Compartir
Publicidad

El NB-IoT da un importante paso, con la primera conexión en roaming entre Vodafone y Deutsche Telekom

El NB-IoT da un importante paso, con la primera conexión en roaming entre Vodafone y Deutsche Telekom
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras las miradas se las lleva el futuro 5G, ese que además de disparar las velocidades máximas de las conexiones ofrecerá el suficiente ancho de banda para conectar vehículos o una latencia tan baja que será prácticamente inapreciable, hay otro sector de las telecomunicaciones que en los últimos años ha avanzado a pasos agigantados y que está en pleno crecimiento que no se lleva tantos focos: el IoT, Internet of Things o Internet de las Cosas.

El IoT va mucho más allá de conectar las cámaras o detectores de humo o presencia que ya nos están vendiendo distintos operadores. Va de poder colocar en un contenedor de transporte un pequeño dispositivo con una batería duradera que pueda permitir su localización en cualquier momento, o de poder saber que nuestra mochila se ha movido sin nosotros haberla tocado mediante la recepción de un email. Y el NB-IoT, la red por la que ha apostado siempre Vodafone, ha dado un importante paso para su desarrollo, completando con éxito la primera conexión en roaming en Europa.

Los operadores no están dejando pasar el tren del IoT, apostando fuerte por el despliegue de redes y lanzando dispositivos incluso para particulares. La apuesta más fuerte en España hasta ahora está siendo la de Vodafone, que en 2017 anunció el despliegue comercial de NB-IoT (Narrow Band IoT) en varias ciudades y ofrece dispositivos a particulares dentro de su gama de productos V by Vodafone, que recientemente fue impulsada con la llegada de V-Home.

Ahora, esa red NB-IoT hasta ahora contaba con un importante inconveniente: no había roaming entre redes de distintos operadores. Ese escollo es el que acaba de superarse con la primera conexión NB-IoT en Europa, entre las redes de Vodafone en España y la de Deutsche Telekom en Austria. Con sendas tarjetas SIM globales, módulos NB-IoT de cada operador han podido completar conexiones en la red del otro sin mayor problema.

La pelea por imponerse en el IoT, de fondo

A pesar de que el sector del IoT se encuentra en plena explosión, dando el salto del lado profesional donde está más en uso al lado particular, sigue habiendo una pelea muy interesante por conectar los más de 3.100 millones de dispositivos que se esperan en 2025. Los operadores están apostando por NB-IoT (Vodafone) o LTE-M (Orange), ambas conexiones con licencia, pero también tienen importantes rivales como Sigfox, que usan bandas sin licencia, que de momento llevan la delantera en cuanto a número de dispositivos conectados.

¿Podrán sobrevivir y convivir todas las redes pensadas para el IoT o solo acabará quedando una?

La GSMA, unión de operadores de todo el mundo, cuenta con un grupo de apoyo al desarrollo de redes IoT con licencia, como es lógico al estar integrada por operadores que poseen esas licencias y quieren sacarles mayor rendimiento, que está ejerciendo su labor de presión para imponer su idea de cómo los dispositivos IoT se han de conectar. Las ventajas son obvias, ya que las redes que usan bandas con licencia no sufren de los problemas de saturación que pueden sufrir las redes que usan bandas libres, pero también es cierto que estas últimas son más globales y fáciles de desplegar, no teniendo los problemas de roaming que ha tenido el NB-IoT. La pelea está servida.

Más información | GSMA

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio