Compartir
Publicidad
Estas son las razones por las que Apple podría lanzar móviles con más de cuatro pulgadas
Apple

Estas son las razones por las que Apple podría lanzar móviles con más de cuatro pulgadas

Publicidad
Publicidad

Steve Jobs era una persona peculiar. Todos los que hemos seguido los pasos que ha dado hasta hacer de Apple lo que es hoy en día lo sabemos. Su actitud ante la vida y los negocios le permitió alcanzar grandes logros, pero también tuvo un «lado oscuro» que lo arrastró hacia notables errores. Además del desarrollo tecnológico que impulsó como máximo responsable de la compañía de Cupertino casi hasta el momento de su fallecimiento, Jobs nos ha dejado una enorme retahíla de frases célebres; algunas inspiradoras, otras muy discutibles.

En una de ellas aseguró que la mayor parte de las veces la gente no sabe lo que quiere hasta que alguien [inspirado] se lo enseña. Es evidente que en esta sentencia estaba hablando de la capacidad de Apple de crear tendencias. En ocasiones es cierto que han conseguido definir nuevos mercados, pero no todas las profecías de Jobs se han cumplido. En una de ellas aseguró que él y sus ingenieros estaban convencidos de que el tamaño idóneo para sus iPhones y iPods era 3,5 pulgadas, y criticó los móviles con Android de 4 pulgadas. Pero desde entonces han cambiado muchas cosas en Apple.

El 12 de septiembre de 2012 Tim Cook y el resto de los directivos de la compañía presentaron el iPhone 5. El primer móvil de Apple dotado de una pantalla de 4 pulgadas. Las 3,5 pulgadas que Jobs había asegurado que no rebasarían habían pasado a mejor vida. Pero esta no es la única «transgresión» llevada a cabo por Cook y su equipo. Muchos usuarios de la marca están convencidos de que Siri, el apoyo expreso de Apple a organizaciones caritativas desde su propia página web y algunas decisiones que afectan al diseño de las interfaces de los productos de la compañía, no habrían sido permitidos bajo ningún concepto por Steve Jobs. Y es posible que tengan razón.

Esto es lo que parece guardarse en la manga

Las innumerables filtraciones que se han producido durante los últimos meses nos han anticipado que los de Cupertino podrían lanzar este año no uno, sino dos nuevos iPhone 6. Uno de ellos parece que tendrá una pantalla de 4,7 pulgadas, y el otro podría alcanzar las 5,5 pulgadas, como os hemos contado en Xataka Móvil durante las últimas semanas. Sin duda, son dos cifras que nadie habría barajado para un producto de Apple después de escuchar a Steve Jobs.

iphone6-2.jpg

Buena parte de estas filtraciones proceden de las fábricas que la taiwanesa Foxconn tiene en algunas ciudades chinas, como Taiyuán o Shenzhen, y, además, han sido reforzadas con fotografías de los primeros prototipos, por lo que, aunque no hay garantías de que todo lo que se ha filtrado sea cierto, en principio parece bastante fiable. Pero esto no es todo. Como os contamos hace unos días, varios diarios estadounidenses de indudable prestigio, como The Wall Street Journal o Bloomberg, han adelantado que Apple presentará su nuevo (o nuevos) teléfono móvil el próximo 9 de septiembre. En menos de un mes.

iphone6-3-1.jpg

Que Steve Jobs ya no dirija la compañía no justifica por sí solo que Tim Cook haya decidido ignorar algunas de las convicciones de su antiguo jefe. Tiene que haber mucho más detrás de estas decisiones. Y, sin duda, lo hay. Los usuarios en conjunto sí sabemos lo que queremos. Si algo nos gusta, lo apoyamos, y, si no, prescindimos de ello. El mercado se regula solo, por lo que únicamente hace falta mirar los informes que indican qué productos se venden y cuáles no lo hacen para comprobar qué es lo que realmente preferimos los consumidores. Si lo hacemos podremos intuir por qué Apple está tomando decisiones que hace tres o cuatro años bajo ninguna circunstancia habrían formado parte de la estrategia de la marca.

Un tercio de los móviles tiene 5” o más

Aquí Steve Jobs se equivocó. Un informe elaborado recientemente por la consultora Canalys refleja que un tercio de los smartphones que se distribuyen actualmente en el mundo tiene una pantalla de 5 pulgadas o más. Y tantas personas no pueden estar tan equivocadas como para gastar su dinero en un producto que no les satisface. Obviamente, es tan lícito y tan acertado comprar un móvil «grande» como decantarse por uno de entre 4 y 4,5 pulgadas. Simplemente, es una decisión que tiene que ver con el gusto y las preferencias de uso de cada uno de nosotros, pero no es algo más o menos acertado. El hecho de que la mayor parte de los «buques insignia» de los principales fabricantes tenga 5 pulgadas o más, y de que, además, se vendan bien, indica con claridad que estos móviles tienen interés.

iphone6-4.jpg

Si finalmente Apple presenta el próximo 9 de septiembre un iPhone 6 con pantalla de 5,5 pulgadas, que es algo que ahora mismo parece probable, no dejaría lugar a dudas acerca de algo que, dadas las cifras de Canalys, todos podemos intuir: los de Cupertino no están dispuestos a despreciar ese tercio del mercado de los smartphones. Es evidente que es una cifra lo suficientemente holgada como para no hacerle ascos, y, por supuesto, para olvidarse de lo que en su momento defendió Steve Jobs cuando apostó por las pantallas de 3,5 pulgadas como medida ideal.

Rectificar es de sabios

La otra decisión interesante que, tal y como apuntan las filtraciones, podría haber tomado la firma de la manzana, no es otra que presentar simultáneamente dos versiones diferentes de su próximo teléfono inteligente con pantallas de 4,7 y 5,5 pulgadas. El año pasado hizo algo parecido cuando dio a conocer los iPhone 5s y iPhone 5c, pero, si finalmente se confirman las dos versiones que he mencionado del iPhone 6, Apple estaría apostando claramente por diversificar su oferta aún más, una estrategia que consolidaría la tendencia por la que apostó el año pasado.

iphone6-5.jpg

La mayor parte de sus competidores cuenta con un catálogo de smartphones mucho más amplio que el de la firma de Cupertino, lo que les permite llegar a un espectro de usuarios mucho mayor. Parece poco probable que la firma de la manzana vaya a sorprendernos con un móvil de gama de entrada durante los próximos años, pero no cabe duda de que lanzando dos teléfonos con distinto tamaño de pantalla conseguirían atraer a más usuarios, especialmente a aquellos a los que les gustan los iPhone pero no se conforman con una pantalla de 4 pulgadas. Lo más curioso es que si finalmente Apple lanza los dos móviles de los que estamos hablando, estaría abandonando de una forma muy tajante el formato de tamaño comedido que ha utilizado hasta ahora. El salto de las 3,5 a las 4 pulgadas que dio con el iPhone 5 fue importante, pero dejar su smartphone más pequeño en las 4,7 pulgadas sería una ruptura clara no solo con la estrategia que defendía Steve Jobs, sino incluso con la filosofía que ha respetado hasta ahora.

Por el momento todo esto solo son conjeturas, fundadas, eso sí, pero conjeturas al fin y al cabo. Lo bueno es que probablemente solo tendremos que esperar hasta el 9 de septiembre para salir de dudas y comprobar si finalmente Apple se «sube al carro» de los móviles grandes, como parece que hará. Rectificar es de sabios, al margen de lo que creyese Steve Jobs en su momento.

En Xataka Móvil | Según varios medios estadounidenses Apple presentará el iPhone 6 el 9 de septiembre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio