Publicidad

Zhiyun Smooth X análisis: un gimbal supereconómico que cabe en el bolsillo
Análisis

Zhiyun Smooth X análisis: un gimbal supereconómico que cabe en el bolsillo

Zhiyun es uno de los fabricantes que trata de competir en la primera línea de los gimbal, con propuestas de calado en la gama media-alta como el Zhiyun Crane 2. La compañía también tiene una línea de gimbals para móviles, y el Smooth X es el miembro más joven de la familia. Se trata de un estabilizador bastante peculiar ya que destaca principalmente por su tamaño y por poder funcionar como un palo de selfies.

Más allá de estas peculiaridades, hemos querido analizar a fondo el Zhiyun Smooth X, para conocer sus capacidades a la hora de estabilizar vídeo a pesar de ser una alternativa muy económica (por debajo de los 100 euros) algo poco habitual en un gimbal.

Ficha técnica del Zhiyun Smooth X

ZHIYUN SMOOTH X

DIMENSIONES Y PESO

65 x 56 x 145 milímetros
261 gramos

ÁNGULO PANORÁMICO

300 grados

PESO SOPORTADO MÍNIMO

165 gramos

PESO SOPORTADO MÁXIMO

235 gramos

AUTONOMÍA

Hasta 4 horas
Tiempo de carga 2h

SOFTWARE

Aplicación ZY Cami

ÁNGULO DE INCLINACIÓN

No se puede inclinar

Temperatura operacional

Máxima: 45 °C
Mínima: -10 °C

Precio

69,99 euros

ZHIYUN Smooth-X [Offiziell] Faltbarer Smartphone Gimbal Stabilisator Selfie Stick Vlog Youtuber (Wei?)

ZHIYUN Smooth-X [Offiziell] Faltbarer Smartphone Gimbal Stabilisator Selfie Stick Vlog Youtuber (Wei?)

Diseño: un gimbal "de bolsillo"

Img 7722 El Zhinyun Smooth X tiene el tamaño de la palma de una mano, por lo que cabe en el bolsillo si el pantalón es algo ancho.

La principal baza del Zhiyun Smooth X viene de la mano de su diseño: es pequeño, ligero y fácil de transportar. Este estabilizador pesa tan solo 261 gramos. Para poner en contexto, es prácticamente la mitad de lo que pesan los gimbal de gama más alta en el territorio de los smartphones. Cuando está plegado es más pequeño que la palma de una mano (mide 14 centímetros), algo que le hace, literalmente, caber en un bolsillo si el pantalón es ancho.

Img 7712 A pesar de ser tan pequeño, se extiende como un "palo se selfie", algo que nos dará mucho más ángulo a la hora de grabar.

No obstante, a pesar de ser tan pequeño, puede extenderse 26 centímetros más, gracias a su mecanismo al estilo "palo de selfie". Esto no es algo habitual en un estabilizador y permite todo un mundo de posibilidades a nivel de grabación, como veremos más adelante.

Img 7717 La botonera es simple: botón de cambio de orientación, grabación y el control de giro del gimbal.

A pesar de estar acabado en plástico sienta muy bien en la mano, la construcción se siente de calidad y cuenta con bastantes detalles, como por ejemplo los botones rematados en un color algo más oscuro, un acabado gomoso en el soporte para el teléfono y un pequeño agujero inferior que permite poner el gimbal encima de un trípode.

Img 7720

En resumidas cuentas, un muy buen diseño, bien rematado y con la posibilidad de extenderse para aumentar el ángulo de visión. Una propuesta literalmente de bolsillo a la que tenemos que poner a prueba, para comprobar si su ligereza va ligada a un buen desempeño.

Conexión con el teléfono y aplicación

Aplicacion Zhinyun Zhiyun tiene su propia aplicación para grabar, pero si queremos sacarle el máximo partido a la grabación suele ser recomendable apostar por la propia aplicación del fabricante.

El Zhinyun Smooth X es un gimbal para teléfonos, con dos requisitos a tener en cuenta. El primero es que el peso mínimo del smartphone debe ser de 165 gramos para que todo funcione correctamente. Del mismo modo, el peso máximo soportado es de 235 gramos, por lo que si tenemos un móvil muy grande y pesado deberemos plantearnos usarlo sin funda para no sobrepasar el peso máximo del gimbal. Salvo estos casos específicos de móviles gigantescos, la inmensa mayoría de terminales se pueden usar sin menor problema.

La aplicación solo es necesaria para activar el gimbal por primera vez. Posteriormente el gimbal ya funcionará con cualquier teléfono compatible y podremos usar nuestra app de cámara

Para configurar por primera vez el gimbal tenemos que descargar la aplicación de Zhiyun. Con ella tenemos una interfaz para grabar vídeo con varios modos, aunque con el principal inconveniente de ser una app de cámara de terceros, por lo que no todos los móviles podrán exprimir sus funciones de software con ella.

  • Vídeo
  • Timelapse
  • Foto
  • Panorámica
  • Smart (modo con filtros)
  • Hyperlapse

Más allá de esto, la aplicación es un aglutinador de vídeos con ciertos tutoriales y funciones que podemos realizar con el gimbal. Por ello, nuestra recomendación es usar la app para emparejar el dispositivo al gimbal y que se estabilice, para posteriormente usar la propia app de cámara de tu teléfono, para que el HDR, los sensores y todas las funciones dedicadas que tenga puedan ser funcionales.

Autonomía

Img 7718

El Zhiyun Smooth X dura unas cuatro horas de uso continuo y se carga en unas dos horas. Es de agradecer que se carga mediante un cable USB Tipo C, con su propio cargador. Tiene un LED que nos indica en todo momento la carga de forma bastante visual, por lo que no nos llevaremos sustos cuando el gimbal esté sin batería.

Grabación de vídeo

Img 7709

Hablemos por fin de la grabación de vídeo. La función de un gimbal es la de servir como estabilizador físico, algo que permitirá que las tomas se realicen de forma más estable, sin trepidaciones. La diferencia entre usar o no un gimbal dependerá en gran parte de tu teléfono. Si la estabilización del teléfono ya es excelente, no notarás mucha diferencia (aunque siempre será una ayuda). No obstante, si el teléfono no destaca por su estabilización, lo más común fuera de la gama alta, un gimbal es una muy buena opción para mejorar nuestras tomas.

La mejor forma para poner a prueba el gimbal es desactivar (si es posible) la estabilización del teléfono. De esta forma veremos el trabajo real que hace el estabilizador físico para controlar las vibraciones y movimientos

En nuestro caso hemos hecho pruebas con un Google Pixel 3a XL, un dispositivo de gama media con estabilización óptica y electrónica. Para poner a prueba el trabajo de estabilización con el gimbal hemos desactivado la estabilización electrónica, algo que obligará al Zhinyun a demostrar lo que es capaz de hacer con las tomas.

El Zhinyun Smooth X deja ver pronto sus puntos fuertes y debilidades. Es un gimbal muy económico y esto influirá en el resultado final. El trabajo de estabilización es justo, se nota que trabaja, pero no logra ofrecernos tomas fluidas a la mínima que le exigimos. En este escenario hemos caminado sobre una cuesta abajo, lo cual obliga a intensificar la pisada. El estabilizador logra disminuir buena parte de la trepidación de los pasos, pero se nota y mucho la trepidación de la cámara.

Correr es otra de las pruebas de fuego para los gimbal, ya que es bastante complicado estabilizar las pisadas. En esta circunstancia el gimbal logra quitar buena parte de la trepidación, pero los resultados siguen siendo muy mejorables. El principal problema que tiene el gimbal es no cuenta con múltiples ejes para estabilizar la imagen, lo cual limita bastante los resultados.

Otra limitación del gimbal es que no podemos ajustar el plano, es decir, tenemos que grabar tal y como esté puesto el móvil en el soporte, pero al no disponer de un mecanismo electrónico de movimiento, no puede pasar de aquí. Esto limita mucho la grabación de vídeo, por lo que todo queda restringido al mismo plano.

Si nos limitamos a caminar de forma suave en terreno llano, seguimos notando algo de vibración, a pesar de que es relativamente fácil estabilizar en este tipo de situaciones. Este escenario es el que más nos ha sorprendido (para mal), ya que hasta el propio estabilizador electrónico de muchos teléfonos económicos es capaz de eliminar este tipo de vibración.

Respecto al selfie, encontramos de nuevo resultados algo inconsistentes. El ángulo de visión nos ha gustado bastante, ya que al extender el palo de selfie e inclinar el soporte del gimbal tenemos un plano bastante abierto. No obstante, la estabilización, clave en un gimbal, sigue ofreciendo unos resultados mejorables.

Zhiyun Smooth X, la opinión de Xataka Móvil

Img 7724

El Zhiyun Smooth X es la prueba de que a veces reducir el precio al máximo no es la mejor idea. El producto es interesante, llama la atención por su tamaño reducido y ligereza, pero como estabilizador cumple de forma muy justa y las posibilidades de grabación son algo pobres al no disponer de un mecanismo que permita mover el móvil más allá de a izquierda o a derecha.

Por 69,99 euros poco más se le puede pedir a esta propuesta. El Zhiyun Smooth X es la evolución de los palos de selfie, aunque no intenta ser un gimbal de primera línea

La propuesta puede ser de utilidad si queremos algo más que un palo de selfie, ya que por tan solo 69,99 euros está bastante ajustado a lo que ofrece. No obstante, si el propósito de apostar por el estabilizador es tomar los planos más estables, quizás sea mejor optar por alternativas algo más completas, aunque su tamaño no sea tan cómodo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios