Compartir
Publicidad

El camino que empezó con el Nexus One acaba con Android P: el fin de los Nexus

El camino que empezó con el Nexus One acaba con Android P: el fin de los Nexus
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Salvo por los programas dedicados al entorno empresarial, como Android Enterprise o su equivalente en el catálogo de Samsung, Google ofrece actualizaciones para los terminales durante dos años. Y siguiéndole a él, el resto de fabricantes hace exactamente lo mismo. Dos grandes versiones por dispositivo, que en ocasiones, por retrasos, llegan a ser sólo una.

Con la llegada de Android P Developer Preview se vuelve a cumplir el ciclo de dos años en los terminales de la casa, y sólo hay que echar unas simples cuentas para comprender por qué el camino de los Nexus acaba oficialmente aquí. Ni el Nexus 5X ni el Nexus 6P, los últimos en llegar al mercado con la firma Nexus a la espalda, recibirán Android P. Adiós a un programa que empezó en el año 2010.

Nexus One, enero de 2010

Google Nexus One

Google ya colaboraba con HTC para ofrecer una mejor versión de Android en alguno de sus teléfonos, pero no fue hasta enero de 2010 cuando introdujo su propia marca. Una marca en la que Google actuaba como promotor pero de cuyo diseño y fabricación se encargaban otros. Una marca blanca para los fabricantes que querían apuntarse al programa.

El iniciador de todo fue el Nexus One, y con la llegada de los Pixel varios años después se cerró el círculo taiwanés, pues los que lo empezaban todo retomaban el testigo, y finalmente acabaron en el interior de la propia Google. Aquel Nexus One fue el único teléfono de la línea desarrollado por HTC, aunque en 2014 llegaría un tablet firmado también por ellos.

HTC, Samsung, LG, Motorola, Huawei y Asus. Los fabricantes que han pasado por el programa Nexus que morirá con Android P.

A HTC le siguió Samsung con los Nexus S y Galaxy Nexus, y el Nexus 10 de 2012, ya en el sector de los tablets, también fue surcoreano. Como surcoreanos fueron los Nexus 4, Nexus 5 y Nexus 5X. Motorola tuvo su parte en el desarrollo de la línea con el Nexus 6, y Huawei cerró la procesión con la llegada del Nexus 6P, uno de los terminales que ahora se quedan sin actualizaciones.

Imposible olvidar la entrada de ASUS en el programa, por supuesto, con aquel primer Nexus 7 que nos presentaron en un evento de Google en el que Sergei Brin se dejaba caer desde una avioneta. Unos cuantos de terminales y una pareja para cerrar el programa en el año 2015. Un programa que tuvo acceso a la llegada de Android 8.0 Oreo pero que hoy, con la liberación de la preview de Android P, llega a su fin.

Pixel 2 Xl

Ahora los Pixel seguirán en solitario, con los Pixel y Pixel XL de 2016, y con la segunda generación presentada a finales del pasado 2017. Android P será la primera versión de Android en muchos años que no caiga oficialmente sobre un teléfono Nexus. De actualizar modelos anteriores ya se encargarán los cocineros con sus respectivas ROMs modificada, pero el camino oficial acaba aquí.

Durante todos estos años, Google ha ido aprendiendo mucho, y ha llegado al punto de hacerse virtualmente un constructor de teléfonos móviles. Ya con el equipo de I+D de HTC a sus órdenes, Google tiene ya en mente crear sus propios procesadores pero aún mucho que mejorar. Sobre todo en materia de fragmentación, aunque tal vez el programa Android One y la implementación de Project Treble ayuden en ese sentido.

En Xataka Android | Android P Developer Preview: todas las novedades de la próxima gran actualización de Android

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio