Compartir
Publicidad
Publicidad
Sony Xperia XA1, análisis: buscando el hueco en la inmensa gama media
Análisis

Sony Xperia XA1, análisis: buscando el hueco en la inmensa gama media

Publicidad
Publicidad

La batalla por las gamas medias del mercado se está volviendo más cruenta que nunca, pues los fabricantes de procesadores no hacen sino abrir espacios intermedios y permitir que más y más modelos y potencias entren a competir sobre la misma arena. Por ello resulta tan complejo catalogarlos en la mayoría de las ocasiones. Como clasificar este Sony Xperia XA1 como gama media sin detenerse en cada uno de los detalles que lo hace único frente a sus competidores.

Como vemos, Sony sigue apostando por mantenerse en la lucha, y pese a que su catálogo se ha reducido de forma notable en los últimos años, la apuesta del gigante japonés por seguir presente en esta gama se mantiene intacta. La línea Xperia recibió el año pasado al Xperia XA y este año ha tocado renovación, un Sony Xperia XA1 que ha pasado por nuestras manos y cuyo análisis tenéis a continuación. Pero antes de meternos en harina, veamos qué es lo que tiene este nuevo modelo de Sony en las entrañas.

Sony Xperia XA1, la review en vídeo

Sony Xperia XA1, las características técnicas

Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA
Pantalla IPS 5 pulgadas con resolución 1.280 x 720 píxeles (294 ppp)
Procesador MediaTek Helio P20
Núcleos 4 x 2,3 GHz (Cortex-A53) + 4 x 1,6 GHz (Cortex-A53)
GPU Adreno Mali-T880 MP2
RAM 3 GB
Almacenamiento 32 GB (ampliables a 256 GB vía microSD)
Versión software Android 7.0 Nougat
Conectividad LTE Cat. 6, NFC, Bluetooth 4.2, Wi‑Fi 802.11 a/b/g/n
Cámara trasera 23 megapíxeles, f2.0, vídeo 1080p
Cámara frontal 8 megapíxeles, f2.0, vídeo 1080p
Otros Radio FM
Batería 2.300 mAh
Dimensiones físicas 145 x 67 x 8 milímetros y 143 gramos
Precio 299 euros

Del plástico al metal y me llevo los marcos

Sony Xperia XA1

Puede que el diseño de los Xperia sea uno de los asuntos más discutidos en torno al fabricante japonés, y es algo que se produjo también con el Xperia XA original. Era lógico que volviese a esta nueva generación de 5 pulgadas, con unas dimensiones bastante parecidas a las del modelo del pasado año.

Sony parece de los pocos que sigue lanzando terminales de 5 pulgadas, algo que muchos agradecerán

En plena guerra por arrebatar los marcos a los teléfonos móviles, la gama media aún resiste y prueba de ello es que Sony mantiene aún su diseño pese a que lo va evolucionando con el paso de los años. Viendo el XA y el XA1 vemos que se respetan los marcos superior e inferior, aunque el terminal se hace más rectangular si cabe, y que los marcos laterales disminuyen.

Sony Xperia XA1

No puede decirse que éstos mueran completamente pero sí que se vienen al mínimo que una pantalla plana puede permitir. 2 milímetros por cada extremo separan a la pantalla de nuestros dedos durante el agarre, y eso hace que el terminal tenga el frontal mejor aprovechado pese, como decimos, a respetar la anchura de los marcos superior e inferior. Marcos que, por otra parte, quedan desnudos salvo por la cámara frontal de la parte superior.

Los laterales serían casi completamente lisos de no ser por la presencia del botón de encendido, un botón que en la anterior generación recuperó su forma circular, sobresaliendo del marco, y que aquí repite sin demasiados cambios. Lástima que el botón no haya sido aprovechado también para un lector de huellas que echamos en falta, sobre todo sabiendo que el Xperia XA1 cuenta con un chip NFC en su espalda.

Sony Xperia XA1

Cuando hablamos de ergonomía, nos encontramos con un terminal que aunque ligeramente pesado, se mantiene en la línea de lo que ofrece la competencia cuando hablamos de terminales de cinco pulgadas. Incluso el diseño, que puede hacer pensar que estamos ante un móvil excesivamente largo, no se diferencia en exceso de otras propuestas. Tal vez debido a que los marcos laterales han ido casi al mínimo, permitiendo así mantener la estética de la línea Xperia de los últimos años sin sacrificar el tamaño total del terminal o el peso. Veamos algunos ejemplos.

Sony Xperia XA1

ZTE Blade V7 Lite

Samsung Galaxy J3

Moto G4 Play

Pantalla

5 pulgadas

5 pulgadas

5 pulgadas

5 pulgadas

Dimensiones

145 x 67 x 8 milímetros

143.8 x 70.2 x 7.9 milímetros

142,3 x 71 x 7,9 mm

144,4 x 72 x 9,9 milímetros

Peso

143 gramos

135 gramos

138 gramos

137 gramos

En esta gama media de Sony hablamos también del salto del plástico al metal, un metal liso y bastante sólido que se curva ligeramente en las esquinas para fundirse con el marco, y que resulta bastante limpio, pese a que alguna huella puede quedarse impresa por el camino. El tacto es agradable, como también lo es el agarre.

Sony Xperia XA1

En cuanto al resto del diseño, pocas pegas pueden ponérsele a este Xperia XA1 que cuenta con una trasera completamente lisa salvo por la cámara, en la esquina superior izquierda, y el logotipo de Xperia así como un símbolo para reflejar la posición del NFC. Volumen a la derecha, jack de auriculares superior y puerto USB tipo C en la parte baja. Y un detalle a agradecer, el botón dedicado para la cámara en la parte derecha. Un clásico en Sony.

Un Sony no sería un Sony si no tuviese el botón dedicado para la cámara fotográfica. Todo un clásico en la línea Xperia.

Empezábamos hablando de que el diseño de los Xperia siempre es motivo de discusión, pero lo cierto es que el Xperia XA1 es realmente estético y con una línea bastante diferenciada de la de su competencia. Será cuestión de gustos, por supuesto, pero este XA1 me ha encantado a nivel personal y pocas pegas puedo ponerle. Aquí tenéis las dimensiones del terminal.

La cara es el espejo del alma, y la de Sony tiene 5 pulgadas HD

Sony Xperia XA1

La cara de un smartphone es una de las cosas más importantes de su configuración, y en esta ocasión Sony repite con la elección del año pasado. Una pantalla IPS LCD de 5 pulgadas con resolución HD. Eso supone que tendremos 1280x720 píxeles, con el tradicional aspecto de 16:9 y con 294 píxeles por pulgada de densidad.

Hemos encabezado esta sección hablando del brillo y del brillo hablaremos. Un panel IPS LCD con buena visibilidad en interiores y usable en el exterior, sin locuras y evitando que el sol incida directamente sobre el terminal pues en ese caso podemos casi olvidarnos de usarlo. Se echa de menos algo de brillo extra como el que aportan algunas AMOLED pero en lineas generales, el Xperia XA1 cumple en este sentido.

Pese a que la pantalla tiene pocas cosas en contra, un poco de brillo extra habría redondeado la experiencia

Ninguna queja en cuanto a tacto o sensibilidad a la presión, pues la pantalla responde con velocidad y también es muy precisa incluso cuando tratamos de pulsar en zonas muy concretas y pequeñas, como el caso de formularios web y demás. Sí echamos de menos disponer de doble toque para despertarla, pero no siendo una característica estándar en el mercado, tampoco es demasiado reseñable.

Retoque Balance Blancos Xperia

En cuanto a colores, ligeramente fríos con la configuración de fábrica pero por suerte podremos ajustarlos a nuestro gusto. Sólo hay que acudir a la configuración de pantalla en los ajustes para cambiar el balance de blancos y, si queremos, hacer que todo sea un poco más cálido. Llegamos a los ángulos de visión y de nuevo encontramos bastante corrección: sin desaturaciones ni aberraciones de color cuando inclinamos el dispositivo.

¿Y qué tal se comporta en cuanto a huellas? Otro aspecto en el que el Xperia XA1 de Sony cumple. La capa oleófuga trabaja como pocas y aunque seamos muy maniáticos en cuanto a tener la pantalla siempre limpia, pasaremos poco este Xperia XA1 por la camiseta para mejorar la visibilidad. En líneas generales, la pantalla del Sony Xperia XA1 es buena. Una buena pantalla, tal cual. Aunque como hemos comentado antes, adolece de tener el brillo algo justo.

Hablemos de potencia y de este Helio P20 que tiene por cerebro

Sony Xperia XA1

Cuando nos referimos a este Sony Xperia XA1 lo hacemos sabiendo que se trata de una gama media, aunque tenga alguna característica más que interesante. Estamos ante un terminal que monta un Helio P20 de ocho núcleos a 2,3GHz acompañado por 3GB de RAM y 32GB de almacenamiento interno. Con microSD, por supuesto, hasta 256GB extra en este sentido.

Pese a haber pasado bastante tiempo lanzando procesadores que no tenían mucho que decir al mercado, MediaTek lo está haciendo bastante bien desde la llegada de la línea Helio. Prueba de ello es la popularidad que alcanzan y que muchos repiten, como este Sony que pasa de la primera generación con el P10 a ésta con el P20. Más potencia, mismo número de núcleos y misma litografía para los mismos. Todos Cortex A53.

Sony Xperia XA1

Honor 6X

Huawei P9 Lite

Oppo F1 Plus

Procesador

Helio P20

Kirin 655

Kirin 650

Helio P10

RAM

3GB

3GB

3GB

4GB

AnTuTu

59.046

55.056

52.934

50.933

GeekBench

829 / 3.270

795 / 3.317

894 / 3.976

837 / 3.167

3DMark (Icestorm Unlimited)

12.866

7.810

14.187

10.788

Como podemos ver por los resultados de los benchmarks que habitualmente aplicamos a los terminales que analizamos, el Sony Xperia XA1 se sitúa en la media de la competencia aunque no logra destacar en el apartado gráfico donde apreciamos que el Huawei P9 Lite, por ejemplo, le supera en el apartado dedicado al rendimiento en juegos. Como decíamos, las GPU son el punto débil de los chips MediaTek y uno de los puntos flojos de este Xperia XA1.

En cuanto al resto, el Sony Xperia XA1 da la cara y es un dispositivo veloz, que responde de forma excelente a todo lo que le pedimos y que sólo presenta algunos problemas cuando sometemos sus gráficos a pruebas más exigentes. Los Helio adolecen de potencia para sus GPU y la gráfica de dos núcleos que acompaña al Helio P20 no es una excepción.

Gracias a la memoria RAM podemos retener bastantes aplicaciones abiertas en memoria y la multitarea responde bastante bien. Pasar de una aplicación abierta a otra es cuestión de milésimas de segundo, y la apertura de las aplicaciones cerradas también se hace a buen ritmo. Poco que objetar a la potencia de este Sony Xperia XA1 que deja la gama media del fabricante japonés a una buena altura.

Xperia Launcher, estilo sin demasiados aportes

Capturas Sony Xperia XA1

Si hay algo que caracterice a la capa que monta Sony es que su estética está muy cuidada y, sobre todo, que estorba poco en el terminal. Lo primero puede ser cuestión de gustos pero lo segundo es demostrable. Acostumbrados a capas intrusivas y bastante pesadas como Touchwiz, MIUI o Flyme, Xperia Launcher sobrecarga muy poco el sistema y eso ayuda a que el conjunto sea bastante fluido.

Otro aspecto destacable es que el Sony Xperia XA1 sale de la caja con poco o ningún bloatware. Encontramos aplicaciones propietarias de Sony, como Movie Creator, Lounge o la aplicación Playstation para conectar el móvil a nuestra videoconsola de sobremesa. Ninguna estorba demasiado pero en la lista también aparece AVG protection, y los antivirus no nos gustan demasiado en los teléfonos móviles.

En general, el sistema que nos ofrece Xperia Launcher en el XA1 nos gusta, pero algunos detalles sobran: como el antivirus.

Lo bueno es que en este caso tenemos a Android Nougat de nuestra parte. Gracias a la versión 7.0 del sistema operativo de Google, oculto bajo la capa de Sony, podremos desinstalar las aplicaciones que nos estorban. No todas, eso sí, pero sí muchas de ellas. Dejar el terminal limpio y a nuestro gusto es cuestión de pocos minutos aunque, como decimos, son pocas las aplicaciones realmente molestas.

Por lo demás, algunas características interesantes como la de poder usar el botón de encendido para lanzar la cámara, pese a contar con un botón dedicado, la inclusión de temas con los que poder personalizar todo el sistema o el siempre bienvenido modo STAMINA para la gestión de la batería, el siguiente punto en el orden del día.

La batería parece más grande de lo que en realidad es

Sony Xperia XA1

Antes de comenzar con el análisis de la batería de este Xperia XA1 hay que tener claro el material con el que contamos. Hablamos de una pila interna, no extraíble, de 2.300 mAh que además cuenta con carga rápida Pump Express 2.0. Eso ha supuesto que con un cargador que soporte una mayor entrega de energía hemos podido cargar el 100% del teléfono en aproximadamente 1:15 horas. Como añadido, durante los primeros 20 minutos hemos cargado el 50% del teléfono.

No se puede resumir de otra forma el rendimiento de esta batería de 2.300 mAh que se mantiene intacta desde la anterior generación. Acostumbrados a que Sony llevase los modelos Compact por encima de los 2.500 mAh, tener menos cantidad para una pantalla de 5 pulgadas hizo que saltaran las alarmas, pero a la hora de la verdad todo ha ido mejor de lo esperado.

Todas y cada una de las pruebas de autonomía que hemos realizado nos daban cifras de pantalla por encima de las 4 horas

No hablamos de que este Xperia XA1 vaya a aguantar dos días encendido, la batería rinde por encima de la media pero no hace milagros. Hablamos de que con 2.300 mAh en este cuerpo y con esta configuración interna hemos obtenido en todas y cada una de las pruebas realizadas una autonomía de más de cuatro horas de pantalla. Uno de los días, con pocos datos y mucha WiFi, llegamos a las cinco horas de pantalla.

Esto se traduce en que este Xperia XA1 debe aguantar todo el día sin muchos problemas, salvo que seamos de ésos que apretamos mucho al procesador con juegos pesados, o nos pasemos el día chateando en WhatsApp o navegando por redes sociales. Con un uso moderado, incluso con uno ligeramente elevado, volveremos a casa por la noche con algo de batería.

En caso de necesidad, siempre podremos activar el modo STAMINA a riesgo de que convierta nuestro teléfono en poco más que una calculadora de bolsillo, sin conexiones inalámbricas. Aunque tendremos carga rápida a nuestro servicio, algo es algo. Pump Express nos ayudará a dar un buen chute de batería cuando estemos algunos minutos junto a un enchufe.

Una cámara en la media de la gama media

Sony Xperia XA1

Tenemos siempre presente que Sony ha dotado a este Xperia XA1 con características de gama media, pero no parece haber escatimado cuando hablamos de su cámara. Para ello, ha montado un sensor trasero de 23 megapíxeles con apertura f/2.0 y que nos permite grabar vídeo con resolución FullHD a 30 frames por segundo. ¿La frontal? 8 megapíxeles con la misma apertura.

Sobre el papel, la cámara de este Xperia XA1 promete darnos grandes alegrías pero a la hora de analizarla nos hemos encontrado con que se repiten los defectos que ya aparecían en versiones anteriores de la cámara y que hacen que su nota descienda. Sony evoluciona sus cámaras pero sigue sin ofrecer una experiencia completa, y es una lástima pues las posibilidades eran enormes.

Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1

Cuando nos enfrentamos a las tomas con luz no observamos ningún tipo de problema más allá de la nitidez de algunos bordes de objetos. La captura es bastante buena, con un nivel de detalle muy elevado, y los colores son correctos aunque ligeramente saturados, nada molesto. En general, la cámara del Xperia XA1 captura de forma veloz, aunque en este punto tal vez podría haberse mejorado un poco con respecto a la anterior generación, el Xperia XA.

Al caer la iluminación, sin embargo, comienzan a aparecer problemas que son evidentemente de software. El enfoque se vuelve algo errático y lento, y las fotografías tardan más de la cuenta en captarse por lo que hay posibilidades de que las obtengamos movidas. Hablando de enfoque, no es raro tener que disparar varias veces para tomar la fotografía que deseamos si usamos el enfoque en pantalla, pues se resiste a hacernos caso cuando pulsamos en algún objeto concreto que queremos que se convierta en el primer plano.

Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
Sony Xperia XA1
Dsc 0001

También sorprende que el ruido aparezca antes de lo previsto. Hablamos de una gama media, por más potencia bruta que se le haya añadido al sensor, así que no le podemos pedir milagros en las fotografías nocturnas. Sin embargo, no hace falta que sea completamente de noche para que aparezca grano en las fotografías, algo que va irremediablemente acompañado por la pérdida de detalle en la captura.

Con respecto a la app de la cámara también hay mucho espacio para mejoras. Sony sigue insistiendo con su modo Automático Superior que viene bien en la mayoría de situaciones, pero no siempre acierta. La app nos ofrece también el modo manual en el que podemos seleccionar una de las múltiples escenas disponibles o ajustar parámetros como ISO o exposición de forma manual.

La pega es que resulta poco intuitivo navegar entre las opciones disponibles, tanto aquí como en el menú Ajustes que, por cierto, está repleto de opciones que pueden venir muy bien para obtener resultados concretos. Opciones para modificar la sensibilidad ISO de la captura, el balance de blancos o la exposición y que, sinceramente, serían mucho más útiles de aparecer sobre la fotografía en vivo para modificarlos más rápidamente, y no ocultos tras el menú.

Sony Xperia XA1

Curiosamente, la cámara frontal rinde mejor que la trasera en situaciones de baja luminosidad, aunque también está por debajo cuando hablamos de capturas a la luz del día. En líneas generales, la cámara general es correcta, sin más. Nos ofrece fotografías con detalle si las ampliamos gracias a sus 8 megapíxeles pero tampoco podremos pedirle que realice capturas milagrosas.

En líneas generales, la cámara del Sony Xperia XA1 no nos defraudará pero tampoco recordaremos al terminal por su calidad fotográfica.

Como decíamos al principio, la cámara de esta gama media de Sony rinde como cabría esperar de una gama media, aunque siendo Sony fabricante de los sensores deberíamos poder exigirle algo más. Las cámaras deberían brillar y no lo hacen, y eso es quizá lo peor que podemos decir de él. Quizá decir que una cámara es "correcta" cuando el resto del dispositivo es "notable" sea suficiente castigo para esta falta de atino con el equipo fotográfico que se mantiene desde la anterior generación.

¿Y el sonido qué tal?

Sony Xperia XA1

Otro de los puntos fuertes de este Xperia XA1, y el punto con el que cerramos el análisis. Disponemos de un único altavoz en la parte inferior, en una posición quizá demasiado fácil de tapar con la mano cuando lo sujetamos durante su uso, pero se trata de un altavoz potente que nos permitirá escuchar a distancia tanto las llamadas como las notificaciones.

En cuanto a la música, llega de fábrica con una configuración estándar que la hace sonar demasiado metálica, demasiado a lata, aunque por suerte Sony cuenta con un ecualizador en los ajustes, además de diferentes modos predeterminados para adaptar el sonido a nuestro gusto. Pop, rock, ajustes manuales. Unos sencillos cambios, y un ligero aumento de los graves, y obtendremos un sonido bastante satisfactorio para tratarse de un terminal de estas características.

Sony sabe de audio y en este Xperia XA1 se nota. Si además tenéis buenos auriculares, la experiencia es brillante.

Cuando hablamos de los auriculares, la cosa cambia. No sólo porque disponga de configuraciones específicas para distintos tipos de auriculares marca de la casa, sino porque incluso con unos auriculares normales obtendremos un sonido de muy buena calidad. A buen volumen, nítido y sin distorsiones aunque llevemos el volumen al extremo. Si además contamos con auriculares de calidad, la reproducción de sonido de este Xperia XA1 es toda una delicia. Muy buenas sensaciones y un cierre por todo lo alto.

Sony Xperia XA1, la opinión de Xataka Móvil

Sony Xperia XA1

En general, Sony ha construido un dispositivo bastante bueno en todos los sentidos al que, sin embargo, no podemos evitar achacar ciertos defectos que parecían fácilmente solucionables pero que, por una razón u otra, están presentes en el terminal. Como la ausencia del lector de huellas dactilares, por ejemplo, dado que contamos con el chip NFC. Un lector que nos habría dado acceso inmediato a los pagos móviles.

También nos encontramos con un smartphone en el que casi todo rinde "de 8" pero que presume de una cámara que no está a la altura del resto de sus componentes pese a su buen rendimiento. Problemas casi todos achacables al software y que muestran que, pese al progreso, Sony no acaba de dar con la tecla para llevar sus cámaras al más alto nivel. Al menos no en lo que a esta gama media se refiere.

El Xperia XA1 es un terminal recomendable en muchos aspectos. Tiene un buen rendimiento, la batería responde incluso por encima de lo que esperamos de ella, y también es elegante y manejable pese a sus "criticables o no" marcos superior e inferior. La oportunidad perdida de montar un panel FullHD siempre estará ahí, y si somos aficionados a la fotografía tal vez echemos de menos un mejor desempeño, pero no puede negarse que ha habido evolución con respecto al Xperia XA.

Y la evolución siempre es algo bueno, aunque aún le falten cosas para llegar a ser redondo.

7.83

Diseño8.5
Pantalla7.5
Rendimiento8.0
Cámaras7.0
Software8.0
Autonomía8.0

A favor

  • Un diseño elegante y robusto
  • Si nos gusta la música, estamos de enhorabuena
  • No nos fallará en rendimiento, aunque le exijamos

En contra

  • La cámara no está a la altura
  • ¿Dónde está el lector de huellas, Sony?
  • Una pantalla FullHD habría encajado de perlas

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos