Compartir
Publicidad

De por qué Kik hace algo más que pisarle los talones a Snapchat entre los adolescentes

De por qué Kik hace algo más que pisarle los talones a Snapchat entre los adolescentes
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te acabas de abrir una cuenta en Snapchat y te has sentido rejuvenecido por unos momentos? Sentimos decirte que no, que Snapchat ya es el pasado, y que lo que se lleva entre los adolescentes es Kik, aunque el boom es geográfico, eso sí. Una app de mensajería anónima de la que hemos hablado por aquí aunque no precisamente por sus virtudes, pero que sigue sacando pecho en el hacinado panorama de las apps sociales.

Esta app no es precisamente nueva, pero ha experimentado un crecimiento progresivo desde que fuese lanzada en 2012 de la mano de los canadienses Kik Interactive Inc. Su apuesta: poner a disposición un chat con los añadidos justos y el hecho de que al no requerir conexión con Facebook u otra red da libertad a la hora de poner nuestra identidad o nuestra fotografía.

"Usuarios mínimamente activos"

Como decíamos, Kik está siendo una app de moda entre el público adolescente pero con una moda de ámbito geográfico, concretamente en los Estados Unidos. Según los datos de Statista la app alcanzó los 240 millones de usuarios mensuales activos (MAU) el pasado mes de agosto, por lo que a días de hoy esta cifra será mayor.

Crecimiento de los MAU de Kik

Un valor que, teniendo en cuenta el panorama social con mensajería instantánea y redes sociales, queda a eones de las imparables Facebook o WhatsApp, quedando a la mitad aproximadamente de Instagram. Aunque esta cifra es algo que importa bastante poco a sus creadores, o al menos eso dieron a entender en una entrevista de TechCrunch en cuanto sobrepasaron los 200 millones, en la que su CEO y co-creador Ted Livingston decía literalmente que ese dato "no importaba tanto en realidad".

Otras compañías dan mucha importancia a los MAU, pero nosotros creemos que éstos deberían se llamados más bien "usuarios mínimamente activos"

Esta concepción se basa en el hecho de que según él se trate de una métrica bastante fácil de alterar, por ejemplo mediante la emisión de notificaciones push aprovechando alguna ocasión especial, lo cual puede aumentar de manera considerable el número de usuarios activos. Esto ocurre al contarse como activo cada usuario que abre la app, aunque en la práctica no la use (que quede sólo en consulta).

No obstante, pese a la filosofía de su co-creador, la app acabó alcanzando en MAU a Snapchat, la que se plantea como su rival directa atendiendo al público diana más que a sus características, ya que de hecho sus fundamentos son bastante distintos. ¿Qué aporta Kik que no tenga Snapchat y por qué le está usurpando su juvenil terreno?

Simplicidad y conversación

En mayo de 2015, Soroush Ghodsi, fundador y CEO de Silk a sus 13 años, hablaba en Medium del impacto de las distintas apps sociales en el público de su rango de edad y por qué motivos se decantaban por usar una u otra. Esto es lo que comentaba sobre Kik:

Muchos adultos ni siquiera han oído hablar aún de Kik, pero es la plataforma social más usada de lejos. Es la plataforma de mensajería. He visto a muchos reporteros sobre tecnología hablar de que los adolescentes usan Snapchat, WhatsApp y otros servicios de mensajería sobre los que en realidad muchos jóvenes de mi edad ni siquiera han oído hablar. Kik tiene un clima especial. Sentimos como si lo hubiesen hecho para nosotros, y sólo nosotros.

Unas palabras que ejemplifican lo que desde un principio han querido remarcar en Kik, esto es, diferenciarse. ¿Cómo? Centrándose en la mensajería pura, sin añadidos, a diferencia de Snapchat, la cual parte de el compartir contenido multimedia y sus complementos, como la sección de Discover. Una sección que de momento no parece estar resultando como se deseaba en términos de satisfacción de los usuarios y de monetización, y sobre la cual opinó en su momento también Livingstone en referencia a lo distinto de ambas apps.

Tú no abres Snapchat para escribir a un amigo. Y [el lanzamiento de Discover] aún les diferencia más de nosotros, acercándose más a Instagram y YouTube.

El objetivo literal a conseguir: ser el WeChat del oeste. Del éxito de WeChat hablábamos hace poco, el cual en realidad no se ciñe sólo a la mensajería (lo que es parte de su componente de atracción), y que se traduce en un aumento de ingresos a buen ritmo al menos según veíamos el pasado mes de marzo en Bloomberg.

Un público que pide renovación

Y parece a Kik tampoco le esta yendo nada mal y que tímidamente se acerca a esa meta, es decir, a ser la app de chat de cabecera en Estados Unidos. En un estudio realizado por Magid a fecha de enero de 2015 veíamos que el tiempo que el usuario que pasa en cada sesión casi alcanza los 37 minutos de Facebook, de nuevo la campeona, quedando con unos 35 minutos por encima de Facebook messenger (27 minutos), Instagram (27 minutos), Twitter (25 minutos) o Snapchat (21 minutos). Además, Kik dominaba en los sectores de edad de 14 a 17 años y de 18 a 20 años.

Estudio Magid

En el estudio se extraen unas conclusiones que encajan con las afirmaciones de Ghodshi, el joven CEO, dado que según se indica Facebook empezaba a perder popularidad en esos sectores de edad por motivos como el hecho de que los amigos empezasen a usar otras apps (en un 47% de los casos), que se cansasen (un 65%) o que simplemente resultase menos importante (un 76%). Así hablaba Ghodshi de Facebook unos meses después:

Vemos Facebook como una manera de que gente mayor se comunique con otra gente mayor que no ha visto en décadas. Siendo completamente sincero, no existen motivaciones para que se use por gente de mi edad. La única vez que se usó fue durante los fenómenos de FarmVille y Zynga.

Una sencillez no exenta de polémica

Otro aspecto que le diferencia de Snapchat es que en este caso retrasaron algo menos lo de recurrir a las empresas para monetizar su plataforma. Algo que inició en el verano de 2014 y que complementarán según se dijo con compras in-app y otros servicios de pago que se ofrecerán a sus usuarios. La clave: muchos sus usuarios serán a su vez usuarios de un móvil por primera vez con todo lo que ello implica.

[Los adolescentes] No han decidido aún su banco, dónde comprar o a qué jugar, pero todos chatean.

No obstante, esto también tiene sus complicaciones. El hecho de que sea un terreno por explorar para el usuario hace que los más experienciados (y malintencionados) se pongan al acecho. Hace pocos días hablábamos de que Kik se halla frecuentemente entre las apps que los criminales usan para contactar con sus víctimas de manera virtual, por lo que supone algo a tener en cuenta por encima de la diversión. Sin embargo, ya lo matizaban tanto las autoridades como los propios usuarios: los padres rara vez son conscientes de este fenómeno e incluso ignoran su existencia.

los padres rara vez son conscientes de este fenómeno e incluso ignoran su existencia

Kik ha dado con la fórmula para proclamarse la líder de las apps de chat entre los adolescentes aunque no se note a nivel de MAU, y sin descuidar aspectos tan básicos como las fuentes de ingresos. Pero el caso es que no tiene un camino fácil a recorrer, tanto a nivel de competencia como por temas de seguridad y moderación. Veremos si su éxito atraviesa las fronteras estadounidenses en este público tan tentador a nivel empresarial.

En Xataka Móvil | Snapchat y la monetización: por qué debería imitar más a sus rivales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio