Sumando ambas cifras, se pueden calcular unos costes de unos 60 millones anuales. Si Nokia vende unos 60 millones de móviles Symbian al año y partiendo de un royalty de 2,5 dolares por cada terminal, ya se estaría ahorrando mas de la mitad al comprar Symbian. Además, 500 ingenieros son muchos para desarrollar un sistema, lo normal son entre 100 y 200, por lo que el ahorro podría ser mucho mayor.

S60
Extender S60

Nokia optó hace años por desarrollar un interfaz propio, S60 que funcionase sobre el sistema Symbian. Otros fabricantes podían usar el S60 de Nokia pagando una licencia. Esta estrategia parece que no ha dado muchos frutos, dado el bajo número de móviles Symbian S60 de LG o Samsung. Por el contrario Motorola y Sony-Ericsson decidieron desarrollar la interfaz conocida como UIQ, mientras que en Japón se creaba una variante llamada MOAP.

Lo cierto es que hay muchos aspectos de S60 que técnicamente estarían mejor situados como parte del sistema operativo. Nokia ya ha anunciado que el sistema estará fuertemente basado en S60, con algunos aspectos de UIQ y MOAP. Se eliminan por tanto los distintos interfaces y se opta por un modelo único, S60, bajo el que funcionará cualquier móvil Symbian.

Para aventajar a la competencia

Sony-Ericsson y Motorola estaban vendiendo alrededor de 1 millón de móviles UIQ al año. Ahora se ven obligados a fabricar móviles con S60, por lo que es lógico que busquen sistemas alternativos con los que crear smartphones. Con un tiempo-hasta-el-mercado (time to market) de un mínimo de 12 meses, y siendo lo habitual entre 18 y 24 meses, Nokia dispone de un buen margen para establecer la fundación Symbian y de seguir produciendo smartphones.

Symbian

Para controlar la evolución de Symbian

Hasta ahora, el desarrollo de Symbian se controlaba por la junta directiva, en la que Nokia no llegaba al 50%. Esta forma de gobierno conlleva muchos procesos administrativos y es muy lenta para el desarrollo de software.

Sin embargo, a través de la fundación Symbian, Nokia estará contribuyendo directamente al código de Symbian y S60 para publicarlo como open source. En proyectos de código abierto promovidos por compañías, la experiencia dice que el control esta garantizado a la empresa que más ingenieros dedica al proyecto. Aunque otros participantes pueden promover desviaciones o “forks” en el código no hay muchos incentivos para hacerlo. El centro de gravedad se suele formar en torno a la entidad con mayor contribución al código. La misma Nokia reconoció que no debía haber hecho el “fork” del WebKit de Apple.

Para producir móviles diferentes mas barato

Todo fabricante de móviles busca distinguir sus productos de los de la competencia. La fundación Symbian ofrecerá a sus miembros un sistema operativo y una interfaz, S60, sobre los cuales los competidores de Nokia tendrán que establecer sus diferencias. Aunque el sistema no suponga el pago de royalties, esto implica un coste adicional “de diferenciación” para los competidores de la finlandesa. Nokia pude centrarse en el diseño, el factor forma y los componentes, lanzando distintos productos a un menor coste.

Para acorralar a Microsoft

El coste de licencia de Windows Mobile se estima en unos 6 dólares por terminal. Un Symbian sin royalties hace menos atractivo el sistema de Redmond para los fabricantes asiáticos y, por precio, para los consumidores no empresariales. Si añadimos la reciente compatibilidad con Exchange de todos los Nokia S60, tenemos un producto apto también para el mercado empresarial.

Aparte las ventajas que supone para Nokia la adquisición de Symbian aún quedan por ver los inconvenientes de esta operación. Según se articule la fundación Symbian y, sobre todo, según la respuesta de los competidores de Nokia a la hora de integrar el nuevo sistema open source, veremos si la compra de Symbian fue un acierto.

Vía | VisionMobile
Enlace | Symbian

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio