Publicidad

Instagram prueba la compra de comida desde las stories y las fotos

Instagram prueba la compra de comida desde las stories y las fotos
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La compra de artículos directamente desde Instagram no es nueva, pero la empresa ha decidido ir más allá activando en Los Ángeles, Estados Unidos, la adquisición de comida directamente desde la aplicación. ¿Que ves un plato apetecible en las fotos o las Historias? Puedes encargarlo con una pulsación.

Con la pandemia del coronavirus manteniéndonos confinados en casa, aplicaciones como Instagram ven cómo los usuarios subimos a las redes una notable cantidad de fotos con comida, desde pan casero a la última receta que hemos puesto en práctica. Con la imposibilidad de asistir a los restaurantes, **estos deben sobrevivir de los encargos******, tanto a domicilio como de recogida en el establecimiento. E Instagram ha decidido unir esta circunstancia a su aplicación: la empresa está probando en Estados Unidos las fotos e Stories de comida que se pueden encargar.

¿Te gusta el plato? Encárgalo desde Instagram

Compra Comida Instagram Story con pedido de comida. Imagen de Techcrunch

Las fotos de comida son una temática habitual en la red por excelencia de contenido fotográfico, tanto en el muro de actualizaciones como en las Stories. Los usuarios, restaurantes y marcas acostumbran a compartir sus mejores presentaciones, esas que hacen salivar con solo verlas en la pantalla del teléfono. ¿A que te gustaría encargar más de un plato y recibirlo en casa? Pues en Los Ángeles es posible.

Tal y como detalla TechCrunch, Instagram se ha asociado con la empresa ChowNow para ofrecer encargos de comida directamente en la aplicación. Aquellos restaurantes asociados a la plataforma de pedidos estadounidense pueden ofrecer sus platos por Instagram para que así sus seguidores los encarguen sin salir de la aplicación. Para ello disponen de botones y stickers que, una vez incrustados en el contenido subido, facilitarán el encargo del plato concreto aprovechando la pasarela de pedidos de ChowNow. El proceso es transparente y muy visual: ves el plato en el móvil, pulsas sobre el sticker, lo encargas y te llega a casa. O lo recoges en el restaurante, todo dependerá del servicio que ofrezca el local.

El sistema de pedidos de comida a través de Instagram no tiene costes para el usuario, sí para el establecimiento: según detalla ChowNow, los restaurantes pagan entre 99 y 149 dólares al mes. Cada pedido se completa con la pasarela de pagos de la plataforma. Y no hay planes para que Instagram extienda este tipo de compras más allá de Estados Unidos, al menos de momento.

Vía, | TechCrunch

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios