La aplicación de mi móvil que más me facilita la vida es el gestor de contraseñas
Seguridad

La aplicación de mi móvil que más me facilita la vida es el gestor de contraseñas

No cabe duda de que elegir una buena contraseña es vital para la seguridad de nuestras cuentas, al igual que activar un sistema de verificación en dos pasos que le sume un plus. Sin embargo, por seguros que sean estos elementos, de nada sirve sin un gestor de contraseñas.

Y no me malinterpretes, ya que durante años he sido de esos que usaba mismas contraseñas en todas sus cuentas y que no prestaba atención a este tipo de aplicaciones. Sin embargo, a día de hoy es fácil comprobar la tremenda utilidad que tienen estos gestores de contraseñas.

No usar ningún gestor, no debería ser una opción

No pretendo imponer a nadie una obligación y, evidentemente, comprenderé que cualquiera que lea este artículo pueda después optar por seguir su vida sin un gestor de contraseñas. No me va vida en ello, aunque ciertamente me daría pena que no se le dé al menos una oportunidad.

Y es que, independientemente del gestor que se use, considero que es un bien básico en plena era tecnológica debido al riesgo de que nos roben la cuenta. Un gestor puede ayudarte a minimizar ese riesgo con búsquedas activas de posibles filtraciones, aunque lo cierto es que no todos los gestores lo tienen.

Usar diferentes contraseñas y que estas sean complicadas es sinónimo de seguridad. Por ello, tener un gestor es más que recomendable.

Donde un gestor de contraseñas resulta más práctico es en, valga la evidente redundancia, gestionar todas las contraseñas. Tener una misma contraseña para todas las cuentas ya es un peligro y, si me apuras, diría que incluso en dos cuentas. Si alguien descubre cuál es la clave de una cuenta, poco le costará probar esa misma contraseña en otras cuentas.

Sumamos a esto la necesidad de que las contraseñas no sean intuitivas y que sigan un cierto patrón de seguridad en cuanto a extensión y mezcla de caracteres alfanuméricos con mayúsculas y minúsculas, incluyendo también otros como exclamaciones o guiones. Así, recordar todas nuestras contraseñas es prácticamente imposible.

Y debido a que anotarlas en cualquier sitio no es una opción segura, tener un gestor en el que almacenar todas es algo crucial. Ahora bien, almacenar estas claves no es lo único que puede llegar a ofrecer una de estas aplicaciones.

Otros añadidos que suma un gestor de contraseñas

Como veníamos diciendo, y ya sea gratuita o de pago, hay aplicaciones para móvil y ordenador que ofrecen funciones adicionales al almacenamiento de claves. Aquí van algunas:

Contrasenas Filtradas
  • Generador de contraseñas seguras de acuerdo a parámetros como los comentados anteriormente en referencia a longitud y variedad.
  • Alertas de contraseñas poco seguras si la aplicación detecta que la clave que utilizas es fácil de descifrar.
  • Rastreo de contraseñas filtradas en bases de datos en las que pudiesen aparecer tus cuentas. Saber que tu cuenta puede estar en peligro, es señal suficiente para que se cambie la contraseña y minimizar riesgos.
  • Autenticación de doble factor (2FA) que te permita sumar un añadido de seguridad más aparte de la contraseña. Así, cada vez que se desee iniciar sesión en dicha cuenta, se solicite un código adicional que se reciba vía mail, SMS, a través de la propia app u otra vía a la que solo tenga acceso el legítimo propietario de la cuenta (ósea, tú).
  • Añadir otros datos privados como la contraseña de la alarma de seguridad, los datos de la tarjeta de crédito o el pin de una caja fuerte.

También hay otros añadidos interesantes que completan un gestor de contraseñas. El más básico es que que sea multiplataforma y pueda así servirte tanto en móviles Android y iPhone como en ordenadores Windows y Mac. De esa forma podrás acceder a él en cualquier momento, incluso si pierdes el móvil en el que originalmente tenías la aplicación.

¿Merece la pena pagar por un gestor de contraseñas?

Como ya he dejado caer a lo largo de este post, sí. Merece mucho la pena pagar por un gestor de contraseñas. Y aunque hablo a modo personal, también lo digo teniendo en cuenta una mayoría de casos. Entiendo que al final gestionar contraseñas es algo común a todos y este tipo de aplicaciones son aquellas por las que merece pagar.

Aunque, lógicamente, depende todo de cada presupuesto. Por norma general, este tipo de aplicaciones suelen exigir una suscripción de alrededor de 2-5 euros al mes. No es que sea caro, pero sí comprensible que haya quien ni siquiera se lo pueda permitir o sencillamente no quiera.

Aquí es donde emergen las opciones gratuitas para gestionar contraseñas. Véase el llavero de iCloud para iPhone o el de Google en Android. Estos son gestores seguros para las contraseñas y que perfectamente pueden servir, aunque se dejan algunas de las funciones extras que comentábamos previamente.

Respecto a usar otro tipo de apps gratuitas para ello, nuestra recomendación es no hacerlo. Sin querer decir que absolutamente todas sean problemáticas, lo cierto es que podrían no ser seguras y tener pleno acceso a tus claves, algo que en el caso de las apps de pago o de las opciones de Apple y Google no sucede.

Por tanto, nuestro consejo es que si no quieres pagar, te conformes con lo que trae tu móvil. Y si decides dar un paso más allá y ganar funciones extra, medites la opción de pagar por apps de confianza como las que te mostraremos en el próximo apartado.

Gestores de contraseñas recomendados

1password

Si bien podría servirte con el llavero de iCloud en el caso de iOS y con el de Google en Android al ser gratuitos, lo cierto es que se quedan cortos frente a otros gestores. Existen aplicaciones más avanzadas y que, pese a exigir de una suscripción, podrían salirte rentables si quieres aprovechar todas sus opciones de seguridad.

Temas
Inicio