Compartir
Publicidad
Publicidad

El selfie se independiza del móvil en esta cámara de 500 euros de Casio

El selfie se independiza del móvil en esta cámara de 500 euros de Casio
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los autorretratos o selfies, son un concepto fotográfico que hemos interiorizado por completo. A pesar de que su origen data de 1839, cuando el químico Robert Cornelius tomó un retrato de sí mismo mediante el daguerrotipo, ha sido gracias a la fusión de la fotografía y la tecnología móvil cuando se ha instaurado en nuestra forma de vida.

Las fabricantes están dotando a sus teléfonos con cámaras frontales cada vez más completas, con complementos como el estabilizador óptico, el flash LED o incluso doble sensor, pero el selfie ha cobrado tal importancia que se ha independizado del teléfono móvil y ya cuenta con su propio dispositivo.

Cámaras nacidas para los selfies

De todos es sabido que el mercado asiático tiene debilidad por esto de los selfies, y es que no hay más que ver el empeño con el que sus fabricantes dotan de filtros y modos belleza el software fotográfico de sus smartphones. Y es por eso precisamente, que allí el selfie ha salido del móvil gracias al coloso japonés, Casio.

La compañía tiene en el mercado una línea de cámaras (Casio TR) cuyo único objetivo es llevar la experiencia del selfie un nivel más arriba. Uno de sus nuevos modelos es la Casio TR-M11, una cámara en forma de polvera con anillo LED (sí, como el de los YouTubers) que promete hacer fotografías infinitamente mejores que las de los teléfonos móviles. El sensor de esta cámara es de 10,5 megapíxeles, nada extraordinario si contamos con que teléfonos como el Vivo V5 Plus llegan hasta 20.

Captura De Pantalla 2017 10 13 A Las 14 05 19

En cuanto al resto de especificaciones, no hay más que un panel táctil LCD de 2,5 pulgadas y una conectividad básica mediante Bluetooh. ¿Y cuánto cuesta todo esto? Pues concretamente la "polvera" 500 dólares, pero podemos llegar hasta 900 en el caso de modelos superiores como la EX-TR80.

¿Un halo de esperanza para el mercado fotográfico?

Está claro que Casio ha sabido aprovechar la oportunidad en medio del daño que el mercado móvil le ha hecho al fotográfico, especialmente en términos de cámaras compactas. Ha creado un Frankenstein decorado por el marketing que sirve como cebo para un segmento de mercado concreto: jóvenes asiáticos, especialmente mujeres, con buen nivel adquisitivo y presencia en redes sociales.

Design Sp R11 C3

¿Frenará esto el despunte de la fotografía móvil? Seguramente no. ¿Seguirán otros fabricantes de cámaras la estela de Casio? Es probable que tampoco, como también lo es que este tipo de dispositivo tenga muy complicado salir de Asia y más aún con ese rango de precios. Lo sentimos por las cámaras compactas, pero su extinción sigue en pie debido a la fagocitosis móvil.

En Xataka Móvil | Cómo hacer buenos retratos con el móvil sin necesidad de tener el mejor teléfono del mercado

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos