Publicidad

Miguel Bosé contra el 5G es sólo la punta del iceberg de un movimiento que sigue cogiendo fuerza (pese a no estar basado en evidencias)
Conectividad

Miguel Bosé contra el 5G es sólo la punta del iceberg de un movimiento que sigue cogiendo fuerza (pese a no estar basado en evidencias)

Publicidad

Publicidad

Los recientes tweets de Miguel Bosé contra el 5G han supuesto la guinda para ese gran pastel anti-5G que lleva horneándose desde hace un tiempo. A pesar de la labor informativa que se lleva haciendo durante los últimos meses para aclarar los mitos y verdades sobre esta tecnología, sigue habiendo una fuerte corriente a la contra del 5G.

Los argumentos han virado desde el escepticismo acerca de si esta tecnología puede llegar a ser peligrosa o no (duda completamente comprensible) a llamativos comentarios acerca de que el 5G ha sido uno de los principales propagadores del COVID-19, que es una tecnología totalmente nociva o que los gobiernos plantean utilizarlo para dominar a la población mundial.

Miguel Bosé tan sólo ha agitado un avispero que ya estaba revuelto

Miguel Bosé ha compartido un tweet que no ha tardado en viralizarse, poniendo sobre la mesa que la investigación que quiere co-liderar España para la vacuna contra el COVID-19 viene de la mano de "una operación de dominio global" de la mano del 5G. Vamos a tratar de aclarar un poco lo que ha pasado aquí.

La teoría de Bosé es que el Gobierno nos va a inyectar una maligna vacuna que se activará mediante 5G y que será clave para una operación de control mundial de la población

Bosé se basa en las palabras de Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno español, que comenta que Gavi jugará un papel fundamental a la hora de desarrollar la futura vacuna contra el COVID. El cantante dice que Gavi es una farmacéutica de Bill y Melinda Gates y que se trata de una asociación de "vacunas fallidas que ha causa varias víctimas en el mundo que India ha denunciado y Kenia ha destapado". Vayamos por partes.

Gavi no es una farmacéutica, es la principal alianza de instituciones para el desarrollo y expansión de vacunas a nivel mundial. Es cierto que Bill Gates es su presidente adjunto, pero aquí no hablamos de propiedad porque es una alianza con varios actores. Tal es la importancia y labor de esta asociación que sus principales partners son la Organización Mundial de la Salud, Unicef y The World Bank. Gavi se ha encargado de financiar vacunas contra todo tipo de enfermedades en países en vías de desarrollo y, según datos de la OMS, ha contribuido a inmunizar a más de 300 millones de niños.

Respecto al tema de India y Kenia, de nuevo es información falsa. De hecho, recientemente se celebró el Global Vaccine Summit 2020 en el que, precisamente, tanto el primer ministro indio como el presidente de Kenia participaron. Para más inri, el presidente de Kenia agradeció a Gavi su papel en el país.

Aclarado el tema "farmacéutico", necesario para comprender que el tuit viral se basa en falsedades, toca profundizar en el movimiento anti-5G al que Bosé lleva tiempo sumado y que, si bien comenzó por razones comprensibles, ha virado a un modelo cada vez menos fundamentado en evidencia.

El movimiento anti-5G: argumentos en contra de esta red

El movimiento anti-5G parte de una premisa completamente comprensible: aclarar si esta tecnología es o no perjudicial para la salud antes de implementarse. La principal duda aquí venía de la mano de la radiación, ya que el 5G necesita un fuerte despliegue a nivel de antenas que, dicho sea de paso, son más densas. No obstante, todo se basa en un principio básico: la exposición a ondas electromagnéticas. La OMS ya aclaró en 2014 que no suponen un riesgo y, si bien las redes 5G necesitan un nuevo despliegue de antenas, requieren niveles de energía menores. Del mismo modo, es necesario aclarar que lo considerado nocivo para el ser humano es la radiación ionizante. Las redes móviles no lo son, uno de los principales motivos por lo que no suponen un riesgo para la salud.

5G

Como cuenta la Comisión Internacional de Protección de Radiación no Ionizante "el nivel máximo de radiofrecuencia al que alguien podría estar expuesto por el 5G (o cualquier otra señal en áreas comunitarias generales) es tan pequeño que no se ha observado ningún aumento de temperatura hasta la fecha".

Además, hay varias regulaciones a nivel internacional que determinan los niveles seguros de exposición a radiofrecuencia. Estas regulaciones se actualizan de forma anual, y cada país puede aplicar criterios más o menos restrictivos. Es decir, el despliegue del 5G se hace bajo una regulación determinada y bajo criterios de seguridad. En otras palabras, la exposición a las ondas del 5G no dista de la que llevamos teniendo durante años con el resto de redes. Entonces, ¿por qué sigue habiendo acusaciones contra el 5G? Un buen resumen lo hizo allá por 2018 nuestro compañero de Xataka, Javier Jiménez.

"Mi intención inicial era desmontar las distintas teorías, pero tras ver un buen puñado de horas de vídeos y charlas me he dado por vencido. No se trata de teorías nuevas, son una amalgama de viejas acusaciones que comprenden el control mental, el envenenamiento, la enfermedad de algún tipo o la destrucción del ser humano."

El argumento sobre la peligrosidad del 5G a nivel de salud ha ido virando en algunos casos hacia modelos especulativos acerca del control de la población, casi siempre ligados a movimientos anti-vacunas y demás temas relacionados.

Tanto es así, que con la reciente crisis del COVID-19 se han producido movimientos de quema de antenas, bajo el argumento de que estas "propagan el virus". Durante la primera semana del mes de abril varias antenas 5G de Reino Unido fueron quemadas. Del mismo modo, desde Reuters comentan que varios trabajadores de las operadoras de Reino Unido han sido amenazados por los activistas anti-5G. A esto no ayuda que las celebridades difundan bulos e información falsa sobre estas teorías, agitando aún más el avispero.

Desde Reino Unido compañías como O2 llaman a parar la desinformación acerca de la conexión entre 5G y COVID-19, en un comunicado en alianza con Vodafone, EE y Three.

De hecho, no hace falta salir de España para encontrar movimiento anti-5G. Una asociación ligada al Ayuntamiento de Barcelona publicó un artículo que pedía frenar esta tecnología semanas antes del Mobile World Congress, borrándolo después ante el aluvión de críticas. La columna venía bajo el nombre 'El 5G no es inocuo' y llamaba a sumarse al movimiento contra esta tecnología.

También tenemos ejemplo en Sanchez Dragó, completamente crítico no solo con el 5G, sino con los propios móviles y "artilugios similares", mensaje no sustentado en evidencia científica, pero difundido en una cuenta con más de 50.000 seguidores.

Ya sean celebridades o asociaciones, los únicos motivos para posicionarse contra el 5G vienen dados o bien por conspiración o bien por unos supuestos problemas relacionados con la salud ya desmentidos

No son pocas asimismo las asociaciones 'Stop 5G' repartidas por el país para manifestar la oposición ante este tipo de red. Sea quien fuere el manifestante, la tónica siempre es la misma: quejas por unos motivos de salud ya aclarados o teorías conspiranoicas. El resumen pues es que el movimiento anti-5G no se basa en evidencia científica, ya que no hay pruebas sólidas de que esta tecnología sea peligrosa para la salud. Respecto a usarlo como una herramienta maligna para el control de la población mundial, se resume mejor con un meme (como casi todo en esta vida).

Meme
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios