Compartir
Publicidad

El daño colateral al quitar el jack de auriculares: la muerte de la radio FM

El daño colateral al quitar el jack de auriculares: la muerte de la radio FM
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque se trate de cambios minúsculos, los teléfonos no dejan de evolucionar y los fabricantes parecen agruparse en torno a una ruta común. Una de las últimas parece ser la búsqueda de un teléfono completamente estanco, y para ello hay que retirar el máximo número de conectores físicos a los teléfonos. Cuantas menos entradas de agua haya que controlar, más resistente serán los terminales.

El jack de auriculares lleva tiempo diciendo adiós de forma más o menos silenciosa. Había habido pruebas antes, aunque la más llamativa fue la ausencia de este puerto en los iPhone de Apple. El iPhone 7 fue el primero y, tras él, todo el audio se ha confiado al Bluetooth y al puerto Lightning con un adaptador, pero incluso éste ha llegado a estar en duda. Otros fabricantes siguen el mismo camino pero la retirada del jack de auriculares tiene un daño colateral no demasiado visible, pero bastante importante: el adiós a la radio FM, porque el conector es la antena.

La polémica radio FM

El no-jack de auriculares del iPhone 7

No son pocos los usuarios que observan con atención un apartado concreto de las características de un teléfono antes de animarse a comprarlo, bien sea como nuevo teléfono o como sustitución de uno al que le llega la edad de la jubilación. La radio FM es importante, tanto es así que la FCC está ya forzando a los fabricantes a mantenerla activa siempre que puedan hacerlo. Los Samsung de Estados Unidos y Canadá deben llevarla activa, y la propia FCC presionó a Apple para que también la activase, aunque en su caso la excusa resultó no serlo tanto.

Lo normal es que tu teléfono tenga un chip de radio FM, y lo normal también es que el fabricante no te deje usarlo

Radio FM sí, radio FM no. Un tema polémico, sobre todo por el hecho de que prácticamente la totalidad del parque de smartphones del mundo cuenta con una radio FM integrada en sus circuitos, aunque muchos de ellos no la activan. La razón es bastante sencilla: no quieren hacerlo. El mercado trata de empujar al usuario hacia el consumo de contenidos vía streaming, en este caso de música y otros formatos que también pueden ser oídos a través de la radio FM. Pero ésta es gratuita y no consume datos, y la sensación es la de que esto no se puede consentir.

Algunos fabricantes la mantienen, de hecho, y esto parece haberse convertido incluso en un símbolo. Independientemente de qué modelos se miren, más o menos se sabe qué fabricantes apoyan la radio FM y qué fabricantes no. El chip está ahí, incrustado en el cerebro de sus teléfonos, pero activarlo o no es una decisión del constructor, y usarla, de sus clientes. Pero si no hay jack de auriculares, no hay radio FM que valga, la haya activado el fabricante o no.

La excusa dada por Apple a la FCC era que ninguno de sus teléfonos contaba con radio FM, aunque de hecho sí contaban con ella pero no la tenían activada. El motivo real era que estos teléfonos, del iPhone 7 en adelante, no tenían jack de auriculares y el sonido se redirigía a la conexión Bluetooth o al puerto de carga Lightning a través de un adaptador. Pero sin jack no hay radio, y la razón es bien sencilla: el conector de auriculares es la antena de la radio. Y sin antena, no hay escucha posible.

La elección del usuario y las emergencias

Huracán

Contaba la FCC que la radio es un medio vital en circunstancias de emergencia. Catástrofes de todo tipo activan mecanismo de comunicación basados en la radio, y tener un teléfono sin radio FM hace que sus usuarios estén desconectados. Cuando el teléfono se usa para casi todo en el día a día, pocos piensan en que contar con una radio en casa sea algo necesario. Y llegado el momento de la emergencia, el teléfono les deja desasistidos en este aspecto.

Tal vez nos encontremos con el caso de que tenemos un teléfono con jack de auriculares pero que el teléfono lo haya anulado. En tal caso, y si estamos en Android, podríamos acudir a una ROM que activase este chip. Pero en todo caso se trataría de un proceso engorroso, no al alcance de todos los usuarios, y que seguiría sin solucionar uno de los problemas principales: fabricantes que eligen por los usuarios en lugar de dejar decidir a éstos.

Sin jack, no hay radio FM. Es así de sencillo.

Así que contar con un teléfono sin jack de auriculares puede suponer ventajas o desventajas en función de los usuarios. Podemos hablar de que la radio por streaming facilita el acceso a mayor cantidad de contenidos, y más variados, o de que hace que el teléfono consuma datos y también más batería de la normal. Pero hay un daño colateral difícilmente salvable: sin jack de auriculares, la muerte de la radio FM es un hecho. Y no parece que, por ahora, los fabricantes estén muy interesados en corregir este hecho.

Cada usuario es libre de elegir qué teléfono ha de comprar en cada momento, pero conviene ser consciente de que un teléfono sin jack de auriculares, al menos por ahora, conlleva que no podemos acceder a la radio FM. Tal vez no la necesitemos nunca o tal vez sí. Mientras tanto, mantedremos la esperanza de que algún fabricante decida colocar una antena, aunque sea incrustada en el cuerpo del teléfono, para recibir ondas de radio. Aunque, como decíamos, no parece que esto vaya a ocurrir. La huída hacia el streaming tiene estas cosas, y hay poco que los usuarios puedan hacer para evitarlo.

En Xataka Móvil | La FCC pide a Apple que active la radio FM de los iPhone durante la temporada de huracanes

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos