Compartir
Publicidad

Descargas de objetos físicos, la nueva frontera de la Red y la nueva pesadilla para las gestoras de copyright

Descargas de objetos físicos, la nueva frontera de la Red y la nueva pesadilla para las gestoras de copyright
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Internet ha revolucionado en menos de una década la forma en la que consumimos contenidos audiovisuales. Su capacidad para transmitir música y películas ha cambiado nuestra forma de entender el ocio y está modificando los modelos de negocio de la industria de la distribución.

A pesar de que pueda parecernos que ya hemos sido capaces de digitalizar y transmitir todos los contenidos posibles por la Red, aún nos quedan más pasos que dar, como por ejemplo el de la digitalización, almacenamiento y descarga de objetos del mundo real que puedan ser reproducidos en nuestros hogares y empresas.

robot

No, no me he vuelto loco, ni estoy hablando de alguna técnica de teletransportación, aunque conceptualmente podría ser muy similar. Me estoy refiriendo al escaneado digital de objetos físicos que pueden ser reproducidos, capa a capa, en impresoras 3D.

Una vez digitalizados los objetos, como el resto de datos que manejamos hoy en día, pueden ser almacenados, compartidos y transmitidos por Internet a millones de personas que en sus hogares deberían ser capaces de obtener copias del original.

De momento los equipos necesarios para llevar a cabo estas tareas son escasos, caros, lentos y su manejo tiene ciertas dificultades, pero también lo eran las primeras aplicaciones para comprimir audio a Mp3, para extraer los contenidos de un DVD o incluso para quemar los discos ópticos.

Descargas de objetos físicos, la nueva apuesta de The Pirate Bay

Seguramente lo que os he contado no os resultará nuevo a muchos de vosotros. Entonces, ¿a qué viene hablar de este tema en Xataka On? Muy sencillo, viene a que uno de los sitios de descargas más populares del mundo, The Pirate Bay, anunció ayer que han abierto una categoría nueva de descargas llamada ‘Physibles‘.

¿Adivináis qué contiene? Pues sí, habéis acertado, en dicha categoría se almacenarán copias digitales de objetos reales que la gente quiera compartir con todo el mundo. ¡Ha comenzado oficialmente la era de las descargas de objetos físicos!

barco

De momento pocas son las personas que disponen de una impresora 3D en casa o en el trabajo, y que yo sepa (corregidme si me equivoco, por favor) no existe un formato estandarizado compatible con todas ellas, pero sin duda iniciativas como la de The Pirate Bay ayudarán a que la tecnología evolucione, mejore y a despertar el interés de los internautas.

En principio hay sólo unos 7 objetos (se inauguró la sección ayer) bastante simples, incluido el barco con el logotipo de The Pirate Bay de la imagen, que ocupan de unos pocos megas a unas decenas, por lo que hacernos con alguno de ellos no debería llevarnos más de un par de minutos.

¿Os imagináis las implicaciones que tendrá esta tecnología de popularizarse? El impacto social de la música en Mp3 no sería nada comparado con la posibilidad de recrear, además de figuras y objetos simples, nuestras propias piezas para reparaciones de dispositivos o para construir pequeñas máquinas sencillas.

Sin duda falta aún tiempo para que la tecnología de escaneado e impresión esté al alcance de todo el mundo, pero la apuesta de The Pirate Bay por este tipo de contenidos ayudará a acelerar el proceso a través del incremento de la demanda. Ahora sólo queda ver cómo se soluciona el tema de la gestión de los derechos de autor. Seguro que las empresas de copyright ya se están echando a temblar.

Y vosotros, ¿qué utilidad y posibilidades le encontráis a esta tecnología?, ¿pensáis que realmente será una revolución o que por el contrario no despertará el interés de los usuarios?

Más información | The pirate Bay, Thingiverse
Sitio para la descarga de objetos | Physibles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos