Cada cuánto tiempo y por qué es necesario que apagues el móvil

Cada cuánto tiempo y por qué es necesario que apagues el móvil
6 Comentarios
HOY SE HABLA DE

Existen muchos mitos y leyendas sobre el uso del móvil que no siempre son fáciles de distinguir con la realidad. Algo parecido sucede con la recomendación de apagar el teléfono cada cierto tiempo. ¿Sirve de algo y es recomendable? Pues, como ya imaginarás por el título de este post, la respuesta es un doble sí.

Es conveniente que apaguemos nuestro smartphone con relativa frecuencia. Y no es que vaya a ocurrirle algo grave si no se hace o que al hacerlo suponga un cambio radical en su rendimiento. Sin embargo, en un término medio, podemos encontrarnos razones de peso para apagarlo. En este post te contamos cuáles son esas razones.

No hay una frecuencia fija para apagarlo, pero si situaciones muy dadas a ello

Interfaz Apagado En Android Y En Ios
Interfaz de apagado en Android (izqda.) y en iOS (dcha.)

Comenzaremos diciéndote que no existe una regla o recomendación de ningún fabricante que diga "debes apagar el teléfono cada X tiempo". Ni siquiera a modo de recomendación. Sin embargo, como ocurre en todo dispositivo electrónico de este tipo, hay ocasiones en las que es más que recomendable.

Segurísimo que ante algún problema de tu móvil has leído o escuchado que entre las primeras recomendaciones para atajar el problema está la de apagarlo y volverlo a encender. Es muy típico en chistes de informáticos, pero suele surtir efecto en muchas ocasiones debido a conflictos con los procesos internos que ejecuta el móvil en segundo plano.

Un apagado a tiempo puede solucionar incluso problemas que aparentemente parecen ser de hardware.

Y es que, aunque cualquier móvil con Android o iOS está preparado para funcionar sin crear conflictos, al final acaba siendo inevitable que ocasionalmente puedan surgir problemas de todo tipo y que a veces incluso pensemos que se deben al hardware (fallos de la cámara, micrófono, ralentización de los procesos, etc.). Pues bien, un apagado puede acabar solventando estos problemas.

Destaca especialmente el asunto de la ralentización, ya que la memoria caché puede ir llenándose de archivos temporales que al final lastran el rendimiento. Por tanto, un apagado acaba solventando por completo este problema, aunque también deberás borrar manualmente estos ficheros.

Por tanto, la primera recomendación es que ante problemas de funcionamiento apagues el dispositivo. No es algo milagroso y si realmente el problema se debe a algún componente físico del móvil, de nada servirá. Sin embargo, es un primer paso fácil, rápido y que de funcionar te ahorrará muchos quebraderos de cabeza.

Apagar el móvil un solo segundo o reiniciarlo ya basta para que se reinicien todos sus procesos, aunque lo mejor para el móvil es dejarlo varios minutos.

No obstante, hay otra razón por la que ‌es aconsejable apagarlo incluso si funciona bien. Y es que es una forma de alargar la vida útil de componentes como las baterías, dejando que estén en reposo absoluto durante unos minutos y, de paso, evitar que en el futuro cercano se produzcan problemas como los comentados anteriormente.

Respecto al cuánto tiempo es conveniente que esté apagado tampoco hay nada escrito. Por norma general, y más ante problemas derivados de los procesos en segundo plano, bastaría con que se reinicie solo o tenerlo apagado 1 segundo. No obstante, si se quiere dejar descansar los componentes como decíamos anteriormente, 10-20 minutos es un tiempo ya más que razonable.

Incorporar esta acción a tu rutina de uso será muy positivo

Ya a modo de conclusión, repasando todo lo visto y respondiendo a una de las preguntas del título del post, decirte que es recomendable que estés pendiente, aunque sin obsesionarte. Sin ser una ley escrita, pero si probada en base a la experiencia, apagar el móvil al menos 2 veces por semana ayuda mucho a agilizar procesos y evitar ralentizaciones, teniendo por tanto un mejor rendimiento general.

Ahora bien, como en todo en la vida, tampoco es bueno obsesionarse. Sería interesante que, si no lo haces ya, añadas este proceso a tu rutina, pero sin pasarte. No pasa nada si el día que lo ibas a apagar se te olvidó o si incluso pasa una semana sin que lo hayas apagado. Como ya decíamos al inicio, no pasará nada grave a tu móvil.

De igual forma, si necesitas estar conectado porque estás pendiente de algún asunto importante, el apagado del móvil puede esperar. Al final no debes tampoco alterar en exceso tu uso del dispositivo. Trata de aprovechar momentos en los que sepas que no lo necesitas utilizar y, de paso, estarás ayudando también a tu salud mental a tener un rato de desconexión digital.

Temas
Inicio