Compartir
Publicidad

Geeksphone demanda a Silent Circle por el impago de su parte de Blackphone

Geeksphone demanda a Silent Circle por el impago de su parte de Blackphone
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El tema de los smartphones que prometen una seguridad extrema siempre ha sido complicado. Generalmente hemos visto smartphones con unos precios desorbitados, alejados de los precios de otros dispositivos con hardware similar, lo que de por si ya dificulta que este tipo de smartphones puedan obtener una buena cifra de ventas.

Y uno de esos smartphones seguros más famosos es el Blackphone. El smartphone respaldado inicialmente por Silent Circle y Geeksphone atrajo bastante miradas en la edición del Mobile World Congress de 2014, pero tras aquella aventura inicial ambas partes decidieron separar sus caminos, quedándose Silent Circle con el 100% de la compañía. Pero parece que esa separación va a seguir dándonos de hablar, ya que Geeksphone ha denunciado a sus ex-socios por impago.

No corren buenos tiempos para Blackphone. Tras la salida de Geeksphone del negocio, las ventas del Blackphone 2, a la venta desde el pasado mes de septiembre parecen no estar funcionando como la compañía esperaba. Según recoge TechCrunch, la marca tenía previsto distribuir 250.000 unidades de su último smartphone, pero dos de los acuerdos se cayeron y otro se redujo de 100.000 a solo 6.000 unidades.

Sin solvencia para pagar a Geeksphone

Esa situación y con la incapacidad de recibir nueva financiación, Geeksphone ha demandado a su ex-socio por impago. La venta de su parte de Blackphone se valoró en 30 millones de dólares y en el calendario de pagos se había establecido uno de cinco millones de dólares en abril, que no se produjo, por lo que la compañía española ha decidido tomar acciones legales.

Silent Circle intentó llevar a cabo una ronda de financiación C el pasado mes de febrero, buscando 20 millones de dólares que le permitiesen continuar con su actividad y satisfacer sus deudas, pero ante las exigencias de sus actuales accionista le fue imposible. La empresa dirigió entonces a sus ex-socios solicitando una reestructuración de la deuda, ofreciendo el pago de un millón de dólares, que los españoles rechazaron.

Tras una primera oferta, rechazada, para refinanciar su deuda, Silent Circle ha cargado contra Geeksphone

Con esa negativa a renunciar a gran parte del pago pendiente, Silent Circle decidió elevar posteriormente el tono contra los que fueron sus socios. A ellos responsabiliza de no aportar a la aventura conjunta el capital y conocimiento para poder desarrollar el negocio correctamente. Incluso llegan a mencionar que la previsión de ventas que Geeksphone predijo estaba inflada (750 millones de dólares frente a los 10 reales), cifra en la que se basó el acuerdo para quedarse con el 100% de Blackphone.

Por tanto, parece que finalmente la relación entre ambas partes no puede ir a peor. Tras sus malos resultados, Silent Circle tiene que reducir drásticamente los gastos operativos de Blackphone para mantenerla viva, mientras en los tribunales tendrá que enfrentarse a Geeksphone. Parece que el mercado de los smartphones súper seguros es muy reducido, y que pocos están llamados a sobrevivir en él.

Vía | TechCrunch

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos