Compartir
Publicidad

MásMóvil reclama condiciones especiales para acceder a frecuencias bajas y fibras de terceros

MásMóvil reclama condiciones especiales para acceder a frecuencias bajas y fibras de terceros
7 Comentarios
Publicidad

Hoy no solo ha sido turno de Vodafone en el Encuentro de las Telecomunicaciones de Santander. Tras la ausencia en la pasada edición de Yoigo, que actuaba en esta cita como contrapoder a los tres grandes operadores, el Encuentro había quedado en manos de ellos, pero esta edición ha vuelto a tener un cuarto operador, MásMóvil.

El operador amarillo ha venido a Santander a hablar de su rápido crecimiento en los últimos años, cimentado ahora con las compras de Pepephone y Yoigo, pero también con una buena serie de reclamaciones a la CNMC. La principal ha pasado por la petición de que en próximas subastas de espectro en bandas bajas se establezca algún mecanismo que les favorezca para poder hacerse con ellas.

Son múltiples las ocasiones en las que se subastaron frecuencias bajas, incluso en condiciones que le favorecían, pero con el mismo resultado siempre, Yoigo nunca se hizo con ellas. Y esas decisiones de los que dejarán de ser en breves los accionistas del cuarto operador con red en España las quiere enmendar ahora MásMóvil.

Meinrad Spenger, Consejero Delegado de MásMóvil, ha pedido a la CNMC que cuando se subasten nuevas frecuencias en la parte baja del espectro su compañía tendría que ser favorecida de alguna manera. En su día a Yoigo se le facilitó la tarea de acceder a los 900 MHz estableciendo un límite de acumulación de frecuencias a sus rivales, aunque finalmente no aprovechó dicha circunstancia.

La importancia de las bandas bajas

Esa petición, que también va unida a la de reclamar un acceso a precios mejorados a la fibra de terceros, tiene toda su lógica. MásMóvil con sus empresas adquiridas cuenta o contará con licencias en 1.800, 2.600 y 3.500 MHz, bandas perfectamente útiles, pero que no ofrecen una cobertura tan extensa y con tan buena penetración en interiores como las de los 800 o 900 MHz.

El argumento de MásMóvil para reclamar esa ventaja es que es necesario hacer fuerte a un cuarto operador, que favorezca la competencia. El operador ya recibió un refuerzo con el alquiler de la red de ADSL y la adquisición de parte de la red de fibra de Jazztel, pero por la parte móvil sigue teniendo carencias, aunque compre Yoigo. Aun así, por mucho que consigan una subasta con condiciones favorables, MásMóvil tendría que volver a preparar la chequera, primero para hacerse con la licencia y posteriormente para acometer el despliegue.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio