Compartir
Publicidad
Hisense H11, análisis: pantalla infinita y buena autonomía para la liga de la calidad/precio
Análisis

Hisense H11, análisis: pantalla infinita y buena autonomía para la liga de la calidad/precio

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Móvil

Durante la pasada edición de la IFA de Berlín, el fabricante chino Hisense, conocido por su línea de electrodomésticos y televisores, dio a conocer a su Hisense H11 y la versión pro del mismo, dos terminales con los que la compañía pretende hacerse hueco en el mercado de la gama media, a pesar de llevar ya un tiempo fabricando teléfonos móviles.

Hemos podido probar el Hisense H11, un teléfono de pantalla infinita y diseñado en cristal que por poco más de 200 euros busca competir en la compleja y colmada gama media. ¿Habrá creado Hisense un competidor a la altura de las circunstancias? Vamos a verlo en su análisis a fondo.

Hisense H11, características técnicas

HISENSE H11

DIMENSIONES

75 x 158.2 x 7.5 mm 170 gramos

PANTALLA

5,99" HD+

PROCESADOR

Snapdragon 430

RAM

3 GB

ALMACENAMIENTO INTERNO

32 GB + microSD

AUTONOMÍA

3400mAh Quick Charge 3.0

SISTEMA OPERATIVO

Android 7.1.2 Nougat

CÁMARAS

Trasera: 12MP Frontal: 16MP

OTROS

USB Tipo C, GPS, LTE B20, lector de huellas trasero

PRECIO

213 euros

Trasera

Diseño: con el cristal por bandera

Hisense ha elegido como material principal para la construcción de este modelo el cristal, material de moda en los terminales de categorías superiores y que le otorga al teléfono un acabado premium respecto a otros teléfono de su rango de precio. El cristal es un material bonito a la vista, pero personalmente le encuentro más contras que pros.

Y es que por una lado es prácticamente imposible que las huellas no se adhieran, por lo que si somos algo neuróticos con este tema nos veremos obligados a aplicar una funda (de hecho el teléfono incluye una de silicona transparente con la caja) o de lo contrario, nos pasaremos el día con una gamuza en la mano.

Lados El cristal y las huellas son dos elementos que se atraen de manera inevitable

Otro de los "peligros" del cristal como componente es el riesgo de caídas, ya que todo lo que tiene de bonito lo tiene de resbaladizo. En concreto este Hisense H11, al contar con los laterales acabados en aluminio, no es de los teléfonos más resbaladizos en mano que hemos probado, pero sí que tiene riesgo de resbalar al apoyarlo en superficies ligeramente inclinadas.

Y ya que hablamos de sostener el terminal en mano, las dimensiones del teléfono lo hacen bastante cómodo, con todos los botones físicos y puntos de la pantalla fácilmente alcanzables, aunque sí debemos señalar que se siente bastante pesado. En cuanto a la ubicación de los botones, tenemos los tres clásicos capacitivos en la pantalla y dos físicos ubicados en el lateral derecho que corresponde a inicio y volumen.

Tanto la entrada de auriculares como el puerto de carga sobresalen del borde del teléfono, ocupando incluso parte de la trasera

El margen izquierdo se queda libre albergando únicamente la ranura para las tarjetas microSD y SIM. En el marco superior tenemos la entrada mini jack para auriculares que no está correctamente centrada y sobresale ligeramente del borde. Lo mismo sucede con la entrada USB Tipo C a la que escoltan dos altavoces en el margen inferior, ya que también sobresale del propio marco.

En cuanto a la trasera, ésta está completamente "forrada" en cristal que se ve salpicado por el sensor de huellas, la cámara trasera y el emblema de la marca. El frontal también presume de ser bastante limpio, con una pantalla de 5.99 pulgadas como protagonista absoluta con un ratio de ocupación del 71,4%.

Hisense H11

Honor 7C

Xiaomi Redmi 5 Plus

Nokia 7 plus

Honor 7X

DIMENSIONES

158.2 x 75 X 7.5 mm

158.3 x 76.7 x 7.8 mm

158.5 x 75.5 x 8.1 mm

158.4 x 75.6 x 8 mm

156.5 x 75.3 x 7.6 mm

PESO

170 gramos

164 gramos

180 gramos

183 gramos

165 gramos

PANTALLA

5.99 pulgadas

5.84 pulgadas

5.99 pulgadas

6 pulgadas

5.93 pulgadas

RELACIÓN FRONTAL-PANTALLA

71,4%

76.3%

77.4%

77.2%

77.0%

En rasgos generales es un teléfono bastante interesante en cuanto a diseño (nos guste más o menos el cristal como material), cómodo en mano aunque algo pesado y con un frontal bien aprovechado, aunque el trabajo de compactación no está todo lo bien acabado que debiera y prueba de ello son esas irregularidades que crean las ranuras en los márgenes.

Pantalla: el brillo bien, la respuesta no tanto

Como decíamos, el Hisense H11 llega con una pantalla IPS de 5,99 pulgadas con resolución HD+ (720 x 1.440 píxeles) que ocupa buena parte del frontal del terminal. Los parámetros que vienen aplicados por defecto nos han dado una buena experiencia visual, con una nitidez correcta y un brillo más que suficiente en todas las condiciones.

Pantalla 2

Estos parámetros no se pueden ajustar, ya que el software solamente nos permite modificar la temperatura del color o ajustar el nivel de brillo, aunque éste también cuenta con su propio ajuste automático, que la verdad responde bastante bien, sin dejarnos colgados ni siquiera en transiciones bruscas de exterior a interior y viceversa.

Pantalla 1

En cuanto a los ángulos de visión, éstos no son demasiado buenos. La pantalla se visualiza a la perfección con el terminal de frente pero con una leve inclinación en cualquier ángulo el brillo y el contraste disminuyen bastante, por lo que aquí perdemos puntos en la experiencia.

Pero sin lugar a dudas la peor parte de la pantalla se la lleva la respuesta táctil. Es lenta y en ocasiones, errática, lo que especialmente a la hora de jugar a juegos o escribir mensajes nos ha dado una mala experiencia, haciendo que perdiéramos el contenido (y el tiempo).

Potencia: a la altura de lo prometido

El chip elegido por Hisense para manejar este terminal es un Snapdragon 430, un procesador de ocho núcleos Cortex A53 a 1,5GHz con una GPU Adreno 505 al que acompañan 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno.

Esta configuración apoyada por ese número de RAM debería ser suficiente para desenvolverse con fluidez en el día a día, así que veamos si ha sido así. Partiendo de la tarea más básica, navegar por su propia interfaz, el teléfono se comporta perfectamente, desplegando menús, abriendo apps y desplazándose los escritorios con completa fluidez.

El teléfono se ha comportado según lo esperado: potencia correcta para un uso normal del día a día y algo de "sufrimiento" del sistema con un nivel de demanda más exigente

Si pasamos a la multitarea, aquí tampoco notamos que el teléfono sufra especialmente teniendo varias aplicaciones abiertas al mismo tiempo, salvo que dejemos en segundo plano ejecutándose aplicaciones que requieran de muchos recursos como editores fotográficos o juegos. En este caso sí que hemos sufrido algún cierre súbito de aplicaciones o bloqueo de las mismas.

Pantalla 5

En cuanto al uso normal del día a día, éste ha sido correcto con una exigencia media, lejos de aplicaciones de alta carga gráfica como juegos potentes donde sí que hemos notado la caída de fps y la ralentización del sistema. Pero en lo normal de un uso diario, utilizando mensajería instantánea, cámaras y navegación web, el teléfono ha rendido sin ningún problema.

Como vemos se trata de un procesador que cumple si somos un usuario medio, pero que flaquea un poco si nuestro perfil es más cercano al de un heavy user. Esta potencia media y justa se ve reflejada también en los resultados de los test sintéticos.

HISENSE H11

BQ AQUARIS U PLUS

WIKO VIEW PRIME

NOKIA 6

XIAOMI REDMI 4X

PROCESADOR

Snapdragon 430

Snapdragon 430

Snapdragon 430

Snapdragon 430

Snapdragon 435

RAM

3 GB

3 GB

4 GB

4 GB

3 GB

ANTUTU

57.244

42.283

43.812

47.115

42.259

3D MARK STORM UNLIMITED

9.412

9.348

9.418

9.612

9.374

Por último en este apartado, no debemos olvidarnos del sensor de huellas, ubicado en la parte posterior y cuya posición hace que podamos desbloquear con rapidez el teléfono al sostenerlo. En cuanto a la velocidad de respuesta, aquí tenemos mejores sensaciones que con la pantalla, ya que el sensor responde rápidamente y sin necesidad de ejercer demasiada presión sobre él.

Autonomía: tu punto fuerte

Quizás otro de los puntos que intervienen en que el Hisense H11 se sienta pesado sea el tamaño de su batería. Hablamos de una pila de 3.400 miliamperios que dados los resultados que nos ha dado en el día a día, ha hecho que mereciese la pena este mencionado "engorde" del teléfono.

El terminal no cuenta con sistema de carga rápida e incluye cargador y cable USB Tipo C. El proceso de carga completa desde cero es de alrededor de dos horas, y con la batería al 100 por 100 hemos podido disfrutar de un día completo de uso continuado (sin ser exhaustivo) sin visitar el enchufe.

Selfie

Hablamos de la jornada normal de un usuario medio, que manda mensajes, realiza llamadas, hace fotos, las sube a la redes sociales y navega por internet. Ahora bien, la duración de la autonomía del terminal es (como en todos) inversamente proporcional al nivel de exigencia.

Bateria

De este modo cuando realizamos la pruebas pertinentes para este análisis (cámara al 200%, benchmarks, pantalla al máximo de brillo) sí que percibimos una bajada en la autonomía, teniendo que realizar una carga pasadas aproximandamente 10 horas. Pero esto fue algo puntual en los días de máximo rendimiento, algo que un usuario normal no realizaría en su día a día. Es un teléfono de buena autonomía que nos lo ha puesto fácil y que nos ha permitido trayectos en coche utilizando el navegador y muchas horas de reproducción multimedia despreocupándonos por completo de la carga.

Software: demasiada personalización

Como buen móvil chino, el Hisense H11 no se libra de la personalización de la casa que se coloca sobre la versión de Android 7.0 Nougat. Esta capa modifica principalmente el aspecto de los iconos, que se ubican sobre los escritorios sin presencia de cajón de notificaciones, pero que pueden agruparse en carpetas.

Software 1

Otro aspecto que nos hace recordar que es un móvil chino es la traducción del software. Muchos mensajes aparecen traducidos de manera errática o directa (al más puro estilo Google Translate). No es per se una capa demasiado pesada, pero sí que la estética, con esos iconos tan grandes puede chocarnos bastante, sobre todo si venimos de Android stock.

Afortunadamente llega con muy poco bloatware. Se trata de algunas aplicaciones del sistema (vídeos, radio FM, gestor del celular, Grabar, Música) que ocupan muy poco espacio en la memoria interna y que no se pueden desinstalar del teléfono.

Software 2

En rasgos generales la personalización sobre Android se nota, especialmente con la traducción, pero no es una capa que resulte pesada en el manejo del día a día ni a la que sea difícil adaptarse (salvo que estemos acostumbrados a utilizar el cajón de aplicaciones).

Cámaras: la importancia del selfie

En el Hisense H11 se da una característica bastante habitual en los terminales asiáticos y es la de darle más relevancia a la cámara frontal que a la trasera, por aquello del "culto al selfie". De este modo la configuración aplicada en el teléfono es de un cámara trasera con un sensor unitario de 12 megapíxeles y una frontal con un sensor de 16 megapixeles.

Comenzamos por la cámara trasera. Durante las pruebas a plena luz del día y en exteriores los resultados son bastante buenos aunque el modo automático tiende a sobrexponer las imágenes dando en ocasiones unos resultados bastante quemados tal y como podemos ver en la siguiente imagen.

C14a476e 77d1 452c A6a6 878e32448472

Si optamos por el modo manual y ajustamos nosotros mismos los parámetros, podemos conseguir unos resultados bastante más interesantes, con una reproducción del color más fiel, aunque el rango dinámico es bastante pobre y termina por quemar las luces más altas como las del cielo.

Ampliacion

Este inconveniente con el rango dinámico se puede atenuar aplicando antes de disparar el modo HDR, ya que éste además de compensar bastante bien la diferencia entre luces y sombras, nos da unos resultados bastante naturales, algo que es de agradecer dado que nos encontramos en muchas ocasiones con unos modos HDR que suelen dejarnos unos resultados muy artificiales.

Hdr

Como vemos, los resultados con buenas condiciones lumínicas nos dejan ver algunas de las flaquezas de la cámara, aunque los resultados entran dentro de los esperado con las especificaciones que manejábamos. ¿Qué pasa cuando la luz deja de hacer acto de presencia? Aquí como es de esperar la cámara del Hisense 11 sufre, y el ruido aparece aunque no demasiado pronto, ya que es capaz de mantener un nivel de ruido bastante contenido hasta que la ausencia de luz es demasiado evidente.

B953e06c 0d4b 4add B19b 6f9a2d44a4a0
951e60e7 9b94 4674 93bf 8feb5f3c6de2

En el caso de la cámara frontal sí que se notan esos megapíxeles de más en la resolución de las fotos. Aparte de tradicional modo belleza tan habitual en los teléfonos asiáticos, los resultados de las fotografías con la cámara delantera son muy nítidos y luminosos con una reproducción del color bastante fiel.

B432a0c5 Fb9a 4e6d 8b90 539387146cd0 Selfie con modo belleza al nivel 5 (de 10)

Respecto al software de la cámara, nos topamos con bastantes añadidos que personalmente no me parecen muy útiles, y que además dificultan la navegación de cara a acceder a modo de uso más habitual. Algunos de estos modos son el 'modo bebé', que emite un sonido al registrar la cara de un bebé para que éste mire al objetivo antes de tomar la foto o el 'modo nota de audio', que tras tomar la foto nos da acceso al micrófono para grabar una nota de audio que después se integrará con la propia fotografía.

Camara

El software en sí funciona bastante bien, sin cierres súbitos ni tampoco tarda demasiado en responder, pero como decimos, es preferible en estos casos tener a mano las opciones más utilizadas como el modo manual, que tener que rebuscar en un mar de funciones para acceder a ellas.

Hisense H11: la opinión de Xataka Móvil

Tras estos días probando en el día a día el terminal mis conclusiones son bastante claras. Hisense quiere entrar en el mercado móvil de la gama media, sus intenciones son buenas, pero este dispositivo aún tiene mucho margen de mejora. Quizás la versión Pro del H11 cubra algunas de las carencias que nos hemos encontrado en este terminal, pero sin duda este modelo se ha quedado a medio cocer, al menos si quiere competir con los rivales que habitan ahora mismo este segmento.

Pantalla 1

Incido en lo de "las buenas intenciones", porque el teléfono tiene detalles muy interesantes como el diseño acabado en cristal, la pantalla de casi seis pulgadas ocupando una justa porción del frontal o su autonomía, pero algunos detalles como la pantalla que no supera ángulos habituales, que llegue con Android Nougat a estas alturas o que el procesado de la cámara nos dé unos resultados tan pobres, son cosas que a día y de hoy y tal y cómo está el mercado, no le dejan en buen lugar.

El Hisense H11 no es un rival fuerte para la gama media pero puede ser una opción para aquellos que buscan un teléfono diferente por 200 euros

Aún así sigue siendo un teléfono que tanto estéticamente como en términos de rendimiento o de autonomía, puede considerarse como una buena opción para aquellos usuarios que busquen algo en el rango de los 200 euros que luzca diferente y fuera de lo habitual.

7.6

Diseño8.5
Pantalla7.0
Rendimiento7.5
Cámaras7.0
Software7.5
Autonomía8.0

A favor

  • Frontal bien aprovechado
  • Autonomía muy buena
  • Poco bloatware

En contra

  • La pantalla no soporta bien ángulos poco forzados
  • El software de la cámara tiene demasiados modos poco útiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio