Compartir
Publicidad
El minijack, en peligro de extinción en la gama alta: las marcas que apuestan por quitarlo ya son mayoría
Varios

El minijack, en peligro de extinción en la gama alta: las marcas que apuestan por quitarlo ya son mayoría

Publicidad
Publicidad

El mercado móvil evoluciona, y con los cambios que surgen generación tras generación aparecen nuevos componentes y desaparecen otros. Así es cómo se pasó de los primeros móviles originales a los smartphones que disfrutamos hoy en día, y así es cómo llegaremos a los dispositivos que usaremos dentro de unos años. Por el camino hay nacimientos y defunciones, y estas últimas no gustan a todos.

No hubo quejas cuando las antenas se escondieron dentro del cuerpo, pero sí hubo detractores de que los teclados táctiles acabasen arrinconando a los teclados físicos hasta hacerlos casi desaparecer. Con el jack de auriculares ocurre algo muy parecido, por la sencilla razón de que prescindir del jack obliga a usar un conector que no gusta demasiado, o a comprarse un auricular Bluetooth, lo que se aprecia aún como un perjuicio para el usuario.

El jack desaparecerá, es algo que todos tenemos más o menos asumido, pero esta desaparición se está acentuando en los últimos meses. Lo que en principio fue una apuesta, tildada de alocada, por parte de algún líder de catálogo hoy se secunda por una parte cada vez mayor de la industria. Comprar una gama alta con jack de auriculares empieza a ser cada vez más complicado, el bando sin jack va ganando.

Solteros contra casados

Moto Z El Moto Z eliminó el jack de 3,5 mm e incluyó un adaptador para el puerto USB-C

Como si de un encuentro de fútbol entre amigos o benéfico se tratase, situar a los fabricantes en uno de los bandos que se enfrentan por el jack es relativamente sencillo. Salvo el caso de los últimos lanzamientos de Huawei, que han apostado a medias tanto por mantener el jack como por quitarlo: el P20 no tiene, el P20 Pro tampoco pero el Mate 10 sí lo conservaba. El resto de marcas parece posicionarse de una forma bastante clara en cuanto a sus líderes de catálogo.

Desde aquel Moto Z que pareció empezarlo todo, no pocos fabricantes se han sumado a esta apuesta por reemplazar el jack. En el caso de Apple con su iPhone 7, para colocar un motor táptico de mayor tamaño llevándose el audio al Bluetooth y a su puerto lightning. En el caso de los fabricantes Android, con distintos motivos, aunque no todos parecen aprovechar las posibilidades del audio digital que puede extraerse a través del puerto USB C.

El Moto Z no fue el primero, pero sí fue el iniciador de la reciente tendencia de retirar el jack de auriculares de los teléfonos móviles

Los criterios de selección que hemos seguido para mostraros la siguiente lista son los siguientes. Teléfonos de gama alta presentados recientemente, o bien teléfonos que ya fueron presentados hace meses pero cuya renovación todavía está lejos. Básicamente, lo que podría considerarse "lo último" de cada uno de ellos.

Por culpa de este criterio hemos dejado fuera, por ejemplo, al Xiaomi Mi 6 cuyo reemplazo está ya muy cerca, o al Essential Phone al que le ocurre prácticamente lo mismo. Lo dicho, gamas altas de última generación. Y de los 22 teléfonos que han llegado a nuestra lista, sólo 8 mantienen el jack de auriculares en sus configuraciones. El resto ha optado por migrar. 14 contra 8 a favor de quitar el jack, una importante goleada en este "solteros contra casados" cuya distancia seguirá aumentando.

14 contra 8, y subiendo

Gamas altas con y sin jack de 3,5mm

Flagships sin jack

Flagships con jack

iPhone 8

Samsung Galaxy Note 8

iPhone 8 Plus

Samsung Galaxy S9

iPhone X

Samsung Galaxy S9+

Huawei P20

Huawei Mate 10

Huawei Mate 10 Pro

OnePlus 5T

Huawei P20 Pro

LG V30 ThinQ

Huawei Mate RS

ASUS Zenfone 5

Sony Xperia XZ2

ASUS Zenfone 5z

Sony Xperia XZ2 Compact

Xiaomi Mi Mix 2s

Nokia 8 Sirocco

HTC U11+

Google Pixel 2

Google Pixel 2 XL

Como podemos ver, la apuesta por retirar el jack se compone ya de una mayoría, aunque los defensores de éste se mantienen firmes en su empeño. Samsung no dudó en defender la presencia del jack y sus tres últimos líderes de catálogo, desde ambos S9 al Note 8 de la segunda mitad de 2017, cuentan con el ya clásico conector para auriculares.

Lo mismo ocurre con ASUS, que con sus últimos Zenfone 5 y 5z mantuvo el minijack, o como OnePlus con el 5T, aunque el OnePlus 6 está a la vuelta de la esquina y no sabemos a ciencia cierta qué ocurrirá con el nuevo modelo. Podemos anticipar nuevas incorporaciones al bando contrario, como un Xiaomi Mi 7 que no se ha presentado pero que debe seguir el camino del Mi 6 del pasado año, o como el Essential Phone 2 o el HTC U12, viendo sus precedentes.

En esta lista faltan teléfonos que se renovarán pronto, y que deben apostar de nuevo por quitar el jack para con la pasada generación

Lo que parece claro es que la resistencia a la retirada del jack de auriculares cuenta aún con miembros, y miembros muy destacados. Pero el resto del mercado está dejándose llevar por la tendencia, aprovechando la excusa del puerto USB C y la conexión Bluetooth, y está borrando el minijack de sus teléfonos de gama alta. Y como suele ocurrir en estos casos, los flagships son los primeros en marcar tendencia dentro de cada catálogo. Pronto seguirán las gamas medias y las líneas económicas completarán el círculo.

Tal vez no guste a todos, o incluso a la mayoría, pero el jack de auriculares en los teléfonos móviles tiene los días contados. Igual que fueron desapareciendo los teléfonos con diagonales pequeñas, las baterías extraíbles o los modelos plásticos, los teléfonos con minijack están diciendo adiós. Más vale que nos vayamos acostumbrando, esta tendencia es imparable.

En Xataka Móvil | Año 2025: ¿qué fue del conector minijack para auriculares?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos