Compartir
Publicidad
El móvil por la noche: ventajas e inconvenientes de dejarlo encendido, apagado o con el modo no molestar
Varios

El móvil por la noche: ventajas e inconvenientes de dejarlo encendido, apagado o con el modo no molestar

Publicidad
Publicidad

Tenemos ya bastante interiorizado el hecho de llevar el teléfono a cuestas todo el día, incluso colándolo en habitaciones en las que tal vez no debería estar. Pero por las noches sigue surgiendo la duda de qué hacer con él, sobre todo cuando su autonomía nos permite no tener forzosamente que conectarlo a su cargador.

Los teléfonos móviles ofrecen bastantes posibilidades a la hora de enfrentarnos a la noche con ellos, aunque siempre surgen dudas en cuanto a si se deben apagar, o si se debe activar el modo avión. La auténtica realidad es que todo depende de qué función queremos que cumpla el teléfono durante la noche, y lo mejor es explicar qué ventajas e inconvenientes puede tener cada una de las alternativas.

Desconexión total: apagando el teléfono móvil

Apagar

Con toda seguridad, la opción más radical a la hora de tomar una decisión sobre este teléfono móvil que reposa sobre la mesita de noche junto a nuestra cama. Aunque si está apagado, bien podemos dejarlo en la cocina. Una decisión drástica que tiene algunas ventajas pero también inconvenientes, y que ahora te describimos.

Apagando el teléfono móvil por la noche evitamos, entre otras cosas, que tengamos la tentación de echar mano de él si nos desvelamos, y también evitamos cualquier interrupción nocturna. Con el teléfono apagado no hay posibilidad de recibir mensajes, ni notificaciones, ni llamadas de ningún tipo. Tampoco se consume la batería del teléfono, todo hay que decirlo.

Tal vez nuestra intención sea la de tener una noche tranquila y que no nos molesten, pero con el teléfono apagado tampoco funcionará la alarma o alarmas que tengamos configuradas. Los smartphones no son como los teléfonos clásicos previos al iPhone y compañía. Apagarlos significa convertirlos en pisapapeles, y nada funcionará en ellos hasta que los volvamos a encender. Así que si nuestro teléfono es nuestro despertador, apagarlo nos puede suponer un problema.

Como indicais en los comentarios, algunos fabricantes sí gestionan el funcionamiento de la alarma en modo apagado. Encienden el teléfono con una programación para que la alarma suene, pero es algo que no ocurre en todos. Aún así, aquí está el matiz.

También hay que tener en cuenta que tener el teléfono apagado supondrá que nadie podrá llamarnos en caso de emergencia. Algo que también puede ocurrir con la siguiente de las alternativas, pero que es conveniente saber. Apagar el teléfono móvil de noche es desconectarnos del mundo que nos rodea, para bien o para mal, dependiendo de las circunstancias de cada uno.

Pros

Contras

Consumo de batería a cero

Imposible localizarnos en caso de energencia

Sin distracciones durante la noche

Adiós al despertador (en muchos modelos)

Desconexión parcial: el modo avión

Airplane Mode

Desde hace mucho, los teléfonos móviles ofrecen la posibilidad de activar el modo avión, que suele tener el mismo comportamiento independientemente de en qué sistema operativo nos encontremos. Ya sea un Android, un iPhone, un teléfono con Windows o cualquier otro, el modo avión está ya bastante estandarizado y lo que hace es cortar todas las conexiones inalámbricas del teléfono.

Con el modo avión activo desaparecerá la WiFi y también la conexión de datos, también perderemos cualquier contacto con dispositivos Bluetooth que tengamos por casa, ya sean auriculares, altavoces externos, manos libres o cualquier otro gadget. Su nombre viene, como habrás deducido, de los requerimientos de las líneas aéreas, que obligan a mantener el teléfono en "modo calculadora" para no interferir con la instrumentación del avión.

Con este modo avión activo, no tendremos tampoco molestias en forma de llamadas telefónicas o notificaciones de ningún tipo. Aunque podremos seguir usando el teléfono para ejecutar aplicaciones que no requieran conexión, como editores de texto o apps de retoque fotográfico, incluso la mayoría de juegos del mercado. Con el modo avión, además, podremos volver a activar el Bluetooth o la WiFi, si lo deseamos, pero eso seguirá sin darnos acceso a las llamadas.

El teléfono seguirá encendido, por lo que el consumo de energía se reducirá pero no desaparecerá por completo, aunque sí podremos seguir accediendo a uno de los puntos en contra de apagar el teléfono. Con el modo avión, el despertador seguirá funcionando con cada una de las alarmas que tengamos programadas. Y por la mañana bastará un sencillo toque en la pantalla para volver a tener el teléfono operativo al 100%.

Pros

Contras

Consumo de batería reducido, pero no a cero

Imposible localizarnos en caso de emergencia

Sin distracciones relacionadas con Internet, pero acceso a apps y juegos

Tendremos despertador

Dejadme dormir: el modo No Molestar

No Molestar

En este modo, introducido en los teléfonos móviles desde hace mucho, sí encontramos diferencias en función de qué sistema operativo estemos usando, aunque las funcionalidades básicas se mantienen prácticamente idénticas. El modo No Molestar existe para esos momentos en los que queremos, por lógica, que no nos molesten, y puede ser el idóneo para pasar la noche sin apagar el teléfono.

El modo No Molestar es, además, programable. Podemos decir al teléfono que lo active automáticamente a una hora determinada, y que lo desactive también usando el mismo sistema. O, si lo deseamos, podemos mantenerlo activo hasta que lo apaguemos de forma manual. Este modo No Molestar nos permitirá recibir notificaciones, pero sin avisarnos de ella, y cortará los sonidos del teléfono.

Es, además, un modo configurable que nos permite mantener algunas funciones que pueden ser muy útiles. Como, por ejemplo, el hecho de configurarlo para que nada nos moleste salvo las llamadas y las alarmas. Así evitaremos notificaciones de redes sociales y mensajería, pero podremos atender al teléfono si alguien nos llama. Y seguirá siendo nuestro despertador.

Pros

Contras

Sin distracciones por notificaciones y, si lo deseamos, tampoco de llamadas

El teléfono funciona normalmente, y podemos acabar en Internet de madrugada

Todas las apps funcionan, incluido el despertador

Consumo de batería normal, no se corta la energía a ningún componente

Conclusión: usa el modo que más te convenga

Dormir

Con todas estas opciones a la hora de enfrentarnos a la decisión de qué hacer con el móvil de noche, resulta lógico concluir que hay una para casi todas las necesidades que puedan presentarse. Que cada usuario aplique la que crea conveniente, sabiendo qué ocurrirá si se decanta por cada una de ellas, y también qué puntos negativos y positivos podrá obtener de ellas.

A título personal, mi móvil duerme en la mesilla de noche junto a mí, con el modo No Molestar activado de forma automática y pinchado al cargador. Las apps se actualizan solas, las notificaciones se frenan y, si alguien me llama, el sonido de las llamadas está apagado pero me vibra la pulsera de la muñeca. Pero claro, ésta es mi configuración. Que cada uno elija la suya.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio