Compartir
Publicidad

Nuevo Exynos i S111 de Samsung para dispositivos conectados: hasta 10 años en espera y GNSS

Nuevo Exynos i S111 de Samsung para dispositivos conectados: hasta 10 años en espera y GNSS
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Internet de las Cosas ya no es algo del futuro, es el presente y cada día nos rodean no pocos dispositivos que viven conectados permanentemente a Internet. De ahí que los gigantes del sector de las telecomunicaciones ya lleven tiempo manos a la obra, tratando de posicionarse como los mejores constructores, o en este caso de Samsung, como los mejores fabricantes de componentes.

Los coreanos han presentado su próximo chip para dispositivos conectados, un procesador para IoT. El nuevo Exynos i S111 llega para permitir alejar estos dispositivos de las redes WiFi y sacarlos a la calle. Conexión de datos 4G, autonomías que superen los 10 kilómetros de separación de una fuente de energía y velocidades reducidas, pero suficientes, para mantenerlos en constante emisión y recepción de datos.

Soporta desconexiones de hasta 10 años

Samsung ha dotado a su nuevo Exynos i S111 de un módem 4G capaz de descargar datos a 127Kbps y enviar a algo más de velocidad, 158Kbps. En cuanto a la gestión de energía, dispone de un modo de ahorro de energía PSM con recepción continua expandida, eDRX, capaz de mantener el dispositivo al que esté conectado en reposo. De hecho, afirma Samsung que el dispositivo podría permanecer desconectado hasta 10 años sin sufrir ningún desgaste energético, algo que lo situaría como un chip bastante atractivo para tareas relativas a smart cities.

Siempre conectado, y permitiendo cubrir largas distancias con muy poco consumo energético y de datos, el S111 puede permanecer 'dormido' hasta 10 años

En cuanto a geolocalización, el i S111 de Exynos es capaz de conectarse vía GNSS y también obtener su localización gracias a la triangulación de torres de comunicaciones, obteniendo así un nivel de precisión bastante elevado. También tenemos cifrado, para completar el paquete, pues el i S111 trasmite los datos codificados gracias a un chip independiente integrado en el SoC.

El Exynos i S111 no presenta, no obstante, conectividad Bluetooth o cualquier otra ya que se enclava en el grupo de chips destinados a NB-IoT, o banda estrecha, que sólo requieren de conexión constante pero de baja potencia y que suelen efectuar tareas automatizadas controladas a distancia, o completamente autónomas. El nuevo chip, ya oficial, estará disponible en los próximos meses, casi con total seguridad antes de que acabe este año 2018.

Vía | Samsung
En Xataka Móvil | MediaTek quiere su hueco en el IoT con el nuevo MT2621 para dispositivos conectados

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio