Ventiladores para el móvil, ¿realmente funcionan? Ponemos a prueba uno de los más vendidos
Análisis

Ventiladores para el móvil, ¿realmente funcionan? Ponemos a prueba uno de los más vendidos

De igual forma que las personas nos debemos proteger del calor, también es conveniente evitar el sobrecalentamiento de los móviles. Más aún si somos usuarios intensivos. Y es que, un móvil que desprenda demasiado calor no solo supone un riesgo para el propio rendimiento de este e incluso la posibilidad de que se estropeen sus componentes, sino que también puede ser perjudicial para nosotros si nos quemamos mientras lo usamos.

Ya sabemos que no es buena idea meter el móvil en una nevera o hacer cualquier otra locura que suponga un choque brusco de temperaturas. Sin embargo, queda en el aire la duda acerca de si un ventilador que se acople al smartphone puede ser de ayuda para reducir su temperatura. ¿Funciona? Hemos probado uno de los más vendidos y en este post te daremos una respuesta.

DollaTek Ventilador de enfriamiento del teléfono Enfriador de semiconductores para teléfonos móviles, Ventilador de enfriamiento para temperaturas Frescas del teléfono - Negro

Qué hemos hecho para comprobar la efectividad de estos aparatos

Ventiladores Movil

Lo primero que debemos decirte, si es que no conoces ya esta particular categoría de gadgets, es que existen varios tipos de ventiladores para móvil. Todos ellos se acoplan con una pinza en la parte trasera del dispositivo, pudiendo ajustarse de una forma muy cómoda.

Pueden tener luces como en nuestro, tener uno, dos e incluso más ventiladores que giren sus aspas para la misión de enfriar el móvil. Aunque si hay algo a destacar es que pueden alimentarse por cable o con su propia fuente de energía, la cual no deja de ser una batería recargable que, por desgracia, no es eterna.

En nuestro caso hemos escogido el modelo CHS01 de la marca DollaTek, el cual incorpora un doble ventilador, un juego de luces que va cambiando de manera aleatoria y que funciona únicamente al alimentarse mediante su cable USB-C. No necesita además mucha energía para funcionar, sirviendo mismamente con el propio móvil (aunque en este caso haría falta un cable de USB-C a USB-C y el que trae es de USB-C a USB-A). Es uno de los mejor valorados en Amazon y a un precio que no supera los 20 euros.

Ventilador Para El Movil

Dicho esto, te contamos que hemos hecho varias pruebas para comprobar su eficacia. Para ello, hemos usado el móvil en diferentes circunstancias. Lo hemos puesto al sol, hemos jugado a juegos de alto rendimiento y hasta hemos editado vídeo. Incluso hemos hecho todo esto mientras cargaba, algo que sin duda ayuda a que la temperatura interna aumente.

No es que estas pruebas sean lo más extremo, pero sí son más que suficientes para que prácticamente cualquier móvil se caliente. Y más en épocas como las actuales, teniendo temperaturas de hasta 40ºC en muchos lugares, como ha sido nuestro caso. En definitiva, son condiciones que hacen que la mayoría de teléfonos se calienten.

Lo hemos probado en un Huawei P30 Pro, un dispositivo que pese a ser un gama alta, es de hace ya tres generaciones y no se caracteriza por tener un gran sistema de refrigeración. Por tanto, un ejemplo perfecto para poner a prueba el ventilador ante las altas temperaturas que alcanza en su interior.

El algodón no engaña: estos son los resultados de las pruebas

Saber qué temperatura tiene el móvil internamente no es algo sencillo a priori, pero hay una app que permite conocer la temperatura de los componentes. Se trata de CPU-Z, la cual ofrece una pestaña enfocada precisamente a estos datos. Ocasionalmente, como ha sido nuestro caso, no aparecen datos ahí, pero sí en el apartado de batería.

Teniendo en cuenta que la batería es uno de los elementos que más sufre las temperaturas altas, creemos que es un indicador más que suficiente para comprobar si este ventilador funciona.

Móvil en la calle y a 40ºC

Caso1

Con un calor casi insoportable, no hizo falta dar demasiada caña al móvil para que CPU-Z nos mostrase ya la batería con una temperatura interna de 39º. De hecho, tan solo hicimos un par de llamadas y ya sentíamos que el móvil quemaba en la mano. Momento de poner a prueba el ventilador.

Ventilador puesto y, conectado al propio móvil, observamos que en cuestión de unos 3-4 minutos ya se había reducido la temperatura al menos 2º. Pasados unos minutos más, la temperatura bajó un máximo de 4º. CPU-Z nos marcaba 35º y de ahí no pudimos bajar.

Aquí echamos en falta que los ventiladores pudiesen ser regulables, algo que podría habernos hecho acelerar más la ventilación para bajar la temperatura.

Sin embargo, y ya puestos a pasar calor, decidimos ir más allá y empezar una nueva partida de Geshin Impact, un juego de alta exigencia a nivel gráfico y que intuíamos que iba a calentar el teléfono. Pues bien, incluso teniendo el ventilador puesto, la temperatura aumentó hasta la temperatura de 39º que teníamos al inicio de la prueba, cuando no teníamos ventilador.

42

Sobre el papel podríamos pensar mal de este ventilador. Sin embargo, optamos por quitarlo y seguir jugando. Gran sorpresa la que nos llevamos al ver como el móvil alcanzó los 42º de temperatura en su batería. Por tanto, esto nos sirvió para demostrar que, aunque el teléfono siguiese caliente, el ventilador regulaba mucho mejor la temperatura. Y más con un ambiente tan cálido y un juego tan exigente.

En casa, sin aire acondicionado y editando vídeo

Caso2

En casa se estaba mucho mejor que en la calle, aunque sin aire acondicionado se notaba también calor. Esta es una circunstancia muy habitual en muchos hogares en la época veraniega, por lo que poner a prueba el ventilador era una obligación. Arrancamos KineMaster y nos pusimos a editar vídeo hasta que el móvil alcanzó los 37.

Conectamos el ventilador y, a diferencia de lo que ocurrió en la calle, la temperatura bajó de forma considerable. De los 37º que teníamos al colocar el ventilador, en solo un par de minutos se había reducido hasta los 35º. Pasado ese tiempo, el móvil llegó a bajar uno o dos grados, aunque se fue manteniendo en esa horquilla de 33-35º. Nada mal y más teniendo en cuenta el efecto inmediato que se produjo.

En casa de nuevo, pero con el cargador puesto

Caso3

Como ya indicábamos anteriormente, cargar el móvil mientras se usa y en lugares de temperaturas cálidas hace que el dispositivo se caliente en cuestión de unos pocos minutos. Dicho y hecho. Apenas unos minutos cargando y estando únicamente haciendo uso de redes sociales, el móvil ya quemaba y CPU-Z marcaba una temperatura de 39º. Una locura que fuese la misma que estando a pleno Sol en la calle.

Pusimos el ventilador y pudimos asistir a la mejor actuación del ventilador, ya que devolvió al teléfono a temperaturas estándar en poco menos de 5 minutos. En concreto, llegó a los 32º y, aunque esporádicamente subía algún grado, no tardaba demasiado en retomar esa medición.

Caso4

Eso sí, decidimos volver a abrir el ya mencionado juego y el invento se fue al traste. Con el móvil cargando y la exigencia gráfica en todo su esplendor, los 41º se alcanzaron en el mismo tiempo en que antes había bajado.

Entonces, ¿merece la pena comprar un ventilador como este?

Ventilador En El Movil

En base a todas las pruebas vistas, tenemos varias conclusiones. Por norma general te diremos que sí compensa, aunque depende del uso que hagas del móvil. También, dependerá de dónde uses el dispositivo.

Un claro ejemplo de cuándo merece la pena este tipo de accesorios es cuando se da mucho uso al móvil en videojuegos y/o aplicaciones de alto rendimiento, lo cual exige de un alto consumo energético. En este caso más que probable que el dispositivo se caliente y no solo suponga una desaceleración en su rendimiento, sino que también puede molestarte en la mano. Si encima nos encontramos con altas temperaturas típicas en verano, la recomendación se hace aún más evidente.

Ahora bien, no en todos los casos compensa. Puede que incluso haciendo un uso intensivo del dispositivo no te sea necesario. Aquí entra de lleno el sistema de refrigeración propio del dispositivo y la gestión energética de su chip principal. Una forma de controlar si tu móvil lleva a cabo correctamente esta gestión energética es con apps como CPU-Z. Si ves que el móvil controla la temperatura incluso en esos usos, no te compensará en absoluto la compra de un ventilador o cualquier otro accesorio que sirva para enfriar el dispositivo.

Por si te lo preguntas, estos ventiladores no son completamente silenciosos, pero muchas veces se hacen casi imperceptibles.
Ventilador

Nos encontramos un tercer caso y es aquel en el que te encuentres con un móvil que se calienta demasiado incluso sin hacer un uso intensivo. En estos casos sí que nos resulta más complicado dar una respuesta clara. Y es que, si bien es cierto que el ventilador te ayudará a regular la temperatura interna y que el dispositivo no queme, también te podría resultar más incómodo tener que llevar ese accesorio enganchado. Más todavía si encima exige de estar conectado por cable como el gadget que hemos analizado en este post.

Ventiladores como estos se ven muy bonitos, cumplen con su función y los hay a muy buen precio. Sin embargo, especialmente en el último caso, pero aplicando a todos los demás, deberás sacrificar comodidad e incluso movilidad si el aparato necesita estar conectado a una fuente de energía. Llevar encima una powerbank puede resultar de utilidad en este último caso, pero será añadir otro artilugio más que seguirá restando puntos en comodidad. Y vale, estos artilugios no hacen milagros, pero funcionan. Vaya si funcionan.

DollaTek Ventilador de enfriamiento del teléfono Enfriador de semiconductores para teléfonos móviles, Ventilador de enfriamiento para temperaturas Frescas del teléfono - Negro

Temas
Inicio