Netflix no debe preocuparse de cuánto crece Disney+ pero sí la velocidad a la que lo hace
TV Móvil

Netflix no debe preocuparse de cuánto crece Disney+ pero sí la velocidad a la que lo hace

Disney comunicó ayer algo que se esperaba en algún momento del futuro pero que aún así cayó como una bomba en el mercado del streaming. Tras subidas de precio de Netflix, Prime Vídeo y la más que posible subida futura de HBO Max, Disney+ subía de precio ni más ni menos que un 37%. De 7,99 dólares 10,99 dólares en Estados Unidos, y la amenaza de que los precios lleguen a Europa como un tsunami, pues recordemos que aquí es incluso más caro: 8,99 euros.

Además, Disney+ presentó un nuevo plan de suscripción con anuncios y con el mismo precio que el actual, para colocar publicidad en las series y películas de quien prefiera no pagar más por el servicio. Sin embargo, una noticia pasó por debajo del radar, el hecho de que Disney+ ha adelantado a Netflix (con matices). Y sobre todo, la velocidad a la que lo ha hecho.

El líder del pelotón es el que corta el viento

Abrir brecha cuesta mucho tiempo, esfuerzo y dinero, aunque si lo haces bien puedes acabar convertido en todo un estándar, en el líder indiscutible. Eso es lo que le ha ocurrido a Netflix durante años. Casi podríamos hablar del "inventor" del streaming de contenidos en su particular formato, obviando que plataformas como Youtube existían desde mucho antes. Pero la culpa del streaming actual es de Netflix. De que exista Apple TV+, de que exista HBO Max y, claro está, de que exista Disney+.

Precisamente Disney+ fue quien comunicó anoche en Estados Unidos que había superado a Netflix en número de usuarios. Esto es engañoso, no obstante, pues aquí Disney ha jugado con una acumulación de cifras demasiado ventajosa para ellos. Disney ha decidido sumar las suscripciones a sus servicios de Disney+, Hulu y ESPN+, aún sabiendo que en EEUU comercializa paquetes que los incluyen a todos y, por tanto, ha de haber usuarios dobles y triples por todas partes.

Pero son sus números, sus reglas. Netflix también hace algo parecido, o lo hacía, cuando consideraba que haber visto 2 minutos de cualquiera de sus contenidos equivalía a haberlos visto completos. Cuando 2 minutos es el tiempo que muchos emplean (empleamos) para decidir si nos quedamos a ver algo o cambiamos "de canal". Pero así son sus reglas, las han inventado ellos y las usan como quieren. Y para Disney, todos sus usuarios cuentan. Qué le vamos hacer.

Sin embargo, hubo un dato que sí que no es para nada engañoso y que tiene que ver con eso que comentábamos de abrir brecha, de llegar el primero. La cuestión es que Netflix tardó 12 años y 5 meses en alcanzar una cifra, la de los 150 millones de suscriptores en todo el mundo. Disney+ ha hecho lo propio en sólo 2 años y 7 meses. Disney+ ha tardado 5 veces menos en llegar al mismo punto que Netflix. Éste sí es un dato que debería preocupar a Netflix, pues muestra lo que muchos temían.

Netflix no pasa por su mejor momento

Netflix no pasa por su mejor momento en los últimos meses, pues tras anunciar que había perdido suscriptores por primera vez en su historia llegó a caer precipitadamente en bolsa. Se avivaban los rumores de crisis y la empresa empezó a tomar medidas. Adiós a compartir cuenta, cancelaciones de producciones, un nuevo enfoque, nuevos planes de precios y la futura inclusión de un plan de publicidad. ¿Para qué? Para exprimir al máximo el gasto por usuario. ¿Y esto por qué? Porque Netflix ya es maduro. Tiene difícil crecer más.

Sobre todo en un contexto en el que la competencia es cada vez más feroz, con agentes como el Disney+ que ahora asegura haberles arrebatado el primer puesto. O como la HBO Max que lleva años haciendo cambios, primero añadiendo el Max y ahora ultimando su fusión con Discovery+. Y habrá más cambios porque el mercado del streaming parece que no permite muchos más movimientos. Netflix a llegado a su tope, o eso parece, y Disney+ le pisa los talones.

Así que si bien Netflix no debería preocuparse por unas cifras de Disney que parecen a todas luces maquilladas y engordadas, lo que sí debe hacerle pensar en nuevas medidas es el tiempo que le ha llevado a Disney llegar a la mágica cifra de 150 millones de usuarios suscritos. Porque Netflix, como hemos dicho, ya está maduro. Es una compañía adulta y su margen de movimiento y adaptación es mejor. Eso sí, siguen siendo el estándar. Por ahora.

Temas
Inicio
Inicio