La despedida final de BlackBerry: vende sus patentes originales por 532 millones de euros

La despedida final de BlackBerry: vende sus patentes originales por 532 millones de euros
1 comentario

El que en otra época fuese uno de los grandes gigantes de la telefonía móvil ha ido disolviéndose como un azucarillo en los últimos años. Hablamos de BlackBerry, la marca que en su día mostró el camino a seguir en el mundo de los smartphones gracias a servicio como su BBM, quizá uno de los precursores no confesos de los actuales WhatsApp y compañía.

Pero con la irrupción de iOS y Android, BlackBerry fue perdiendo peso de forma progresiva hasta acabar completamente arrinconada. Primero, la firma dejó de fabricar sus propios teléfonos. Después, se pasó al mundo Android en manos ya de licencias de terceros como TCL. Lo último, cerrar el soporte para BlackBerry OS, su sistema operativo propietario. Lo que a BlackBerry le quedaban eran sus patentes, y también las va a vender.

Una muerte anunciada a cambio de 600 millones de dólares

Backbery

La noticia aterriza en el mercado tecnológico de mano de Reuters. En su artículo, el medio confirma que BlackBerry se va a deshacer de su paquete de patentes originales en telefonía, mensajería y telecomunicaciones, y que lo hará a cambio de 600 millones de dólares. Unos 532 millones de euros al cambio actual. Una buena cantidad si tenemos en cuenta que BlackBerry está ya prácticamente desaparecida de muchos ámbitos en los que en su día fue toda una súperpotencia.

Según parece, se creará una empresa independiente para adquirir el paquete de acciones a través de la compañía Catapult IP Innovations, y se gestionarán desde allí a partir de entonces. Como era de esperar, el mercado bursátil ha reaccionado mal ante la noticia y las acciones de BlackBerry han caído. BlackBerry certifica así una muerte que lleva mucho tiempo anunciada y que ha sido retransmitida a cámara lenta.

Las patentes de BlackBerry constituían una de las últimas cartas en la manga de la firma canadiense. La compañía perderá así el control sobre diseños e innovaciones granjeados a lo largo de décadas de existencia y, al caer las acciones en el saco de una compañía especializada en copyright, es probable que el resto del mercado sufra este movimiento al ver aumentado el número de pleitos.

Vía | Reuters

Temas
Inicio