Compartir
Publicidad

Las primeras redes 4,5G apuntan a este 2016, aunque no podremos aprovecharlas hasta dentro de varios años

Las primeras redes 4,5G apuntan a este 2016, aunque no podremos aprovecharlas hasta dentro de varios años
5 Comentarios
Publicidad

Tras la aprobación oficial en noviembre del año pasado del estándar conocido como 4,5G (LTE-Advanced Pro), algunas empresas y operadoras se aventuraron a anunciar la puesta en marcha de redes comerciales o semi-comerciales este mismo año 2016, dejando así margen suficiente como para la adopción de la tecnología antes de la implantación definitiva de 5G en 2018-2020.

Parece que las cosas siguen marchando por buen camino y esta misma semana M1, una de las operadoras más importantes de Singapur, ha anunciado la prueba exitosa de una de estas redes con tecnología de la china Huawei, aunque todavía en condiciones que podríamos considerar de laboratorio.

Utilizando técnicas como 4x4 Multiple-Input Multiple-Output (MIMO), Two-component Carrier (2CC) Aggregation en el canal de subida, 3CC tri-band Carrier Aggregation en el de bajada y modulación 256 QAM (Quadrature Amplitude Modulation) han logrado alcanzar la tremenda velocidad de 1 Gbps en sentido descendente (red-usuario) y 130 Mbps en sentido ascendente (usuario-red).

Unas cifras sin duda notables, aunque todavía lejos de los máximos previstos para el estándar, que según la propia Huawei podrá llegar a soportar velocidades pico de 6 Gbps, con latencias de unos 10 ms y además siendo capaz de gestionar una densidad de usuarios tremenda, de nada menos que 100.000 conexiones por kilómetro cuadrado.

Todavía lejos del usuario final

¿El problema? Pues que esta tecnología tardará en llegar al usuario final, ya que para empezar, todavía no hay terminales móviles capaces de soportar este tipo de técnicas de agregación de portadoras. Se apunta a este 2016 (probablemente a finales) como año en el que los smartphones más avanzados empezarán a soportar técnicas 4x4 MIMO con 256 QAM para alcanzar estas velocidades.

Pero además, será necesario realizar nuevas inversiones por parte de las operadoras para adaptar sus redes y ajustar las tarifas de datos a las nuevas tasas de transferencia, algo que no veremos en el corto plazo.

Vía | Zdnet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio