Compartir
Publicidad
Publicidad

Las direcciones IPv4 disponibles están a punto de acabarse

Las direcciones IPv4 disponibles están a punto de acabarse
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que venimos escuchando que debido a la alta tasa de crecimiento del número de usuarios de Internet, el Protocolo de Internet en su versión 4 (IPv4) está próximo a agotar el número de direcciones disponibles. Pues bien, el pasado 18 de octubre, la NRO (Number Resource Organization), organismo coordinador de los cinco Registradores Regionales de Internet anunció que actualmente quedan menos del 5% de direcciones IPv4 sin asignar (se han asignado más de 200 millones de direcciones desde enero de este mismo año).

Esto nos lleva a la acelerada necesidad de adoptar la nueva versión del Protocolo de Internet, la IPv6, en todos aquellos dispositivos y aplicaciones que requieran conectividad con la Red, ya que IP es el protocolo encargado de definir cómo se comunican los computadores entre sí, controlando el direccionamiento de los paquetes de datos. Frente a las 2^32 (4.294.967.296) posibles direcciones de la versión 4, insuficientes para asignar una dirección por habitante del planeta, y mucho más si hablamos de un Universo Digital con miles de millones de máquinas, sensores y dispositivos de todo tipo que demandan interconectarse entre sí, IPv6 es capaz de tratar con 2^128 (unos 340 sextillones), lo cual debería ser más que suficiente para las necesidades a medio-largo plazo. Además presenta otras ventajas, como la simplificación de la gestión, el cambio y la asignación de las direcciones.

Las grandes empresas que operan con/en Internet llevan tiempo trabajando en la adopción del nuevo estándar, pero los pequeños negocios son reticentes a invertir en la adaptación de sus sistemas, y más aún en tiempos de crisis, lo cual podría causarles problemas de conectividad en el medio plazo. Los usuarios comunes, en general, no tenemos que preocuparnos por estos asuntos (más allá de disponer de un router compatible), ya que son los ISPs, los sistemas operativos y las aplicaciones las encargadas de tratar y gestionar los paquetes de datos, y la compatibilidad con IPv6 está asegurada en la mayoría de ellos. Por ejemplo, Windows 7, Vista, XP, OS X y la mayor parte de las distribuciones modernas de Linux son totalmente compatibles con la nueva versión.

De todas formas no hay que ser alarmistas, ya que cuando se agoten las direcciones IPv4 que aún quedan, no parece probable que se produzca un colapso de Internet, pero sí que algunos usuarios y empresas no podrán disfrutar de servicios y aplicaciones más complejas y que requieran de conexiones extremo a extremo, como por ejemplo algunas de VoIP hasta que no vayan adaptando sus sistemas.

Como curiosidad, podemos señalar que existen páginas web donde se trata de calcular cuándo se agotarán las direcciones de IPv4, algo que podría suceder en menos de un año, si se cumplen las predicciones más pesimistas.

Más información | ARIN, NRO

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos