Compartir
Publicidad
Publicidad

El control parental podría llegar a los servicios de streaming

El control parental podría llegar a los servicios de streaming
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parental Advisory – Explicit Content. Esa es la frase que etiqueta muchas de las portadas de los álbumes de música. La PBI (British Phonographic Industry) tiene la intención de que no solo esté en las portadas de los álbumes, sino que también esté integrada en los servicios de contenidos en streaming, tales como Youtube, Spotify y compañía.

Y es que, si nos paramos a pensarlo, en Internet podemos tener acceso a una gran cantidad de contenido en streaming, pero es difícil conocer si ese contenido es apropiado para las distintas edades. Y aunque es cierto que algunos sistemas, como Youtube, sí que incluyen censura para el material ofrecido a mayores de 18, no existe un sistema unificado para todos los servicios en streaming, que es lo que persigue el PBI.

La idea no es nada mala, es una carencia muy grande de algunos servicios online. No es raro ver algunos trailers de películas o videojuegos que sí incluyen un aviso en el comienzo del vídeo, pero es aún más común encontrarnos con alguna escena que no estábamos buscando en vídeos que parecían totalmente inocuos, o frases fuera de tono en canciones normales.

http.jpg

Por dichas razones, la intención es que cualquier vídeo o canción que se ofrezca en un servicio de streaming y que contenga elementos eróticos, violentos, con habla soez, o que puedan resultar perjudiciales para cualquier chico o chica de 15 años, sea marcado con un sello semejante al de “Parental Advisory” antes de iniciarse.

Ante esta propuesta, las grandes han querido dar ejemplo con su respuesta. Youtube, Spotify, Napster y Vevo (servicio de vídeos musicales de Sony y Universal) ya han mostrado su conformidad, y pronto podríamos ver como al reproducir una canción con contenido explícito en Spotify, nos salta una imagen en el centro que nos advierte de esto.

Según la PBI, lo que quieren conseguir es proveer una herramienta a los padres semejante a la de la etiqueta en CD y DVD físicos, que les permita conocer al primer vistazo si el contenido es apropiado o no para sus hijos, y que esta sea igual en todos los servicios, de tal forma que sea fácilmente reconocible.

Hablando en plata, lo que quieren es que no solo sean las productoras las que controlen sus productos, sino que los medios que las ofrecen también se responsabilicen de ellos, y compartan un método común para clasificar su contenido. Veremos cómo progresa esta iniciativa y si tiene una buena acogida. Desde mi punto de vista, creo que es una herramienta muy útil para algunos, y que no molesta a aquellos a los que les da igual.

Vía | The Guardian
En Genbeta | Los servicios de música online dispondrán de control parental

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos