Compartir
Publicidad
Publicidad
BQ no arriesga con sus nuevos smartphones, su apuesta es la garantía y el servicio técnico en España
Otras

BQ no arriesga con sus nuevos smartphones, su apuesta es la garantía y el servicio técnico en España

Publicidad
Publicidad

En BQ saben de sobra cuál es su posición. Tras unos inicios en los que crecieron como la espuma, también era cuando no estaban tan de moda los smartphones de marcas chinas, la compañía española encontró su techo y tuvo que ajustar su plantilla y planes de ampliar el catálogo de dispositivos. Desde entonces hemos visto como la marca se centraba en sus productos estrella, los smartphones, y en su mercado principal, España.

Ello le ha valido para ser la tercera marca en ventas en nuestro país, solo por detrás de gigantes como Samsung y Huawei y por delante de otros tan grandes como Apple o LG. Y su apuesta para la navidad de 2017 ha jugado al conservadurismo: una gama Aquaris U2 con escasas novedades y unos Aquaris V que cubren la franja de precios que queda entre los anteriores y los Aquaris X.

Hemos visto poca ambición y pocas sorpresas, ya que aunque la competencia aprieta BQ seguirá apostando por sus ventajas frente a los chinos: la garantía y el servicio técnico en España.

Un BQ cuesta lo mismo que un Xiaomi con garantía europea

Xiaomi Mi A1

Es difícil que un smartphone diseñado en Europa (BQ o Wiko por poner dos marcas afincadas aquí) pueda competir contra un smartphone chino en las simples características técnicas. El ejemplo más claro puede ser el Xiaomi Mi A1, el primer Android One del fabricante oriental que cuenta con un potente Snapdragon 625 con 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna, que ha salido a la venta a unos 200 euros al cambio.

Aunque lo podamos hacer, y lo hacemos, comparar un BQ con un Xiaomi no es justo. La principal razón para ello es que Xiaomi no cuenta con distribución oficial en España, si queremos hacernos con uno tenemos que recurrir a webs como Gearbest (205 euros), con sus plazos de entrega y peor garantía, o a importadores como TuXiaomi (249,95 euros), en cuyo caso sí contaremos con garantía europea pero a cambio de pagar el precio de un BQ similar.

Los Xiaomis tienen precios imbatibles, pero si los queremos con garantía europea nos vamos a precios de BQ

¿Qué opción es preferible? No hay una buena para todos los usuarios. Xiaomi siempre ha tenido la desventaja de una capa de software propia que muchos detestan, pero es una capa que nos podemos ahorrar en el Xiaomi Mi A1, que además viene con Android Oreo de fábrica y parece que se seguirá actualizando periódicamente. Pero el BQ Aquaris V Plus también es un teléfono muy prometedor, aunque esté ligeramente por debajo de los Aquaris X.

BQ no va a arriesgar, sabe que tiene su público

Volviendo a lo que hemos visto hoy por parte de BQ, esos Aquaris U2 y Aquaris V, parece claro que la marca española sabe mejor que nadie qué buscan los usuarios y no van a arriesgar un ápice. Nada de asistentes ni otras funciones novedosas que puedan encarecer sus smartphones, la gama U se ha renovado ligeramente, introduciendo una pantalla más grande y carga rápida. Poco más hemos visto en una gama destinado a los presupuestos más ajustados, con precios de 159,90 y 179,90 euros.

Hay un BQ para todos esos usuarios que tienen un presupuesto desde 150 hasta 360 euros

¿Y la gama V? Otra apuesta segura, con un Aquaris V que perfectamente se podría llamar Aquaris U2 Plus (ya hubo el año pasado un U Plus) por su escasa evolución respecto al Aquaris U2, y un Aquaris V Plus que, por seguir jugando a lo de renombrar los terminales, podría ser un Aquaris X Lite. No le quita interés a ambos terminales sus ligeras diferencias con otros BQ ya existentes, pero revela lo poco que ha arriesgado la marca, que con los Aquaris V ha cubierto ese salto de precio que hasta ahora existía entre los Aquaris U y Aquaris X.

El adiós a los marcos tendrá que esperar a 2018

Dscf5052

Con todo lo anterior, BQ ya tiene su catálogo de 2017 cerrado (salvo sorpresa mayúscula). Su apuesta para una época tan importante como la navidad para los fabricantes ya está sobre la mesa, con los Aquaris U2 para los menos exigentes o con menos presupuestos, los Aquaris V para los que tienen miedo de quedarse cortos y los Aquaris X para los más exigentes, que buscan tanto potencia como buenas cámaras.

BQ se va a arriesgar a quedarse atrás en la tendencia del mercado: el adiós a los marcos

Solo vemos un punto flaco en ese catálogo ya cerrado, y es que falta un terminal que se sume a la última tendencia del mercado: el adiós a los marcos. Si Wiko, el BQ francés por hacer un símil, ha podido lanzar su Wiko View (aunque nos habría gustado ver menos marcos todavía) no es entendible que BQ no haya dado un paso similar. Bueno sí, podemos entenderlo dentro de las cero ganas de arriesgar de la marca española.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos