Publicidad

Xiaomi Mi Note 2, review con vídeo
Otras

Xiaomi Mi Note 2, review con vídeo

Publicidad

Publicidad

Xiaomi se ha colocado ya entre los grandes de la telefonía móvil en calidad de construcción, en fama y en relación calidad-precio. Curiosamente, no es de los que más dispositivos vende aunque su enorme variedad de productos les permite afirmar cosas como que no ganan un sólo euro con la venta de sus terminales pues sus ingresos proceden de otras fuentes.

Su catálogo se nutre de dispositivos de gama económica y gama de entrada aunque cuentan con sus puntas de lanza, y uno de los últimos en llegar al mercado es posiblemente el más atrevido de todos. No ya por la apuesta en cuanto a diseño o especificaciones sino en cuanto a precio. El Xiaomi Mi Note 2 ronda los 600 euros y ahora, tras su lanzamiento, ha pasado por nuestra mesa de análisis.

Xiaomi Mi Note 2, análisis en vídeo

El Xiaomi mejor diseñado hasta el momento

Una de las cosas que más llama la atención de este Xiaomi Mi Note 2 es lo cuidado de su acabado, con una continuidad muy conseguida entre el cristal de pantalla y parte trasera y el marco. Evidentemente, la presencia del cristal nos hace dudar de la resistencia del dispositivo a golpes y caídas y también lo pone en el punto de mira de huellas y marcas.

El Mi Note 2 no es precisamente pequeño ni compacto. Basta decir que supera los 15 centímetros de altura y los 160 gramos de peso. Con todo, es cómodo y agradable en mano y no resbala. Además se maneja bien tanto a una como a dos manos y los controles físicos de los laterales, encendido y botones de volumen, están en una posición cómoda para acceder a ellos. No obstante, su recorrido puede ser algo escaso para determinados gustos.

Mi Note 2 Acabado

Como remate para el diseño, hablaremos de que en la parte inferior del Mi Note 2 tendremos el puerto USB C para carga y un altavoz estéreo situado a ambos lados, además del micrófono. Tenemos salida de auriculares, por supuesto, y está colocada en la parte superior del Mi Note 2 aunque, ojo, no tendremos auriculares incluidos en la caja del dispositivo.

Pantalla casi plana bajo cristal curvo

Otro de los detalles que queríamos comprobar con el Xiaomi Mi Note 2 de forma presencial era el diseño de la doble curva. Xiaomi lo ha usado para en parte justificar su subida de precio pero sin embargo en su pantalla apenas se aprecia la curvatura. Ésta se aprecia tanto en el cristal de protección frontal como en la carcasa trasera, pero no estamos ni por asomo ante la curva de un Samsung de la línea Edge, para hacernos una idea.

Esta casi nula curvatura de la pantalla hace que la experiencia de uso del terminal no difiera de la de un smartphone de pantalla plana. No dispondremos de una mayor inmersión a la hora de visualizar vídeo y podremos usarla poco más que para facilitar el deslizamiento con los dedos desde el lateral. Es todo más una operación de diseño que de aporte de funcionalidad.

En cuanto al panel, estamos ante un AMOLED con 5,7 pulgadas de diagonal y con resolución FullHD. Para un terminal de estas dimensiones esperábamos un panel 2K y como recalcamos en más de un análisis, las exigencias de un dispositivo escalan con su precio. Xiaomi, lamentablemente, no ha hecho los deberes en este aspecto del Mi Note 2.

Mi Note 2 Pantalla

El diseño curvo del frontal del Mi Note 2 no afecta a la pantalla, que sigue siendo plana bajo el cristal

El problema radica también en que la calidad del panel tampoco justifica la pérdida de densidad. El Mi Note 2 aprueba justo en brillo pero no resalta como otros paneles similares en cuanto a visibilidad en exteriores, allí donde el cristal curvo del frontal tampoco pone las cosa fáciles en cuanto a reflejos. El sensor de luz para ajustar automáticamente el brillo de la pantalla es, para seguir sumando defectos, lento.

Aún hay más. La calidad de la pantalla del Mi Note 2 depende del ángulo de visión pues en cuanto dejamos de observarla completamente de frente, los tonos blancos empiezan a virar inevitablemente a azulado. Una lástima pues no podemos corregir esto desde los ajustes de la propia pantalla, presentes en MIUI, y que sí nos permiten activar o desactivar el doble toque.

Llegamos al Snapdragon 821, la potencia bruta del Mi Note 2

Mi Note 2 Potencia

Antes de nada, situémonos en qué nos ofrece el Xiaomi Mi Note 2. Estamos ante un smartphone con un Snapdragon 821 de última generación con GPU Adreno 530 y que tiene la ayuda tanto de 6GB en la RAM como de 128GB en el almacenamiento interno. El chip de Qualcomm rinde a la perfección y tener una memoria interna tan elevada suple en cierta medida el no tener una ranura para microSD en la que apoyarnos.

Con esta configuración de hardware, es fácil prever que el dispositivo funcione de forma muy fluida y que su capa, MIUI, se desenvuelva con soltura. Sometido a pruebas de alto nivel como correr juegos con una alta carga gráfica, edición de imágenes con efectos pesados o navegación por internet con múltiples pestañas, el Mi Note 2 ha reaccionado a la altura de lo esperado. Os mostramos algunos resultados de benchmarks en comparación con parte de su competencia.

Mi Note 2
(Snapdragon 821)

Huawei Mate 9
(Kirin 960)

Huawei P9
(Kirin 955)

Galaxy S7 Edge
(Snapdragon 820)

iPhone 7 Plus
(Apple A10)

OnePlus 3T
(Snapdragon 821)

AnTuTu

137.281

125.649

98.008

136.695

172.644

164.678

GeekBench (Single / Multi)

1.841 / 3.944

1.910 / 5.863

1.764 / 5.383

2.117 / 6.063

3.457 / 5.608

1.890 / 4.264

PCMark Work

7.215

6.409

7.047

5.707

n.a.

7.469

3DMark (Sling Shot / ES 3.1)

2.666

2.255

983

2.890

2.806

3.189

Vista la configuración del Mi Note 2 y los resultados de los benchmarks, que no dejan de ser pruebas de potencia bruta, parece que Xiaomi no ha logrado sacar partido con MIUI a todo el hardware que tiene a su disposición. Sale mal parado incluso frente a configuraciones aparentemente menos ambiciosas como la del OnePlus 3T, mejor optimizado para cumplir con estas lides.

MIUI, estéticamente complejo

Mi Note 2 Miui

El Xiaomi Mi Note 2 que ha caído en nuestras manos para este análisis lo ha hecho luciendo Android 6.0.1 bajo MIUI 8.0, la octava versión de una capa que demuestra una y otra vez que permite una personalización bastante alta de nuestro teléfono pero que precisamente tiene ahí a su peor enemigo: no es capa para usuarios a los que no les guste trastear de forma profunda en el sistema operativo.

De un tiempo a esta parte, además, MIUI llega al mercado internacional sin Google Play ni los servicios de la gran G. No es complicado instalarlos pero tampoco sencillo, y además nos encontramos con que la ROM llega sólo en inglés y chino y que contiene una presencia importante de apps y servicios originarios de su país, unidos a las apps de Microsoft que ya vienen de serie con MIUI.

La autonomía esperada para un terminal de 5,7 pulgadas

Mi Note 2 Bateria

Xiaomi nos viene acostumbrando a no ofrecer baterías demasiado justas en miliamperios con sus terminales, y los 166 gramos del Xiaomi Mi Note 2 han servido para que el fabricante chino coloque un poco más de 4.000 mAh con lo que obtenemos aproximadamente 5 horas de pantalla de media, una cifra suficiente para un día de uso en usuarios más intensivos, y para superar el día si somos de perfil medio en cuanto a exigencia.

El sistema MIUI sí nos echa una mano en este aspecto con una configuración de la batería bastante amplia. Desde un modo de ahorro de batería hasta la posibilidad de controlar el funcionamiento en segundo plano de cada aplicación por separado. Además, contamos con la inestimable ayuda de la carga rápida de Qualcomm, en esta ocasión la versión 3.0 que nos ha permitido obtener un 50% de la carga en sólo 25 minutos y llegar al 100% en apenas hora y media. Nuestra recomendación: haceos con un cargador compatible.

22 megapíxeles a los que exigir mucho más

Mi Note 2 Camara 1

Xiaomi decidió, en medio de una oleada de smartphones de gama alta con 12 megapíxeles como medida casi estándar, montar un sensor de 22 megapíxeles para su Xiaomi Mi Note 2, una cifra que no aprovecha y a la que se le suman pequeños defectos como una apertura f/2.0, no tan amplia como la de su competencia, o la ausencia de la estabilización óptica.

Como era de esperar, el Xiaomi Mi Note 2 se porta bien cuando hay abundancia de luz en nuestro entorno, aunque tampoco llega a acercarse a los mejores sensores del mercado. Algo muy exigible a un dispositivo que, recordemos, se comercializa a un precio cercano a los 600 euros. Los 22 megapíxeles, sin embargo, nos permiten jugar al recorte sin perder mucha calidad y eso siempre es bueno.

Mi Note 2 Camara 2

El Mi Note 2 no brilla en fotografía como debería, y todo empeora enfrentándolo a parte de su competencia

Otro de los problemas de este Mi Note 2 a la hora de capturar fotografías es el ruido. Esperábamos más nitidez en los resultados y sus problemas se agravan en cuanto empezamos a echar de menos la luz. Con una apertura f/2.0 y sin estabilización óptica, que sí electrónica, tampoco podemos pedir mucho a este sensor al que sin embargo sí debemos exigirle que haga las cosas mejor.

Su talón de Aquiles está en el procesado, excesivo quizá para compensar que al disparar echa mano de sensibilidades más altas. Una pena pues un hardware de este nivel debería estar acompañado de una cámara a la altura, y tampoco tenemos a nuestra disposición fotografías RAW para poder llevar el procesado a otros derroteros.

Xiaomi Mi Note 2, la opinión final

Mi Note 2 Final

Puede que el principal problema de este Xiaomi Mi Note 2 hayan sido las altas expectativas con las que el terminal empezó a abandonar su hogar natal para llegar al mercado internacional. Un altísimo nivel de hardware que sin embargo no está acompañado por los resultados. Sin ventajas con la curvatura del frontal, sin un rendimiento superlativo pese a los "números" y sin una cámara que despierte la envidia de su competencia.

Podríamos decir que este Mi Note 2 no sólo compite contra modelos de su mismo nivel en precio sino contra dispositivos más económicos. A la hora de la verdad, puede que sólo el tamaño de su pantalla, de 5,7 pulgadas, sea lo diferenciador con respecto a modelos que podemos encontrar en fabricantes de la competencia, e incluso dentro de su propio catálogo por mucho menos dinero. Véanse el Xiaomi Mi 5 o el Mi 5s, por ejemplo.

Puede que el diseño, el rendimiento o la autonomía justifiquen la elección de este Xiaomi Mi Note 2 para una futura compra, pero un vistazo al parque actual de smartphones disponible pondrá cara su compra. Este Mi Note 2 está lejos de lo que uno espera en un terminal de su categoría. Al menos, de su categoría de precio. Posiblemente, el gran error en todo esto.

En Xataka | Xiaomi Mi Note 2, análisis: muchas sorpresas en el primer Xiaomi de casi 600 euros

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir