Compartir
Publicidad
ZTE Blade A610 Plus, análisis: érase una vez un móvil pegado a una batería
Análisis

ZTE Blade A610 Plus, análisis: érase una vez un móvil pegado a una batería

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Móvil

Sin duda alguna, una de las mayores reclamaciones de los usuarios móviles en la actualidad es la mejora de la autonomía de sus dispositivos. Los fabricantes no parecen estar demasiado preocupados por esa demanda, centrando sus peleas en otros aspectos, como la potencia, las pantallas o las cámaras. Pero por suerte, de vez en cuando algún fabricante se acuerda de esa demanda, como es el caso que hoy nos atañe con el ZTE Blade A610 Plus.

La carta de presentación de este smartphone son sus 5.000 mAh de batería, acompañados por otras características destacables, como las 5,5 pulgadas de pantalla o el procesador de ocho núcleos con 4 GB de memoria RAM, todo ello por un precio comedido. ¿Será suficiente para triunfar? ¿La prometedora batería ofrece el resultado esperado? A esas preguntas, y a unas cuantas más, respondemos a continuación en nuestro análisis.

ZTE Blade A610 Plus, primeras impresiones en vídeo

ZTE Blade A610 Plus, características técnicas

Antes de contar nuestra experiencia personal con el ZTE Blade A610 Plus haremos el habitual repaso por sus características técnicas:

ZTE Blade A610 Plus
Pantalla
IPS de 5,5 pulgadas FullHD
400 píxeles por pulgada
Procesador
MediaTek MT6750T
Núcleos
8 núcleos (4 x 1,5GHz + 4 x 1 GHz)
GPU
Mali-T860MP2
RAM
4 GB
Memoria
32 GB + microSD (hasta 128 GB)
OS
Android 6.0 Marshmallow
Conectividad
4G , WiFi 802.11 b/g/n, Bluetooth 4.0, GPS, Dual SIM, radio FM
Batería
5.000 mAh no extraíble
Cámara trasera
13 megapíxeles con flash LED
Cámara frontal
8 megapíxeles
Otros
Lector de huellas dactilares
Dimensiones y peso
155 x 76,2 x 9,8 milímetros
189 gramos
Precio actual
248 euros

Sobre el papel nos encontramos ante un móvil de gran pantalla con un grosor algo superior a lo habitual, para dar cabida a los 5.000 mAh de batería, que parece que no sufrirá en cuanto al rendimiento y que nos ofrecerá unas fotos aceptables. Pero vamos con lo que de verdad importa, los resultados reales.

Acabados elegantes con un peso algo elevado

ZTE Blade A610 Plus

ZTE tiene teléfonos para todos los gustos y bolsillos y nuestro analizado se queda en la gama media, esa en la que la competencia es feroz y cada detalle cuenta a la hora de ganarse a los compradores. Uno de esos detalles a cuidar es sin ninguna duda el diseño, ya que más allá de las especificaciones el aspecto del teléfono es lo primero que ve el usuario y es la primera razón que puede llevarle a descartar la compra.

En el caso del ZTE A610 Plus vemos un diseño y acabados que han sido cuidados. La carcasa trasera es metálica, mientras que el contorno del terminal también imita al metal, mientras que la delantera es de cristal al completo. En la delantera vemos poco más allá de la pantalla, con acabado 2.5D. En la parte superior nos encontramos el auricular para llamadas, flanqueado por la cámara delantera y los sensores de proximidad y de luz de ambiente, mientras en la parte baja están los botones de navegación, aunque a simple vista solo podemos observar el botón Home.

Botonera

Recorriendo el contorno, que cuenta con bordes biselados y bien rematados, encontramos en el superior el conector para auriculares, estando en el lateral derecho todos los botones físicos, tanto los de volumen como el de encendido. Sobre la posición de los botones se ha escrito mucho y personalmente, prefiero que estén en distintos laterales para tener menos probabilidades de pulsar erróneamente un botón, aunque es cuestión de estar unos cuantos días con el móvil para quedarse con la ubicación. En la parte inferior es donde podemos encontrar el conectar microUSB de carga y los altavoces a su lado.

Girando el móvil para ver su parte trasera nos encontramos con una curva horizontal que el móvil tenga cierta "panza" trasera, que por un lado lo hace más fácil de agarrar con la mano pero por otra aumenta su grosor, como veremos a continuación. En la parte superior encontramos la cámara principal acompañada de un doble flash LED, mientras que bajo éste tenemos el lector de huellas. Un punto sobre los acabados que no nos ha gustado es la parte exterior del lector, que no está totalmente integrado en la carcasa, lo que hace que si la recorremos con el dedo de fuera a dentro del lector notemos el borde que le rodea y casi como un corte en el dedo. Nuestro dedo no correrá riesgo evidentemente, pero la sensación no es agradable.

El ZTE Blade A610 Plus en apariencia es un terminal elegante y bien acabado, aunque pierde algo cuando lo tenemos en mano

Repasada la disposición de conectores y demás, los acabados y los materiales empleados, no podemos dejar de hablar de las dimensiones y peso del ZTE Blade A610 Plus. Sus 155 x 76.2 x 9.8 milímetros le sitúan en la media de terminales de 5,5 pulgadas de pantalla, aunque quizás sea un poco más largo. En cuanto a su grosor podemos decir que ZTE no ha cuidado especialmente este detalle, habiendo terminales con la misma batería (que podría justificar su grosor) más delgados. Pero el punto más perjudicado es el del peso, donde nuestro analizado se sitúa cerca de los 200 gramos. Si esos sacrificios merecen la pena por tener una batería duradera lo veremos más adelante.

ZTE Blade A610 Plus

Lenovo P2

Meizu M5 Note

Motorola Moto G4

Tamaño

155 x 76.2 x 9.8 mm

153 x 76 x 8.3 mm

153.6 x 75.8 x 8.2 mm

153 x 76.6 x 9.8 mm

Peso

189 gramos

177 gramos

175 gramos

155 gramos

Batería

5.000 mAh

5.000 mAh

4.000 mAh

3.000 mAh

En resumidas cuentas, el ZTE Blade A610 Plus tiene una línea en diseño que lo hace un terminal relativamente elegante. El uso del metal para la carcasa trasera le da robustez y limpieza, aunque ese ligero problema con el borde del lector de huellas le penaliza. También se podían haber cuidado mejor su grosor y peso, viendo que otras marcas lo han hecho con baterías del mismo tamaño.

Ajustes manuales para todo en la pantalla

Pantalla

Pasando ya del diseño, que quizás en ciertos aspectos es un punto muy personal a valorar por cada usuario, nos toca ahora analizar a fondo la pantalla del ZTE Blade A610 Plus. Sobre el papel nos estamos enfrentando a un panel IPS de 5,5 pulgadas con pantalla Full HD (1.920 x 1.080 píxeles), con 400 píxeles por pulgada y un ratio de ocupación de la frontal del móvil de un 70,6%. Nada de grandes alardes, pero tampoco con problemas en principio.

Ya con el móvil en mano hemos podido apreciar que la reproducción de colores y el contraste están a la altura, con unos tonos negros bastante profundos. De hecho, un buen punto a favor de este terminal es el uso de la tecnología de Miravision, que nos permite jugar no ya con modos predefinidos para el brillo, el contraste, la saturación, nitidez o temperatura del color, también nos permite configurarlos a nuestro gusto por separado con toda la libertad del mundo.

El brillo máximo que ofrece la pantalla es suficiente para manejarlo en cualquier situación, ya sea en interiores o en exteriores a plena luz del día con el sol incidiendo directamente en la pantalla. Eso sí, confiar en el ajuste de brillo automático es un tanto arriesgado, ya que en muchas ocasiones nos ha costado que se adapte a un cambio de la luz de ambiente. No todo podía salir bien.

También cabe destacar los buenos ángulos de visión del ZTE Blade A610 Plus, que permiten su visualización desde ángulos complicados sin problema. Pero hay otro punto negativo sobre esta pantalla que no podemos pasar por alto: la grasa. La pantalla enseguida con la grasa de los dedos y la verdad es que limpiarla bien, dejarla impoluta, es una tarea tremendamente complicada, parece que la grasa nunca acaba de desaparecer por mucho que lo intentemos.

La pantalla, sin ser de las mejores del mercado, ofrece un rendimiento notable, con los puntos en contra del brillo automático y la grasa

Si tenemos que sacar conclusiones de la pantalla del ZTE Blade A610 Plus podemos otorgarle un notable. Como hemos mencionado anteriormente, la reproducción de las imágenes bastante fiel y los ajustes manuales con los que podemos jugar son mucho más completos en otros terminales. Es una pena que el brillo automático sea errático en muchas ocasiones y su problema con la grasa, ya que de lo contrario la pantalla estaría un escalón más arriba.

Un rendimiento suficiente para el día a día

Trasera

Y si importantes son el diseño y la pantalla de un smartphone, no podemos decir menos de su rendimiento. La apuesta de ZTE pasa por un procesador MediaTek MT6750T de ocho núcleos (4 x 1,5GHz + 4 x 1 GHz), con GPU Mali-T860MP2, acompañado todo ello de 4 GB de RAM. Por tanto, deberíamos estar frente a un terminal de potencia suficiente para cualquier situación, pero antes de poder afirmar que es así hay que ponerle a prueba.

Con Android 6.0 y el parche de seguridad de Android de septiembre instalados y sin novedades en forma de actualización en el horizonte más cercano, lo cierto es que el rendimiento del ZTE Blade A610 Plus nos ha dejado satisfechos con el uso que hemos hecho de él, tanto para trabajo como a la hora de descansar y ponerlo a prueba con juegos y múltiples tareas.

En rendimiento en líneas generales ha sido satisfactorio, aunque también hemos encontrado en él varias lagunas

En ese día a día el móvil se ha desenvuelto sin grandes apuros, hemos podido abrir aplicaciones y juegos, echar unas partidas, cambiar de aplicación... Todo al vuelo, sin retardos. Eso sí, no todo ha sido positivo en cuanto al rendimiento del ZTE Blade A610 Plus. Sí que hemos podido notar algo de lag en juegos exigentes gráficamente como Asphalt 8 y hay ciertos errores inusuales, como notificaciones que tardan en desaparecer (o se quedan fijadas hasta que cambiamos de aplicación) o música de juegos que se escucha de fondo tras haber salido de ellos.

No hemos podido dejar de pasar al ZTE Blade A610 Plus por varios benchmarks y como veis en la tabla los resultados son los esperados. Frente a otro terminal con el mismo procesador y memoria RAM, el Innjoo 3, nuestro analizado obtiene resultados muy similares. Ahora si nos vamos a otros terminales como los Honor 6X o Huawei P9 Lite, con procesador Kirin y menos RAM vemos una diferencia importante, a favor de los rivales del ZTE.

ZTE Blade A610 Plus

InnJoo 3

Honor 6X

Huawei P9 Lite

Procesador

MediaTek MT6750T

MediaTek MT6750T

Kirin 655

Kirin 650

RAM

4GB

4GB

3GB

3GB

AnTuTu

44.627

44.922

55.056

52.934

GeekBench

596 / 2520

594 / 2526

795 / 3.317

894 / 3.976

3DMark (Icestorm Unlimited)

9.684

9.527

7.810

14.187

Benchmarks

¿Puede ser el ZTE Blade A610 Plus un móvil para cualquier tipo de usuario en términos de rendimiento? Podemos decir que se queda cerca de dar un rendimiento notable. Para un usuario que no esté entre los más exigente será más que suficiente, al comportarse con fluidez con aplicaciones de redes sociales, navegador web o los juegos más habituales, pero cuando lo ponemos a prueba se nota que no estamos frente a un móvil de gama alta.

Batería para pasar de largo del día

Si hay algo que promete de la hoja de especificaciones del ZTE Blade A610 Plus es su autonomía. Para lo que más batería devoran este terminal ofrece 5.000 mAh y carga rápida, lo que debería traducirse en jornadas de trabajo intenso sin temer por quedarse tirado a medio día e incluso poder llegar a las dos jornadas completas.

¿Cuál ha sido el resultado en nuestras pruebas? Efectivamente, el ZTE Blade A610 Plus permite un día intenso de trabajo sin tener que recurrir a recargar la batería. De hecho hemos podido alcanzar las 32 horas de uso (noche de por medio incluida), aunque nos quedamos con las ganas de poder alcanzar el día y medio (36 horas) completo. Lo que no nos ha decepcionado es el tiempo de carga, de dos horas apróximadamente.

Pruebas autonomía

Sobre las opciones de ahorro de energía el ZTE tiene un gestor de energía en los ajustes que permite por ejemplo aplicar un ajuste automática de la frecuencia de la CPU o conocer las apps que más batería consumen y aplicar sobre ellas políticas para disminuir su gasto. También cuenta con un modo de ahorro de ahorro de energía, que podemos activar manualmente, cuando la batería descienda del 15% o durante un periodo de horas concreto, aunque la pena es que no se puede elegir sus restricciones, desconectándose sí o sí los datos móviles y el Bluetooth.

La duración de la batería y el tiempo de carga están a la altura, pero las opciones del modo de ahorro de energía son mejorables

El resumen de este punto, el estrella de este terminal, es que nos quedamos satisfechos pero le ha fallado un punto importante. La duración de la batería se queda cerca del día y medio de uso intenso y alcanza sin problemas los dos días completos sin tanta exigencia, y además lo podemos hacer una carga completa en dos horas. Pero en un móvil que apuesta por la autonomía se echa de menos un mayor controlo sobre el ahorro de energía, y el modo que incorpora el ZTE no es personalizable.

Capa personalizada y apps desinstalables

Ya hemos mencionado anteriormente que el ZTE Blade A610 Plus cuenta con Android 6.0 como sistema operativo y el parche de seguridad de Android de septiembre, pero no estamos frente a un Android puro como los que podemos ver en estos fabricantes. El primer signo es muy evidente, ya que no contamos con un menú o hub de aplicaciones, éstas están todas en la pantalla principal, como en iOS y en las capas de personalización de Xiaomi o de muchos Huawei.

Y la capa de personalización no viene sola, ya que en una carpeta de aplicaciones bajo el nombre Herramientas, el móvil esconde una serie de apps preinstaladas. Entre ellas se encuentra AccuWeather, Clean Master o WPS Office y utilidades como el Modo Familia, Espacio Privado, Súper Tecla, el teclado TouchPal o Soporte ZTE.

Zte Software

Algunos de esos añadidos son útiles, aunque su nombre engaña, ya que por el ejemplo el Modo Familia lo que nos ofrece es un escritorio orientado a personas mayores, simplifica, con teclas grandes y acceso directo a contactos y las utilidades más habituales. El Modo Privado también puede ser útil, ya que permite establecer una contraseña o patrón para acceder a ciertas apps o contenido de nuestro móvil.

Las aplicaciones añadidas por ZTE son escasas y útiles y si no las queremos las podemos desinstalar

Igualmente útil es la posibilidad de configurar el lector de huellas para hacer tareas sencillas (capturas de pantalla o activar la linterna) o la app de Soporte ZTE, que además de responder a dudas comunes también permite hacer un diagnostico del hardware del móvil. Ahora, todas las apps añadidas por la marca al Blade A610 Plus se pueden desinstalar sin rodeos, por lo que aquí ZTE ha acertado. Solo esperamos que los usuarios que compren este terminal lo puedan actualizar a Android Nougat en un futuro muy lejano, sobre lo que no sabemos nada de momento.

Cámaras muy mejorables

Camara Delantera

Y antes de sacar las conclusiones definitivas sobre el resultado global del ZTE Blade A610 Plus nos tenemos que detener en un punto clave para muchos usuarios, las cámaras. En la parte trasera nos enfrentamos a los habituales 13 megapíxeles en terminales de esta gama, mientras que en la frontal ZTE ha situado una cámara de ocho megapíxeles, algo que sobre el papel los amantes de los selfies agradecerán.

Las cámaras del ZTE están pensadas tanto para los que lo único que quieren es disparar y olvidarse de todo, y hemos de decir que el disparo se produce bastante rápido en condiciones óptimas de luz, como para los que quieren jugar con distintos parámetros, pudiendo seleccionar distintas escenas preconfiguradas (nocturno, atardecer, fiesta, retrato, paisaje, retrato nocturno, cine, playa, nieve, fotografía continua, fuegos artificiales, acción y luz de velas) o seleccionando manualmente el nivel de exposición, el balance de blancos o la ISO.

Pero vamos a las muestras. El primer lugar el ZTE Blade A610 Plus arroja un resultado no satisfactorio en escenas con buena luz natural. Como podéis apreciar en las siguientes fotografías, sufre en los tonos más claros, casi llegando a sufrir de quemados en los cielos más claros. Incluso si nos fijamos en los contornos de las figuras vemos como la definición es bastante mejorable.

Foto con luz natural Foto con luz natural

Y si con buena luz natural ya vemos como la calidad de las fotos obtenidas con el ZTE Blade A610 Plus es bastante discutible, lo más probable es que en condiciones más complicadas el resultado no sea mejor, y así ha sido. Seguimos viendo una definición mala, con contornos poco definidos, además de tener que aguantar el pulso durante más tiempo para obtener la foto, con el riesgo de que nos salga movida que ello supone.

Foto con luz artificial Foto con luz artificial
Foto Nocturna Foto nocturna

La cámara principal del ZTE Blade A610 Plus también cuenta con modo HDR y aquí podemos hablar de que sí resulta útil, como podéis ver en la siguiente comparación. Una foto con escasa luz natural mejora si utilizamos el HDR, siempre que tengamos pulso para aguantar un segundo el disparo y que nada se mueva en la escena que vamos a tomar.

Pruebas HDR

Por último, la cámara frontal tampoco podemos decir que haya mejorado el resultado de la principal. Siempre nos gusta comparar la misma escena tomada con la cámara principal y la frontal y como veis a continuación, al recurrir a la cámara para selfies vemos como el resultado va a peor, con una mala representación de la luz y peor definición.

Comparativa cámaras

ZTE A610 Plus, la opinión de Xataka Móvil

Opinión

Cuando el ZTE Blade A610 Plus cayó en nuestras manos lo primero que nos llamó la atención o que queríamos poner a prueba era sin duda su autonomía. Su carta de presentación es sin ninguna duda los 5.000 mAh de batería, y quizás sea (a día de hoy) casi imposible dar con un móvil que pueda dar dos días de uso intenso por muchos miliamperios que se le metan. Por eso, las 34 horas de uso continuado nos han dejado satisfechos, junto con la carga en solo dos horas. Ahora, para redondear ese aspecto ZTE tendría que haber ofrecido un modo de ahorro de energía personalizable, no como el que ofrece.

Tras hablar del punto más destacable de este terminal toca pasar por los que pueden pasar más desapercibidos mirando a la hoja técnica, pero que son muy relevantes de cara a declinarse por un móvil u otro. Por ejemplo, del diseño hemos de decir que como destacábamos los acabados son elegantes, aunque el anillo que rodea al lector de huellas podría estar mejor acabado y el peso está algo por encima de lo deseable.

Mientras el diseño nos ha podido dejar cierto saber agridulce, mejores han sido las sensaciones con la pantalla. El resultado ha sido correcto, con un brillo suficiente para cualquier situación, aunque el ajuste automático es mejorable. Lo que realmente nos ha parecido útil son todas las opciones que ofrece el ZTE Blade A610 Plus para establecer distintos ajustes (brillo, nitidez...) manualmente.

¿Y el rendimiento? La verdad es que en el uso diario no hemos podido encontrar grandes pegas, el móvil no nos ha hecho esperar más de la cuenta a la hora de salir de una app o cambiar de una a otra, aunque sí que ha tenido ciertos fallos que deberían ser corregidos por ZTE y en momento de máxima exigencia se notaba cierto lag. Ahora, el software, muy ligado al rendimiento, aunque cuenta con una capa de personalización los añadidos son escasos, útiles y desinstalables sin problemas.

En el ZTE Blade A610 Plus se mezclan apartados de notable, como la autonomía, y otros que no nos han dado tan buen resultado, como las cámaras

El peor apartado de todos podemos decir sin ningún temor que se trata del fotográfico. En esta gama de terminales es habitual que nos encontremos con cámaras que todavía son mejorables, que no se desenvuelven del todo bien en condiciones complicadas, como puede ser dependiendo de luz artificial o en escenas nocturnas, pero en este caso hemos encontrado problemas incluso en condiciones idóneas.

¿Para quién es entonces el ZTE Blade A610 Plus? Hay un perfil muy claro, para aquellos que buscando un smartphone con Android busquen una autonomía que les proporcione más de una jornada completa de uso intenso. No será de los teléfonos más potentes en cuanto a rendimiento, pero excluyendo a los usuarios más exigentes, no nos dejará atrás. Eso sí, no es un smartphone ideal para los que más fotos tiran.

7.2

Diseño7
Pantalla7.5
Rendimiento7
Cámara6
Software7
Autonomía8.5

A favor

  • La batería ofrece día y medio de trabajo intenso
  • La carga rápida
  • Apenas incluye apps adicionales

En contra

  • Las cámaras, muy mejorables
  • Las huellas en la pantalla
  • Su peso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio