Compartir
Publicidad
Los píxeles agrupados son los nuevos píxeles: el truco de los fabricantes para conseguir más luz, el alma de las fotografías
Varios

Los píxeles agrupados son los nuevos píxeles: el truco de los fabricantes para conseguir más luz, el alma de las fotografías

Publicidad
Publicidad

No hay nada más importante en fotografía que la luz. Ni sensores, ni objetivos, ni cuerpos de cámaras ultracaros, ni teléfonos de más de 1.000 euros. Si la luz no es la adecuada, podemos desistir de intentar lograr una fotografía de buena calidad. Los fabricantes lo saben y por eso no dejan de afinar sus dispositivos para lograr que más fotones crucen sus lentes y lleguen a los sensores. La luz es la sangre de las fotografías.

De ahí que los fabricantes estén tomando conciencia de ello y montando sensores de mayor tamaño, y al mismo tiempo siendo más recatados en cuanto al número de píxeles de los mismos. Que opten por ópticas de mejor calidad y más luminosas. Pero sin duda el gran avance se está produciendo en materia de reorganización del propio sensor, del uso que se le da. Este mismo año lo ha hecho Huawei con su P20 Pro y lo ha vuelto a hacer Xiaomi con el Mi 6X, pero es una práctica que ya se llevaba a cabo, aunque ahora llega en forma de moda Se asienta una nueva forma de entender los sensores.

Light Fusion en Huawei, y más

La fusión de píxeles en el Xiaomi Mi 6X La fusión de píxeles en el Xiaomi Mi 6X, ofreciendo píxeles virtuales de 2 micrómetros

Como decíamos, la reconfiguración de los sensores gracias al software de las cámaras de los móviles es ahora la última moda. Lo hacía Sony con el Pixel Binning de sus Xperia, Nokia con PureView y este mismo año asistimos a la llegada de lo que Huawei ha llamado "Light Fusion", y que no es más que un "truco" incorporado en el corazón de su Huawei P20 Pro. Un peso pesado en fotografía que además avanza en el terreno del aprovechamiento al máximo de los sensores fotográficos.

Gracias a este "Light Fusion", Huawei es capaz de convertir su sensor de 40 megapíxeles en uno de 10 megapíxeles. ¿Cómo? Uniendo los píxeles de cuatro en cuatro, haciéndolos trabajar como si fuesen uno sólo a la hora de almacenar la información lumínica que atraviesa la lente. Gracias a ello, Huawei hace que su sensor de 40 megapíxeles tenga, de forma virtual, píxeles de 1,55 micrómetros, habilitándolos para ser capaces de captar más luz. Porque la luz es, en definitiva, información con la que después generar la fotografía digital.

Con Light Fusion, Huawei convierte su sensor de 40 megapíxeles en 10, con un sistema similar Xiaomi hace que su sensor de 20 megapíxeles ofrezca 5

El mismo planteamiento, aunque sin nombre de marca, es el que Xiaomi ha desvelado hoy durante la presentación de su nuevo Xiaomi Mi 6X. El teléfono llamado a convertirse en el Mi A2 dentro de unos meses ha desvelado la configuración de su cámara, aunque el sensor más relevante es el de 20 megapíxeles, pues es el que el fabricante utiliza para esta combinación que le lleva a ganar más luz.

En Xiaomi juegan con ventaja pues hablamos de un sensor de tamaño equivalente al de Huawei, pero con menos píxeles que a su vez se funden para ser todavía menos. Si en Huawei teníamos 40 megapíxeles que se convertían en 10, en Xiaomi tenemos 20 megapíxeles que se convierten en 5. Parecen pocos pero, recordemos, son los que se dedican a la lectura de profundidad. El sensor principal de 12 megapíxeles en Xiaomi no varía, aunque sí está acompañado de una lente f/1.75 más luminosa que la f/2.2 de la generación anterior.

La luz es información, y la información lo es todo

Luz

Gracias a esta fusión de píxeles en el propio sensor, Xiaomi logra que los 20 megapíxeles de su Sony IMX386 produzcan 5 megapíxeles en el momento que sea necesario. Y con ello, Xiaomi obtiene píxeles virtuales de 2 micrómetros de tamaño, más luminosos aún que los de Huawei y con un tamaño que nos recuerda mucho al de HTC con su primera cámara Ultrapixel. Llegó a bordo del HTC One M7 y también ofrecía píxeles, éstos reales, de 2 micrómetros de lado.

Como hemos comentado durante todo este artículo, la luz es información, y cuanta más información se tenga a la hora de procesar las fotografías, mejor será, teóricamente, el resultado. Pues después cada fabricante hará lo que crea oportuno con todos estos datos. Así que con la fusión de píxeles obtenemos más luz en los mismos sensores, aunque para ello hay que sacrificar resolución general.

¿Es la fusión virtual de píxeles el nuevo campo a explotar por el resto del mercado?

En el caso de Huawei, "Light Fusion" se activa sólo cuando queramos. En el de Xiaomi, el sensor mengua hasta los 5 megapíxeles para lecturas de profundidad con baja luminosidad. Ninguno de estos "trucos" afecta a la resolución final de la fotografía, al menos no de forma llamativa. Veremos quién es el siguiente fabricante en seguir el mismo camino aunque el Nokia 9 parece que se subirá a este tren antes de acabar el año.

Puede que los fabricantes hayan encontrado la forma de lograr aumentar lo que en móviles era el gran impedimento para fotografiar a máxima calidad. Los teléfonos son pequeños, sus sensores también y las lentes, también. A lo mejor fusionando píxeles se ha encontrado una nueva forma de evolucionar en cuanto a fotografía móvil. ¿Será el nuevo campo a explotar por el resto del mercado?

En Xataka Móvil | El Xiaomi Mi 6X en seis claves: el germen del Mi A2 crece en pantalla y en potencia fotográfica

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos